USL

David Villa espera que Queens se sienta orgulloso de su equipo

El delantero español comenzará su etapa como directivo en enero 2020, donde buscará confeccionar el área deportiva de Queensboro, futura franquicia de la USL.

David Villa espera que Queens se sienta orgulloso de su equipo

David Villa anunció que se retirará del fútbol profesional al terminar la temporada con el Vissel, esto para comenzar una nueva etapa en su vida, ahora como dueño de un equipo de fútbol en Estados Unidos. Hace 10 días, el máximo anotador hizo oficial su retiro y confirmó que Queensboro, será el proyecto que comenzará una vez colgados los botines.

El exjugador de NYCFC le otorgó una entrevista telefónica a El Gráfico, donde reveló algunos detalles de su retiro, por qué arrancar un proyecto en Queens, lo que espera de este club y comparó el nivel del fútbol en USA y Japón.

El motivo por el que el ‘Guaje’ decidió crear un equipo en Queens tiene que ver con la pasión con la que se vive el fútbol en el barrio, algo que vivió de cerca durante sus años en la MLS; además de la academia que realizó en esa zona.

“Yo vivía en Manhattan, pero estaba mucho tiempo en Queens, sobre todo por la academia. Hemos visto mucho talento en Queens y, sobre todo, mucho deseo de tener un equipo propio. Yo creo que es el barrio con más aficionados al fútbol de Estado Unidos, quizá del mundo”, comentó Villa.

Parte importante en el nuevo papel que tendrá Villa lo aprendió durante su estancia en el NYCFC, ya que fue el primer jugador que llegó a la franquicia, con esto, pudo vivir de fuera todos los movimientos y tramites que se tenían que realizar para tener a la franquicia lista para el debut en la MLS.

Sobre la MLS y Japón

El exjugador del Barcelona comentó que el nivel es mejor en la MLS, ya que hay jugadores con más calidad, pero al mismo tiempo hay más espacios; algo que no hay en Japón, ya que se juega con más intensidad los 90 minutos.

“Creo que hay más nivel en la MLS, pero que es más difícil jugar aquí en Japón. En la MLS hay más calidad, pero también más espacios y no tanta intensidad los 90 minutos del partido. Es difícil encontrar un espacio, los equipos compiten mucho”, expresó David.