Liga Concacaf

César Ramos será árbitro en gran final entre Motagua y Saprissa

El silbante azteca fue nombrado árbitro central de la gran final de la Liga Concacaf entre Motagua y Saprisa, el próximo martes, 26 de noviembre.

El silbante azteca fue nombrado árbitro central de la gran final de la Liga Concacaf entre Motagua y Saprisa, el próximo martes, 26 de noviembre.
Matthew Ashton Getty Images

El próximo martes, 26 de noviembre, se disputará la final de vuelta de la Liga Concacaf, en la que Motagua recibirá a Saprissa en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, donde el mexicano, César Arturo Ramos fue nombrado como árbitro central del encuentro que definirá al tercer campeón en la historia de este torneo y en el que Saprissa tiene ventaja mínima.

Ramos fue elegido por la Concacaf para pitar el encuentro definitivo y será acompañado por los también mexicanos, Christian Espinosa y Michel Morales, como árbitros asistentes, mientras que Luis Enrique Santanter, que será el cuarto oficial, completará la terna mexicana para el duelo en la capital hondureña, en donde un equipo catracho volverá a enfrentar a un tico por tercera vez en la historia del torneo.

El cuadro costarricense buscará mantener la ventaja conseguida el pasado 7 de noviembre en el encuentro de ida en el que gracias al tanto de Johan Venegas, llegarán arriba en el marcador al Nacional de Tegucigalpa, que estará a su máxima capacidad, a pesar de los hechos violentos en el Clásico Hondureño ante Olimpia, que habían arrastrado diversas sanciones al conjunto de Motagua.

El pasado de Ramos en Honduras

El árbitro mexicano no es bien recordado en territorio catracho, pues él fue el central en el polémico duelo entre Honduras y Costa Rica, correspondiente a la penúltima jornada del hexágonal y en el que el silbante azteca adicionó 6 minutos, mismos en los que precisamente cayó el gol del empate para Costa Rica y que complicó el pase de Honduras.

Luego del encuentro, Honduras no pudo acceder al mundial de Rusia 2018 tras caer en el repechaje, motivo por el que la prensa local criticó fuertemente al árbitro mexicano e incluso un rapero hondureño le dedicó una canción en la que llamaba a Ramos "árbitro basura".