Selecciones

Mundial Femenil 2019

Holanda femenil sin miedo al fantasma varonil en finales

La Selección Holandesa avanzó por primera vez en su historia a una final de la Copa del Mundo Femenil, en la que enfrentará a la Selección de Estados Unidos.

La Selección Holandesa festeja su boleto a la gran final del Mundial.

Luego de vencer a la Selección de Suecia en la ronda de semifinales, la Selección Holandesa obtuvo su calificación a la Gran Final de la Copa del Mundo Femenil por primera vez en su historia, misma en la que se enfrentarán a las actuales campeonas en el duelo definitivo de Francia 2019.

La Naranja Mecánica Femenil se verá las caras con la Selección de los Estados Unidos en la gran final de Francia 2019, en un encuentro que se llevará a cabo el próximo domingo 7 de julio en el Parc Olympique Lyonnais.

La escuadra dirigida por Sarina Wiegman tratará de recomponer el camino de la Selección Holandesa en los mundiales, ya que el representante varonil es la segunda selección con más finales perdidas en la historia de los mundiales, pues se ha quedado cerca de conseguirlo en tres ocasiones.

Las finales holandesas perdidas

La Selección Holandesa obtuvo el mote de la Naranja Mecánica durante los años 70's, cuando deslumbró con su fútbol vistoso de la mano de Johan Cruyff, sin embargo no bastó pues en esta década, la escuadra de los tulipanes perdió un par de finales.

La primera final que perdieron fue en Alemania 1974, cuando la Selección Alemana ganó su segundo título mundial en casa por marcador de 2 a 1, con tantos de Breitner y Müller, que le dieron vuelva al tanto de Neeskens apenas al minuto 2.

Cuatro años más tarde, la selección comandada por Cruyff volvió a llegar a la gran final contra el país anfitrión y nuevamente volvieron a caer, en esta ocasión, Argentina fue el vencedor para llevarse la primera corona mundial de su historia.

Pasaron 32 años, para que la Selección Holandesa regresara a una final de Copa del Mundo y a pesar de contar con una gran camada encabezada por Sneijder y Robben, se quedó a un paso de ganar su primer mundial en Sudáfrica 2010, cuando enfrentaron a España en la gran final, misma que perdieron en tiempo extra.