Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Libertadores

Super Bowl LIII

La relación entre Tom Brady y Bill Belichick es sólida en Patriots

La relación entre Tom Brady y Bill Belichick es sólida en Patriots

TIMOTHY A. CLARY

AFP

El coach y quarterback son los únicos sobrevivientes de aquel Super Bowl que hace 17 años los Patriots le ganaron a los Rams.

Estados Unidos

El 25 de enero de 2018, unos días después de un reporte publicado por ESPN que señalaba “tensión” entre las tres personas más importantes de los New England Patriots, el equipo emitió un comunicado de prensa en nombre del dueño Robert Kraft, el coach Bill Belichick y el quarterback Tom Brady.

“Los tres compartimos un objetivo común. Esperamos el enorme reto de competir en la postemporada y la oportunidad de trabajar juntos en el futuro, como lo hemos hecho en los últimos 18 años… Como nuestras acciones lo demuestran, nos mantenemos unidos”, decía el comunicado.

Una semana después, los Patriots fueron derrotados en el Super Bowl LII por los Philadelphia Eagles y muchos pensaron que -ahora sí- había llegado el principio del fin para la franquicia más dominante de la historia de la NFL.

En algún punto de la campaña 2018, la teoría de la extinción del “Patriot Way” se sostenía más que nunca. Las derrotas consecutivas en diciembre en Miami y en Pittsburgh significaban que los Playoffs tendrían que pasar por Kansas City y no por Foxborough, y las victorias contra Buffalo y Jets para cerrar la campaña no impresionaron a nadie.

En la campaña hay muchos altibajos. No puedes decir ‘somos los mejores o somos los peores’. Es parte de ser mentalmente fuertes, con todos esos altibajos”, dijo Brady, a unos días de su noveno Super Bowl y tercero de manera consecutiva. “Y los equipos que lo manejan mejor son usualmente los equipos que llegan a este punto y estoy feliz de que uno de esos equipos somos nosotros”.

Los Patriots entraron a la postemporada como el segundo en la siembra de la AFC y tras una dominante actuación en casa ante los Chargers, avanzaron al Campeonato de la Conferencia y ahí derrotaron a los Chiefs en tiempo extra para avanzar al Super Bowl LIII.

“Estar de regreso aquí es impresionante. Todos estos años han sido diferentes. Y siempre es extremadamente difícil llegar aquí y es muy probable que nunca más regreses”, agregó Brady. “Creo que hay que estar seguro que todo el mundo aproveche esta oportunidad. Hay muchas cosas que uno no puede controlar, pero estamos aquí para prepararnos lo mejor que podamos para tratar de ganar el partido”.

Hace 17 años, Brady y Belichick debutaron juntos en el Super Bowl XXXVI, cuando New England sorprendió al mundo al vencer 20-17 a los St. Louis Rams, que eran favoritos por 14 puntos en el Superdome, de New Orleans.

Desde entonces, los Patriots han avanzado a nueve Super Bowls y han ganado cinco.

En todos estos años, los únicos sobrevivientes son Belichick y Brady. Centenas de jugadores han formado parte del roster de New England, pero -con tensiones o no- la pareja ha ganado 29 partidos de Playoffs juntos. Chuck Noll y Terry Bradshaw, de los Pittsburgh Steelers, ganaron 14, y Tom Landry y Roger Staubach, de los Dallas Cowboys, 11.

“Creo que [nuestra relación] ha sido muy consistente a lo largo de los años y no creo que haya cambiado mucho”, aseguró Brady. “Nos entendemos muy bien uno con el otro. Ciertamente yo no podría ser el coach del equipo y él no podría jugar como quarterback, así que hacemos nuestro trabajo lo mejor que podemos. Sé que me tiene mucha confianza y yo le tengo toda la confianza del mundo a él. Ha sido una gran relación para mí y él me ha enseñado mucho acerca del liderazgo, cómo ser un líder para este equipo. Él ha sido muy consistente; su objetivo es ganar y también el mío”.

“Todas las relaciones están construidas con base en confianza y respeto. Y me refiero a las relaciones a largo plazo. Es confianza y respeto”, agregó Belichick. “Con la gente que ha estado conmigo durante mucho tiempo existe ese mútuo nivel de confianza y respeto. Y en algunas situaciones, en las que alguien piensa que puede tener mejores oportunidades que las que yo les puedo ofrecer -y eso ha sucedido de vez en cuando- nunca he tratado de impedir que esa gente avance en sus carreras, ya sea jugadores o coaches. Lo entiendo. Yo mismo he estado en esa situación y creo que es lo correcto”.

Si el domingo ganan el sexto trofeo Vince Lombardi, los Patriots empatarán a Pittsburgh como las dos únicas franquicias en la NFL con seis títulos de Super Bowl.

¿La diferencia? A los Steelers les tomó 34 años y New England lo habría logrado en 17.

Es el “Patriot Way”.

Y Belichick y Brady permanecerán juntos hasta que uno de los decida anunciar su retiro.

Su relación ha desafiado al tiempo y hasta hoy es indestructible.