NBA
Philadelphia 76ers PHI

-

Detroit Pistons DET

-

Indiana Pacers IND

-

Washington Wizards WAS

-

Boston Celtics BOS

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Cleveland Cavaliers CLE

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Utah Jazz UTA

-

Chicago Bulls CHI

-

Sacramento Kings SAC

-

Dallas Mavericks DAL

-

Orlando Magic ORL

-

Denver Nuggets DEN

-

Memphis Grizzlies MEM

-

Phoenix Suns PHX

-

Los Angeles Clippers LAC

-

Los Angeles Lakers LAL

-

Miami Heat MIA

-

Golden State Warriors GSW

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

LaLiga Santander
Premier League
Liga Argentina
Liga Griega
EN JUEGO
Panetolikos Panetolikos PAN

2

Apollon Smyrnis Apollon Smyrnis APL

0

EN JUEGO
Panionios Panionios PAN

0

Levadiakos FC Levadiakos FC LEV

0

Liga Portuguesa
Liga Rumana
Universitatea Craiova Universitatea Craiova UCR

-

FC Voluntari FC Voluntari VOL

-

Steaua Steaua STE

-

Viitorul Viitorul VTR

-

FINALIZADO
ACS Sepsi ACS Sepsi SEP

0

FC Botosani FC Botosani BOT

1

Liga Turca
EN JUEGO
Kasimpasa Kasimpasa KAS

0

Kayserispor Kayserispor KAY

1

EN JUEGO
Ankaragücü Ankaragücü ANK

0

Basaksehir Basaksehir BAS

1

LOS ANGELES RAMS

“The Greatest Show On Turf II”, ¿mejor que la era Kurt Warner?

Todd Gurley festeja un touchdown

TheRams.com

El ataque de los Rams supera en prácticamente todos los rubros a la espectacular ofensiva de 1999, que le dio al entonces equipo de St. Louis el título del Super Bowl.

La de 1999 fue una campaña mágica para los Rams.

En la agencia libre, el entonces equipo de Saint Louis firmó a Trent Green, el quarterback que se suponía le iba a cambiar la cara a la ofensiva del coach Dick Vermeil y el coordinador Mike Martz.

Green se rompió los ligamentos de la rodilla izquierda en un juego de pretemporada ante los Chargers (en una tacleada que para muchos fue sucia, cortesía de Rodney Harrison) y así fue como el hasta entonces desconocido Kurt Warner tomó los controles de lo que más tarde fue llamado “The Greatest Show On Turf”, por la velocidad, verticalidad y dinamismo con la que atacaban los Rams.

Esa ofensiva promedió 400.8 yardas por partido: 128.7 por tierra y 272.1 por aire. Los Rams anotaron 526 puntos y ganaron el Super Bowl XXXIV tras vencer 23-16 a Tennessee.

Diecinueve años después, el concepto de “The Greatest Show On Turf” vuelve a nuestras mentes gracias al coach Sean McVay, al quarterback Jared Goff y al corredor Todd Gurley, entre otros.

Después de la impresionante demostración la noche del jueves, cuando destruyeron a la defensiva de Minnesota (en el papel una de las mejores de la NFL), la ofensiva de los Rams promedia 468.5 yardas por juego: 125.3 por tierra y 343.3 por la vía aérea. Han anotado 140 puntos (promedio de 35 por juego) y llegarán a 560 si mantienen ese impresionante ritmo.

Kurt Warner pasó para 4,353 yardas en 1999; completó 65.1% de sus envíos, con 41 touchdowns, 13 intercepciones y rating de 109.3.

Jared Goff va en camino a las 5,624 yardas, con efectividad de 72.4%, 44 pases a las diagonales y 8 intercepciones. Por el momento su índice es de 127.3, el segundo más alto de la liga (Patrick Mahomes, 137.4).

La marca de todos los tiempos para un pasador es de 5,477 yardas en una campaña y le pertenece a Peyton Manning, en 2013, cuando jugaba para los Denver Broncos.

La mejor temporada de Warner con los Rams fue la de 2001, cuando pasó para 4,830 yardas, todavía el récord de la franquicia. Ese año únicamente tuvo 36 pases de touchdown contra 22 intercepciones.

Marshall Faulk sumó 1,381 yardas por tierra, con 7 touchdowns.

Todd Gurley actualmente tiene 338 y se quedaría cerca de lo que hizo Faulk en 1999, con 1,352 yardas, pero está proyectado para terminar con 16 anotaciones por la vía terrestre.

Faulk, además, fue el líder receptor de los Rams en 1999: atrapó 87 balones para 1,048 yardas y sumó otros cinco touchdowns.

El mejor receptor de Goff es Brandin Cooks y su promedio da para finalizar con 104 recepciones, 1,808 yardas y 4 anotaciones.

El récord de yardas para un receptor en una temporada es de 1,964, impuesto por Calvin Johnson (Detroit) en 2012. La marca de los Rams es de Isaac Bruce, en 1995, cuando registró 119 recepciones y 1,781 yardas.

Tras la partida del coordinador ofensivo Matt LaFleur a los Titans, McVay decidió reemplazarlo con Shane Waldron y Aaron Kromer, coordinadores del juego aéreo y terrestre, respectivamente.

La ofensiva de los Rams usó un ala cerrada, un corredor y tres receptores (personal “11”) 75 por ciento del tiempo en 2017 y este año van exactamente por el mismo camino.

Están invictos con récord de 4-0, igual que la versión de 1999, que perdió su primer juego hasta finales de octubre, precisamente ante los Tennessee Titans, a los que más tarde vencieron en el Super Bowl.

Dicen que segundas partes nunca fueron mejores, pero “The Greatest Show On Turf II” parece tener los argumentos para superar en todo sentido al espectáculo de Warner y compañía.

0 Comentarios

Mostrar