Copa Libertadores

El día que Chivas y Bofo Bautista humillaron a Boca Juniors

Pocos futbolistas han despertado tanto odio en un rival como lo hizo Adolfo Bautista de Chivas en la Copa Libertadores de 2005 ante los argentinos.

Pocos futbolistas han despertado tanto odio en un rival como lo hizo Adolfo Bautista de Chivas en la Copa Libertadores de 2005 ante los argentinos.

Estados Unidos

Se jugaban los Cuartos de Final de la Copa Libertadores 2005. Chivas recibía en la Ida a Boca Juniors en el Estadio Jalisco y nadie imaginaba el desenlace del encuentro: el Rebaño salió en una de sus mejores noches en décadas y le pasó por encima al gigante argentino.

Cuatro a cero ganaron los rojiblancos en un duelo que los Xeneizes no olvidarán nunca. Al descanso Chivas se fue ganando con gol de Johnny García y en el complemento llegaría la feria de goles: Omar Bravo, Juan Pablo Alfaro y Adolfo Bautista con un golazo completaron la goleada.

Sin embargo, el partido de vuelta daría más de qué hablar y el principal protagonista en La Bombonera sería el apodado ‘Bofo’, quien tras ser provocado a base de golpes en la cancha y abucheos en gradas, respondió con un polémico gesto.

El creativo mexicano le recordó a un sector de las gradas el marcador de ida con un claro ademán de “cuatro a cero”, lo que provocó la ira de Martín Palermo. Al Bofo se le fueron encima por todas partes, lo acorralaron y segundos más tarde él y el ‘9’ de Boca ya estaban expulsados. Sin embargo, Martín no quedó conforme y propinó un cabezazo por detrás a Bautista.

Producto de la presión, Adolfo no quiso abandonar el terreno de juego y la gente de Chivas pedía que el cuerpo de seguridad lo escoltara hasta vestidores, aunque al final eso no fue garantía alguna. Mientras el mediocampista azteca dejaba la cancha, el estratega de Boca Juniors, el Chino Benítez, despidió al Bofo con un escupitajo en el rostro.

A partir de entonces el ambiente se volvió todavía más hostil, al grado de que el guardameta Jesús Corona fue agredido con objetos lanzados desde la cabecera donde se encontraba. Algunos jugadores locales intentaron negociar con su afición, pero fue inútil y el juez central tuvo que dar por terminado el partido.

Así, Boca Juniors quedó eliminado a manos de Chivas, aunque el Bofo Bautista no se fue limpio aquella noche. El mexicano sentenció a Boca con un golazo en la Ida, pero en la Vuelta jugó su papel y logró el cometido. 13 años han pasado desde aquella serie y, si de algo podemos estar seguros es que Bautista no podría volver nunca más a La Bombonera.

0 Comentarios

Normas Mostrar