Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Ligue 1
LaLiga Santander
Liga Ascenso MX Apertura
Potros UAEM Potros UAEM POT

-

Cafetaleros Cafetaleros CAF

-

Mineros Mineros MIN

-

Leones Leones LEO

-

Venados Venados VEN

-

Tampico Tampico TAM

-

Liga Mexicana - Apertura
Ligue 1

MLB

¿Qué fue de Juan Marichal, el Dandy Dominicano?

¿Qué fue de Juan Marichal, el Dandy Dominicano?

Baseball Hall of Fame

El pitcher con la pierna más alta en la historia de la MLB rompió la barrera para muchos latinoamericanos fuera y dentro del diamante.

Estados Unidos

La historia del baseball en la República Dominicana no se puede contar si no tiene varias hojas en las que se platique de uno de sus jugadores más míticos como lo es Juan Antono Marichal, ese pequeño que comenzó a jugar a los seis años de edad en su natal Laguna Verde hasta alcanzar la gloria de Cooperstown. Marichal comenzó a escribir su legado el día que firmó su primer contrato profesional con los San Francisco Giants en 1957.

Desde sus inicios en el mundo del 'Rey de los Deportes' el "Dandy Dominicano" practicaba ese levantamiento característico de la pierna izquierda que lo tuvo en las Grandes Ligas por más de 15 años, ya que sus primeras dos temporadas las jugó en las ligas menores. Al llegar al máximo circuito, su impacto fue inmediato al haber recibido un solo hit y haber lanzado una base por bolas ante los Philadelphia Phillies en su primer juego.

Más adelante, para el año de 1963, el "Manico" grabaría su nombre en la mente de todos los aificionados del béisbol por un juego en el que enfrentó al también legendario Warren Spahn cuando éste jugaba para los Milwaukee Braves. El encuentro fue un partido de 16 entradas en las cuales se vio la participación de Marichal y Spahn hasta que Willie Mays mandó guardar la última bola lanzada por Spahn. Marichal ganó ese encuentro 1 a 0.

Durante las primeras diez campañas con los Giants, el "Monstruo de Laguna Verde" tuvo seis temporadas en las cuales ganó más de 20 juegos, pero eso y otros números que son para la historia, nunca le permitieron recibir ni un solo voto durante alguna elección para ganar el Cy Young Award que es entregado cada año al pithcer más destacado de cada liga. En los años sesenta fue el lanzador más ganador con 191 victorias.

¿Qué vino para el quisqueyano?

Su legado no quedó en cuanto finalizó su carrera en 1975 después de haber jugados los dos últimos años para Boston Red Sox y Los Angeles Dodgers, ya que en su momento dejó la mayor cantidad de triunfos para un lanzador hispano (243). Ahora esa marca ha sido superada solamente por Dennis Martínez y podría ser que en 2018 su marca también sea rota por Bartolo Colón que hasta el 10 de mayo del mismo año contaba con 241. A su vez, el "Dandy" es reconocido como el primer latino en conseguir un no-hitter y, después de esperar siete años después de su retiro, fue elegido como el primer dominicano en ser inducido al National Baseball Hall of Fame.

Pasados todos estos momentos de gloria, Marichal no se despegó de la bola ni del diamante. Durante finales del siglo XX dirigió el programa de los Oakland Athletics en la República Dominicana de donde salieron jugadores de la talla del MVP de la American League, Miguel Tejada. A su vez, se dedicó a apoyar en narraciones en español de las Grandes Ligas donde pudo hablar de su entonces yerno José Rijo, quien ganara el World Series MVP con los Cincinnati Reds en 1990.

Para los años entre 1996 y 2000, el exlanzador fungió como Ministro del Deporte y Educación Física dentro del gabinete del presidente de ese entonces, Leonel Fernández. Hasta hace unos años, pasados los 70 de edad para él, se dedicó a ser analista para la cadena multiplataforma de ESPN Deportes.

Otro de los más grandes reconocimientos que tiene es que el Estadio Quisqueya utiliza su nombre como honor al legado que entregó en la Gran Carpa y al equipo de sus amores, los Leones del Escogido con los cuales tuvo 36 juegos ganados y nueves perdidos en 55.1 innings lanzados antes de dar el gran salto.

Actualmente dedica su tiempo libre a cuidar sus tres fincas donde él mismo ha dicho que disfruta ir a descansar por las tardes a cualquiera de ellas y también para poder pasar tiempo con los animales que cuenta cada una y poder platicar con los trabajadores.

A sus 80 años tiene una cosa muy en claro: "Si hay pelota y hay una televisión, tú me vas encontrar mirando ese juego porque desde niño lo llevo en la sangre".

0 Comentarios

Normas Mostrar