SEATTLE SOUNDERS - CHIVAS

Clint Dempsey da esperanza a Seattle y deprime a las Chivas

El referente del Sounders anotó el único tanto de un encuentro dominado el conjunto verde. El Rebaño deberá remontar en cas.

Estados Unidos
0
Seattle Sounders - Chivas
Ted S. Warren AP

La marea verde ahogó a las Chivas. Seattle Sounders superó al Rebaño Sagrado 1-0 con solitario tanto de Clint Dempsey en el primer capítulo de la serie de cuartos de final de la Concacaf Champions League. El resultado pudo ser mayor, ya que el Sounders dominó a placer al Rebaño Sagrado durante gran lapso del encuentro. Sin embargo, Cota y las fallas de Dempsey dejaron abierta la eliminatoria para su definición en Guadalajara. 

La primera mitad, intensa, tampoco vio demasiadas ocasiones frente a los arcos. Godínez tuvo la primera al 10', pero su remate de barrida fue detenido por Frei. En la réplica, Dempsey apuntó al rincón bajo de Cota, pero el arquero se prodigó para desviar con las cutículas el disparo. Entre el intercambio de golpes, Pulido aprovechó un tropiezo de la defensa de Seattle y quedó a mano a mano con Frei, pero su intento de picoteo murió en el pecho del arquero. Cuando rebajó la intensidad, el Rebaño se obsesionó con la posesión y Seattle explotó los espacios con Francis y Bwana. A la contra, los rojiblancos se expusieron pero sortearon el resto del primer tiempo.

El segundo tiempo comenzó con las sensaciones que lo definieron, asedio de Seattle y pasmo tapatío. Bruin cabeceó al poste derecho de Cota en la primera ocasión desde el descanso. Después, Dempsey volvió a probar al guardameta, pero el arquero mexicano soportó de nuevo. Cuando Matías Almeyda se dio cuenta de que estaba perdiendo la batalla en el medio campo, ingresó a Rodolfo Pizarro, quien no inició el encuentro debido a una dolencia. Con él sobre el terreno de juego, las Chivas adquirieron mejor color, pero se descobijó los pies.

El Sounders se gustó con las praderas que dejó Almeyda y comenzó el concierto. Las triangulaciones a toda velocidad entre Francis, Lodeiro y Dempsey destrozaron a la defensa rojiblanca. En la primera versión, Dempsey la puso en órbita desde el corazón del área. En la segunda, con desborde por derecha del recién ingresado Wingo, facturó con una elegante definición de primera: con el borde interno derecho a la altura del manchón penal. Ni con el apuro, el Rebaño recuperó color. Desmpey perdonó el 2-0 dos minutos después y el partido terminó para beneplácito del Rebaño y sus miles de aficionados en el CenturyLink Field. Guadalajara espera por la revancha pero Seattle no se amilanará.