LAKERS 99 - KINGS 86

El 2/10 en tiros no impide que Lonzo Ball brille: 5+11+11+5

Los Lakers lograron ante los Kings su segunda victoria seguida después de encajar nueve derrotas consecutivas. Gran partido de Randle: 22+14+6.

0
Lonzo Ball, con el balón ante Da'aron Fox.
Sean M. Haffey AFP

En pleno revuelo desatado por su padre desde Lituania tras las críticas contra Luke Walton y que ha puesto entre la espada y la pared la relación de la ESPN con los entrenadores de la NBA, Lonzo Ball sigue a lo suyo. Desde luego, es lo mejor que puede hacer un rookie que se ha visto sometido a unas dosis de presión inauditas para alguien de su edad gracias a los comentarios de papá LaVar. De momento, las continuas polémicas parecen no afectarle. Tanto para lo bueno como para lo malo. Sus problemas en el tiro continúan (anoche hizo un 2/10 en el lanzamiento), pero en la victoria ante los Kings (99-86) fue determinante en todo lo demás. Logró 11 rebotes, otras 11 asistencias y 5 robos de balón y su equipo logró un +33 en los casi 37 minutos que estuvo en cancha. El mismo registro que logró Julis Randle, el otro verdugo de los de Sacramento con su 22+14+6.

Con Lonzo como director de orquesta, los Lakers consiguieron su segunda victoria consecutiva después de acumular nueve derrotas seguidas. Con un inicio excelso, llegaron a dominar por 18 puntos en el primer cuarto. Pero De'Aron Fox y Bogdan Bogdanovic, los mejores en los Kings, dieron la vuelta a la tortilla. 

El control de rebote (56-43) permitió a los de púrpura y oro correr (35 puntos en contraataque por 8 del rival) para volver a poner tierra de por medio en la segunda parte. 

Lo mejor del partido de Lonzo