Temas del día Más temas

Bilbao se harta con el culebrón

"¿Aita (papá) por qué no sale Kepa? ¿Se ha marchado ya al Madrid?”. La pregunta de un crío ayer en Lezama, uno de los casi mil hinchas del Athletic que acudieron en masa al último entrenamiento de la semana abierto al público, destapó caras de risa y otras de inquietud a partes iguales entre algunos asistentes. “No pasa nada, que se vaya, tenemos grandes recambios”, reflexionaba cerca otro seguidor ya más entrado en años. En Bilbao, el ‘caso Kepa’ harta. Va más de un año a vueltas con la renovación y el sainete final (entrenamientos lejos de las miradas de la gente y un juego al escondite en un aparcamiento público ajeno al de la primera plantilla para esquivar a los medios) pide que caiga ya el telón.

El meta lleva cuatro sesiones entrenándose sin público, regateando posibles reproches. Y en lo que queda de semana seguirá fuera del radar del público. La gente en Bilbao entiende que el chaval, solo faltaba, está en su derecho de decidir su futuro y que el club ha gestionado fatal su renovación. Arrizabalaga no ha abierto la boca, ha aguantado que Ibaigane dé su versión sin rebatir nada. Pero la mayoría lo tiene claro: que se largue y nos deje con los que de verdad quieren estar a este lado, como Williams y Laporte. Que no haga pasar por situaciones comprometidas como estos días al pobre Lekue o Etxeita en la sala de prensa.