Los Bucs pisan el freno con Jameis Winston

Tampa Bay Buccaneers

Los Bucs pisan el freno con Jameis Winston

Los Bucs pisan el freno con Jameis Winston

Wesley Hitt

AFP

El equipo de Tampa Bay ha determinado que el quarterback no va a jugar en las próximas semanas debido a su lesión en el hombro.

Jameis Winston no jugará las próximas dos semanas. Así lo han comunicado los Tampa Bay Buccaneers, que quieren que su quarterback titular se cure perfectamente del hombro antes de volver a los emparrillados.

Winston se lesionó hace tres semanas en el encuentro que su equipo disputó ante los Arizona Cardinals y el pasado domingo, ante los New Orleans Saints, se agravó la dolencia con otro golpe en la misma zona, algo que le llevó a la banda y a no poder completar el partido.

Su suplente, Ryan Fitzpatrick, cogerá los mandos del ataque frente a los New York Jets, su anterior equipo. Curiosamente, el quarterback de los Jets, Josh McCown, fue jugador de los Bucs en su día.

Es más que entendible la prudencia de la franquicia. De hecho, no debería descartarse que estos fuera el principio del final de la temporada de Winston. Tomad esta frase como una mera especulación, pues nadie ha dicho nada al respecto y lo normal es que en un par de semanas el QB esté jugando, pero a mí no me extrañaría en absoluto.

Lo digo porque el caso de Andrew Luck tiene que preocupar, y mucho, en los equipos de la NFL. Luck, de los Indianapolis Colts, se lesionó de manera análoga a la de Winston. Qué duda cabe que de mucha más gravedad, pero desde el principio hubo dudas sobre su forzar, si jugar en partidos con dolores, cosa que hizo, si operarse o curarse con reposo. Al final pasó por el quirófano el pasado mes de enero y apenas si ha podido lanzar sin dolores desde entonces. Al punto de que se va a perder la temporada entera y con unas nubes borrascosas encima de su futuro que no despejará hasta que esté al 100%.

Los Bucs marchan 2-6. Nada hace indicar que vayan a cambiar de dinámica a corto plazo. Fitzpatrick no es garantía salvo de locura y de resultados poco afortunados para su equipo. Los Jets y los Dolphins, sus próximos enemigos en el calendario, no son equipos como para pensar que está todo perdido, pero tampoco peritas en dulce.

¿Ha de volver Jameis Winston a un equipo cuya esperanza de alcanzar los playoffs se vuelve más imposible cada domingo y poner en riesgo otro golpe en el hombro que le meta en la dinámica de Andrew Luck? No las tengo todas conmigo, la verdad.

La campaña de los Bucs es una de las más decepcionantes de toda la NFL en 2017. Eso no va a cambiar por Ryan Fitzpatrick de quarterback titular ni con Jameis Winston volviendo al campo en la Semana 11. Quizás lo más prudente sea plegar velas y afrontar un 2018 que será crucial para el futuro de este proyecto.

0 Comentarios

Normas Mostrar