Competición
  • Copa Sudamericana
  • Liga Ascenso MX Apertura
Copa Sudamericana
Liga Ascenso MX Apertura
Dorados Dorados SIN

-

Cafetaleros Cafetaleros CAF

-

Cody Bellinger despierta y Dodgers aseguran un 6º partido

SERIES MUNDIALES | ASTROS-DODGERS

Cody Bellinger despierta y Dodgers aseguran un 6º partido

Cody Bellinger fue clave en la reacción de Los Angeles Dodgers durante su triunfo ante los Houston Astros.

TOM PENNINGTON

AFP

El rookie de Los Ángeles, desaparecido hasta la fecha, fue pieza clave en la reacción y que fue culminada por el home run de Joc Pederson.

Cuando Cody Bellinger recoja el galardón como mejor novato de la Liga Nacional en 2017, en su discurso de aceptación, seguro que señalará la importancia vital que tuvieron los turnos de bateo en el cuarto encuentro de las Series Mundiales a la hora de llevar a los Dodgers hasta su primer título en 29 años.

O eso o que ya tenemos seis partidos seguro en el Clásico del otoño.

El primera base tuvo dos excelentes turnos de bateo en el último tercio del encuentro y con la temporada de su equipo en animación suspendida, protagonizó una admirable reacción de los angelinos en el triunfo por 6-2 y que tiene como resultado más inmediato que las Series Mundiales 2017 regresarán a Los Ángeles.

Un dominio imprevisto

Después de lo presenciado en el día anterior, con la demolición de Yu Darvish a cargo de los bates de los Astros, la papeleta que tenía por delante Alex Wood en su debut en Series Mundiales no era menor ya que tenía que mantenerse en el montículo durante un período razonable de entradas tras el ‘castigo’ que sufrió su bullpen en la jornada precedente, y con la esperanza de encontrar algún resquicio que les permitiese empatar la eliminatoria.

El zurdo hizo eso y mucho más puesto que fue capaz de mantener a contrapié al poderoso ataque texano durante toda su actuación, una memorable que le permitiría alcanzar la sexta entrada e incluso lograr en el camino un no-hitter hasta ese punto.

Con los Astros incapaces de mantener la racha de catorce entradas seguidas con corredores en base en la inicial, parecía que Carlos Correa iniciaba un prometedor turno de bateo en la segunda, pero Yuli Gurriel, protagonista desafortunado de la jornada por la sanción de cinco partidos por un gesto racista hacia Darvish el día anterior y que cumplirá ya el año que viene, incurría en una doble eliminación que daba al traste a las opciones de los Astros como sucedería durante el resto del encuentro.

Sin embargo, Charlie Morton también fue capaz de proseguir con su dominio mostrado ante los Yankees en el último partido de las Series de Campeonato y mantuvo a raya a los angelinos a lo largo de una excelente y económica apertura que le iba a llevar hasta la séptima entrada, superando también todas las expectativas previas… porque no deja de ser béisbol, ¿verdad?

El inicio de las hostilidades

Con Wood dominando por completo y manteniendo el no-hitter más profundo en la gran final desde Jerry Koosman para los Amazin´ Mets de 1969, un gran swing de George Springer parecía devolver a los Astros a la posición de privilegio y con un home run situaba el 1-0, finiquitando la noche para un Wood cuyo lanzamiento mandado a la grada parecía un castigo demasiado severo.

No obstante, en el maravilloso devenir que tiene este deporte y especialmente el Clásico del otoño, el conteo para los Dodgers empezaba a apretarse en la séptima hasta que Cody Bellinger se quitaba todo el peso de encima tras un doble contra Charlie Morton, y buscaba abrir la lata que no lograban en la entrada anterior al no aprovechar la situación con Austin Barnes en tercera y un out, que fue seguido inmediatamente después por el home run de George Springer.

Con Will Harris como primer exponente del cuestionable bullpen texano, sería Logan Forsythe el que llevaba a Bellinger hasta home para empatar la contienda y refrendar lo que había sido un gran partido en defensa con el esquivo hit de los Dodgers con corredores en posición de anotar, que alcanzaba la muy preocupante marca de 1 de 17 en la gran final hasta ese punto y que suponía un obstáculo inmenso para las opciones angelinas.

Con Brandon Morrow y Tony Watson al mando de las operaciones, los visitantes confiaban en hacer daño contra los relevistas texanos tras el empate, pero no lo lograrían contra un Chris Devenski que parece confirmarse como la mejor opción para A.J. Hinch en el tramo final de los partidos.

El fin para Ken Giles

Porque con el empate en la novena y el duelo dependiendo de los closers, Ken Giles viene de hacer una gran campaña regular, revisitaba sus demonios en el Clásico del otoño tras conceder un single inicial a Corey Seager y una base por bolas a Justin Turner… antes de que Cody Bellinger volviese a hacer de las suyas con su segundo doble de la noche y situar el 2-1 para los Dodgers.

Con Joe Musgrove en el montículo e intentando apagar el fuego con un Culberson que sustituía al tocado Turner y Bellinger en posición de anotar, la presión angelina no cesó gracias al globo de sacrificio de Austin Barnes previamente al golpe definitivo cortesía de Joc Pederson.

El home run de tres carreras del DH supuso el mazazo clave contra el bullpen y especialmente para Giles, que cedía tres sin eliminar a nadie, para situar un 6-1 inabordable para los locales.

El home run de Alex Bregman contra Kenley Jansen tiene su lectura positiva y es que el neerlandés ha estado vulnerable contra este ataque en sus dos últimas comparecencias, lo que hace más atractiva si cabe su participación en lo que resta de final.

Con este triunfo por 6-2, el quinto partido entre Dallas Keuchel y Clayton Kershaw tiene una importancia capital, pero no definitiva puesto que los Dodgers han acabado con la imbatibilidad de Houston en casa y les devuelve la derrota sufrida en Chavez Ravine.

El duelo entre los dos ganadores del Cy Young será el inicio de unas Series Mundiales que se ven reducidas al mejor de tres partidos con inercias variables y cuyo desenlace no se puede presentar más apasionante, si es que eso es posible.

0 Comentarios

Normas Mostrar