SERIES MUNDIALES | DODGERS-ASTROS

Dodgers y Astros se citan en unas apasionantes Series Mundiales

El trofeo del comisionado aguarda al ganador de las Series Mundiales entre Dodgers y Astros.

Getty Images

Los dos finalistas acuden al Clásico del otoño con la intención de acabar tantos sinsabores acumulados a lo largo de los años.
Partido en vivo, juego de las estrellas MLB, grandes ligas

Ya tenemos aquí la edición número 113 del Clásico del otoño y pese a que las predilecciones de las máximas esferas de las cadenas de televisión salivaban ante la perspectiva de un cruce Chicago Cubs-New York Yankees o incluso el regreso de un duelo habitual en la gran final del béisbol como es un Los Ángeles Dodgers-New York Yankees, tanto los angelinos como los Houston Astros se han puesto de acuerdo para darnos una serie que nunca antes se ha dado y que nos promete un broche a la altura de la excelente campaña que hemos tenido en el 2017 en las Mayores.

De hecho, se trata de la primera ocasión en 47 años en la que dos equipos que han conseguido 100 o más triunfos durante la campaña regular se miden frente a frente en las Series Mundiales desde que lo hicieran los Baltimore Orioles y Cincinnati Reds de aquella época y no nos debe sorprender, porque se puede decir sin faltar a la verdad que se tratan de los dos equipos más dominantes en sus respectivas ligas durante la mayor parte del año y que han mostrado la garra, el tesón y la calidad necesaria para ir superando los obstáculos y las trampas que aguardan en cada esquina del mes del octubre.

Dos narrativas bien diferenciadas

Aunque pueda pensarse por su condición de equipo con el mayor presupuesto de las Grandes Ligas, los Dodgers no son el típico ejemplo de franquicia que ha superado al resto en la agencia libre a la hora de parchear sus distintas necesidades con el contrato más alto. Nadie puede negar que la presencia del nuevo grupo de propietarios, liderados por Mark Walter y Magic Johnson, le han dado los recursos necesarios para formar un sólido grupo, esa gran capacidad les ha permitido un mayor margen de error que el resto y no hay pocos salarios que no han entrado en el roster para estas Series Mundiales, están con otros equipos o semiretirados.

No, los Dodgers han realizado un gran trabajo a lo largo de los últimos años para configurar un grupo que ha basado gran parte del éxito en el talento formado en casa, las inversiones en la escena internacional y distintos proyectos de jugadores que se encontraron en una encrucijada y que ahora son parte integral de este grupo.

Estar liderados por un talento descomunal como el de Clayton Kershaw nunca viene mal y más para un equipo que llevaba una sonrojante racha de 29 años sin aparecer en la gran final y once años seguidos en playoffs que terminaban sin el máximo honor, por lo que este club tiene sus cuentas pendientes con el mes de octubre.

Cosa que no es menos cierta para los Houston Astros, nacidos como los Houston Colt .45s allá por 1962 y que tras 55 años no han podido levantar el trofeo del comisionado, formando parte en una ocasión de la gran final que perdían por la vía rápida ante los Chicago White Sox en uno de los barridos más engañosos de los últimos tiempos.

Además, se han convertido en otro ejemplo de un ‘tanking’ exitoso en las Mayores, con 106, 107 y 111 derrotas entre 2011 y 2013 que les permitió una gran acumulación de talentos que han florecido en esta oportunidad para convertirles en un equipo que ha aterrorizado a los rivales por medio de un ataque extraordinario liderado por el MVP José Altuve.

Razones para la empatía

Tanto si se es seguidor de una franquicia u otra o simplemente aficionado al mejor deporte del mundo, es inevitable identificarte y mostrar tu simpatía por cualquiera de los dos participantes.

¿Cómo no hacerlo por Clayton Kershaw o Justin Verlander, dos de los mejores pitchers de los últimos 25 años en busca de su legado definitivo en el mes de octubre? ¿Cómo no por la inspiradora historia del día a día del mejor jugador de este deporte libra por libra que es José Altuve? ¿Cómo no por gente como Justin Turner o Chris Taylor, cuyo papel en las Mayores quedó en entredicho y que se han convertido en historias inspiradoras a la hora de no renunciar a tu sueño? ¿Cómo no por Evan Gattis, que dejó el béisbol, sufriendo problemas de ansiedad por su inmensa dificultad y que trabajó de conserje antes de cumplir el sueño de una vida? ¿Cómo no por Carlos Beltrán, veinte años de profesional en las Grandes Ligas y al que siempre se la ha resistido el anillo en una carrera digna del Hall of Fame?

Sea como fuere, 84 años de frustraciones darán paso a un nuevo ganador de las Series Mundiales y aunque el listón lo dejaron muy alto el año pasado tanto Cubs como Indians, seguro que Dodgers y Astros lo darán todo para ofrecernos el mejor espectáculo del mundo.

0 Comentarios

Normas Mostrar