La NFL pedirá a los atletas que no se arrodillen en el himno

Guerra NFL - Trump

La NFL pedirá a los atletas que no se arrodillen en el himno

La NFL pedirá a los atletas que no se arrodillen en el himno

Matt Kartozian

USA Today Sports

Los propietarios y el comisionado, Roger Goodell, quieren que los jugadores dejen atrás la polémica y las protestas delante de la bandera.

La NFL va a tomar cartas en el asunto en la escalada de tensión que se ha producido debido a las masivas protestas de sus jugadores ante la bandera y la interpretación del himno nacional de los Estados Unidos. Los propietarios de las 32 franquicias de la liga y el comisionado de la misma, Roger Goodell, se van a reunir para pdir a sus atletas que se queden de pie en el acto protocolario patriótico con el que comienzan todos los partidos de la liga.

Es todo un triunfo para el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Ésta había mostrado un enorme enfado con los, entonces, escasos jugadores de la NFL que se arrodillaban, o levantaban el puño, durante la interpretación del himno. Lo hacían, como no se han cansado de repetir una y otra vez a quien quiera oirles, para denunciar los problemas sociales que vive el país y el racismo que, a su entender, aún existe en Norteamérica. Nunca para faltar al respeto ni a la bandera ni a los militares.

La interpretación del Predisente no es esa. Cree, y con él millones de norteamericanos, que lo que están haciendo es una grave falta de respeto a los símbolos nacionales. Y por eso ordenó a los propietarios que sentasen a esos jugadores, que no les dejaran jugar, y pidió a los aficionados que se fuesen de los estadios si veían algo así.

Y aunque lo que ello conllevo al principio es una unión del sindicato y la propia liga en la defensa de la libertad de expresión, la batalla ha ido virando en favor de Trump hasta llegar a este punto.

Ayer mismo Jerry Jones, dueño de los Dallas Cowboys, dijo que no toleraría que ningún jugador suyo se arrodillara ante la bandera. Lo hizo después de que el Vicepresidente, Mike Pence, se fuera del estadio de Indianapolis antes de un Colts - 49ers al ver a los atletas de San Francisco ejercitar su protesta.

La NFL, después, y es evidente que todo esto está planificado, emitió un comunicado en el que llamó a dejar atrás esta polémica, a dar un espacio a los jugadores para que expresen sus convicciones políticas y sociales pero sin interferir en el acto protocolario de la bandera y el himno. O, lo que es lo mismo, que van a abordar el asunto para que no vuelva a suceder.

No tienen el poder de ordenar algo así, y menos con el sindicato completamente en contra de ellos, así que lo más probable es que vayan a pedir, sugerir, insinuar, que las cosas no pueden seguir así y que es hora de unirse y dejar este asunto en el pasado, porque lo cierto es que ya son quince días con la polémica y la NFL no se siente cómoda en ella, con gran parte de sus seguidores naturales enfadados, y mucho, con la misma.

Lo que es seguro, es que Donald Trump sí se siente cómodo en la polémica y que ha forzado la maquinaria para acabar ganando. Está por ver, ahora, si los jugadores dan su brazo a torcer o nos avocamos a una nueva batalla entre liga y sindicato.

0 Comentarios

Mostrar