Los Baby Bombers muestran sus cartas para los playoffs

WILD CARD GAME | LIGA AMERICANA

Los Baby Bombers muestran sus cartas para los playoffs

Aaron Judge y Gary Sánchez querrán ponérselo difícil a los Cleveland Indians en el duelo que les enfrentarará en Series de División.

AL BELLO

AFP

El poderío al bate de Aaron Judge y compañía más la brillante actuación de su bullpen permite a los Yankees acceder al duelo divisional contra los Indians.

Si hay algo que suele ser un factor común a todos los pitchers que parten desde el inicio en los partidos es la dificultad que suelen encontrar a la hora de asentarse en el encuentro y sentirse cómodos sobre la lomita durante los primeros compases, aspecto crucial a la hora de poder hacer un trabajo sólido durante las entradas que dure su participación.

Y luego está lo que acaba de ocurrir en el Wild Card Game de la Liga Americana.

Tanto Luis Severino como Ervin Santana tuvieron un horrible comienzo de partido en el que ambos titulares se convirtieron en pitchers de práctica de bateo para los ataques rivales y ofrecernos un ilusionante punto de partida para estos playoffs que comienzan con el triunfo de los New York Yankees por 8-4 sobre los Minnesota Twins, brillando en sus puntos fuertes como se esperaba.

Un inicio alocado

El dominicano Luis Severino era la opción escogida por los Bombarderos del Bronx y su gran campaña le hacía merecedor de ello. Sin embargo, el joven nunca había actuado en playoffs en ningún momento de su carrera deportiva y quizás esa inexperiencia fue la clave de una incomodidad más que notoria que se resumió en los home runs concedidos ante Brian Dozier para comenzar el partido y el de dos carreras de Eddie Rosario que finiquitaba su partido tras lograr un solo out en su actuación.

Ahí fue donde cambió el registro del encuentro con la salida del primero de los relevistas de un bullpen extraordinario que les invita al optimismo en este mes de octubre.

Chad Green apagó el fuego y aunque los Yankees ya iban perdiendo por 3-0 sin haber bateado, confiaban que a lo largo del partido pudiesen dar la vuelta a la situación, cosa que ocurrió inmediatamente contra el veterano Ervin Santana, que cedía un home run de tres carreras a Didi Gregorius más otro a Brett Gardner antes de ser relevado por José Berríos.

Y en la batalla de bullpens no había color.

El poderío de los Yankees

Aunque los titulares los recibirán los locales gracias a su gran actuación a la ofensiva, con un Aaron Judge que disfrutó de un gran estreno en su carrera en postemporada, incluido un home run de dos carreras contra Berríos, más un Brett Gardner que es una pesadilla alcanzando base con regularidad o un Gary Sánchez explosivo, el protagonismo debería ser para su bullpen, sobre todo si tenemos en cuenta las circunstancias.

La labor de los relevistas fue legendaria debido a la urgencia con la que fueron requeridos con un Severino incapaz de superar la primera entrada, pero la capacidad de Chad Green, David Robertson o Tommy Kahnle de lanzar múltiples entradas y anular en el camino al ataque de los Twins desde el comienzo, concediendo una carrera y con diez strikeouts entre ambos es… increíble.

A partir de ese momento, era cuestión de tiempo que los Yankees impusieran su mayor capacidad y a buena fe que lo lograron.

De esta manera, los chicos del Bronx nos ofrecerán una serie que promete ser de lo más interesante y atractiva contra los Cleveland Indians, el favorito casi unánime para hacerse con el título, y un rival para el que los Yankees pueden convertirse en su kryptonita particular según lo visto en el Bronx, con ese bullpen increíble y una ofensiva formidable.

Eso sí, precisarán de una mejor actuación de los miembros de su rotación, que ya sabemos que la Tribu no son los Twins.

0 Comentarios

Normas Mostrar