David Johnson: “La Fantasy es la última de mis preocupaciones”

ARIZONA CARDINALS

David Johnson: “La Fantasy es la última de mis preocupaciones”

David Johnson tiene como máxima prioridad recuperarse totalmente de su lesión en la muñeca y no el mundo fantasy.

Getty Images

La lesión del running back de los Arizona Cardinals, considerado como la apuesta más firme como número 1 en fantasy, ha sido un quebradero de cabeza para sus dueños.

Si hay algo que es cierto en el mundo de la NFL y que ha cobrado una importancia casi exponencial con el paso de los años ha sido la eclosión de la Fantasy y para muestra, un botón. Recapacitad lo que ocurre con todos vuestros amigos (o no) con los que tenéis una de las múltiples ligas que os habéis montado para el inicio de la competición. El pique sano (o no) que conlleva lo que ha pasado con vuestro equipo, cómo en el último momento uno de vuestros jugadores ha conseguido el touchdown decisivo para ganar el enfrentamiento y la inmensa satisfacción que conlleva haber superado ‘in extremis’ a tu compañero de sección… es casi insuperable cuando se trata de empezar la semana con ánimos renovados.

Bueno, si es por David Johnson, el mundo Fantasy es la última de sus preocupaciones y más si cabe cuando se trata de una lesión importante de cara al presente y, sobre todo, el futuro del talentoso running back.

Una situación desastrosa

Cuando se supo que David Johnson se había lesionado en el estreno de su campaña regular ante los Detroit Lions, los dueños que habían hecho la apuesta más segura por las capacidades del jugador más completo de la NFL o que habían sacrificado sus rondas en Dinasty o lo que sea para hacerse con él, tenían claramente el corazón en un puño.

Cuando se supo que se había dislocado la muñeca y cuyo regreso tardaría mucho en producirse, el pánico rindió desbocado por el terreno Fantasy.

Como es lógico, las últimas dos semanas han sido tremendamente duras para David Johnson, que aspiraba a ser capaz de acumular más de 1000 yardas tanto de carrera como de pase, pero si había una cosa clara es que las expectativas de sus dueños no formaba parte de sus prioridades pasadas, presentes o futuras.

“No, no. Es lo último que tengo en mente”, añadió el jugador. “La Fantasy es la última de mis preocupaciones”.

Más si cabe cuando no ha podido dar una fecha concreta para un hipotético regreso a los emparrillados a lo largo del año.

“Vamos a ver cómo va la cosa, con la rehabilitación una vez que se me quite la escayola. A ver lo que pasa a continuación”.

David Johnson se lesionó en una recepción para 24 yardas en el tercer cuarto de su partido contra los Lions y fue colocado en la Injured Reserve dos días después, el 12 de septiembre. De acuerdo con las reglas existentes, la fecha más cercana en la que podrá ser activado sería en la Semana 10 en un encuentro que se disputará en jueves ante los Seattle Seahawks.

Las circunstancias de su lesión

Tal como suele ocurrir en este tipo de situaciones, el jugador no tuvo constancia de la gravedad de su percance en el mismo momento en que se produjo y, de hecho, ni se daba cuenta que se había lesionado en la muñeca. Sin embargo, más adelante empezó a notar que algo no iba bien aunque confiaba que fuese un esquince menor, el típico que podía ser ‘subsanado’ con un vendaje más comprimido para volver al terreno de juego.

Todo cambió en la jugada en la que comete el fumble porque no tenía ninguna sensibilidad o bastante menor de lo acostumbrado.

Después de unos momentos tremendamente duros tras conocerse el alcance de la lesión y en los que recibió los ánimos de otros jugadores de la liga, David Johnson se encuentra razonablemente frustrado en la actualidad porque no ha retomado sus ejercicios de cardio ni ha empezado a trabajar el tren inferior. Las indicaciones son claras: darle todo el tiempo necesario para que sane su muñeca.

Lo más difícil

Para alguien que no puede estarse quieto y que ha sufrido un contratiempo de esta magnitud, hasta las tareas más sencillas resultan frustrantes hasta límites insospechados. Algo tan sencillo como atarse los cordones de sus zapatillas le lleva un minuto y medio en lugar de los segundos habituales. Y como ese caso, muchos más.

Y luego está el no poder jugar y atender a su bebé de 8 meses como venía haciendo.

La máxima prioridad para David Johnson será recuperarse al 100% de su muñeca dislocada y cuando eso ocurra, su regreso triunfal a los emparrillados se merecerá toda nuestra atención como no puede ser de otra manera.

0 Comentarios

Normas Mostrar