Estás leyendo

Elliott domina y los Cowboys vencen a su némesis

NFC ESTE

Elliott domina y los Cowboys vencen a su némesis

Elliott domina y los Cowboys vencen a su némesis

LARRY W. SMITH

EFE

Dallas rompe una racha de tres derrotas contra Giants e inicia la temporada con el pie derecho.

Ciudad de México

Ezekiel Elliott sacó el mayor provecho posible de su suspensión aplazada y encaminó a los Dallas Cowboys aun triunfo enfático.

Elliott ganó 104 yardas por tierra, otras 36 en cinco recepciones y Dallas se impuso 19-3 a los New York Giants, que cayeron por primera ocasión en cuatro encuentros contra los Cowboys.

Elliott, a quien apenas el martes se le ratificó una suspensión de seis juegos por violencia doméstica antes de que el viernes obtuviera una orden de restricción que impide su cumplimiento durante toda la temporada, lució como una bola demolición que metódicamente doblegó a la potente línea defensiva de los Giants.

Dak Prescott retomó la temporada regular donde la dejó la campaña anterior, al completar 24 de 39 envíos para 268 yardas y un pase de touchdown de 12 yardas a Jason Witten con 1:51 por jugar en la primera mitad que colocó el marcador 13-0.

Con su recepción de 11 yardas en la segunda mitad, Witten rebasó las 11,904 yardas de Michael Irving para convertirse en el máximo receptor en la historia de los Cowboys. La próxima semana, el veterano tight end, quien finalizó la noche del domingo con 7 recepciones para 59 yardas, se convertirá en líder de partidos jugados en la historia de la franquicia.

Operando la mayor parte del tiempo con la calma que le provee su potente línea ofensiva, Prescott tuvo tiempo para encontrar los duelos favorables y devorar el reloj de posesión con pases cortos en trayectorias cruzadas.

Para Eli Manning no fue tan fácil.

En el inicio 200 de su carrera, Manning resintió la ausencia por lesión del estelar Odell Beckham Jr. y la constante presión que envió el coordinador defensivo Rod Marinelli. Nunca pudo entrar en ritmo a la ofensiva, y los Giants avanzaron apenas 49 yardas en la primera mitad. Se fueron al descanso abajo 16-0, producto del touchdown de Witten y tres goles de campo de Dan Bailey.

Eso sería más que suficiente.

Los Giants, cuya serie ofensiva más larga de la primera mitad fue de 5 jugadas y 23 yardas, salieron del descanso como un equipo renovado. Avanzaron 68 yardas en 16 jugadas antes de conformarse con el gol de campo de 25 yardas de Aldrick Rosas.Manning finalizó el juego con 220 yardas producto de sus 29 pases completos en 38 intentos.

Abajo 16-3 y con 8:26 por jugar, Manning y los Giants intentaron una última remontada con el tiempo en contra. Empezó bien, una conexión con el novato Evan Engram por la banda izquierda para 31 yardas, su mayor avance del partido. Pero en su siguiente pase, el menor de lo Manning fue interceptado por Anthony Brown.

En ese momento, el partido llegó a su fin en términos competitivos. Equipados con todos los ingredientes para consumir tiempo, Elliott y Prescott, pero en especial Zeke, machacaron a una agotada línea de los Giants, se colocaron en distancia para el cuarto gol de campo de Bailey y enviaron un mensaje al resto de la NFC.

Estos Cowboys no se han ido a ningún lado.

0 Comentarios

Normas Mostrar