Estás leyendo

Tyrod Taylor, duda para el debut por una conmoción cerebral

Buffalo Bills

Tyrod Taylor, duda para el debut por una conmoción cerebral

Tyrod Taylor, duda para el debut por una conmoción cerebral

El quarterback de los Buffalo Bills abandonó el campo mareado y tendrá que pasar por un protocolo médico que podría impedirle jugar la primera jornada.

La dura temporada que se avecina en los Buffalo Bills tuvo ayer un nuevo capítulo preocupante. Tyrod Taylor, el quarterback titular del equipo, sufrió una conmoción cerebral y es duda para el comienzo de la temporada regular, que está a quince días vista.

Tyrod Taylor fue golpeado en un intento de sack de la defensa de los Baltimore Ravens y cayó al suelo con la parte posterior de su casco llevándose la peor parte. Se quedó tendido en el campo y el equipo médico de los Bills tuvo que ayudar a sacarle del emparrillado. Más tarde confirmarían que el jugador sufrió una conmoción cerebral.

Eso significa que, ahora, tiene que someterse a un protocolo médico ajeno al equipo. Lo normal es que se pierda, al menos, una semana de entrenamientos. Y no es nada descabellado pensar que no se le permita jugar hasta pasadas dos semanas, por lo que en el primer partido de la temporada regular, que disputan contra los New York Jets el 10 de septiembre, los Bills deberían busca a otro quarterback titular.

El elegido sería Nathan Peterman. El rookie de quinta ronda se ha ganado ese derecho durante esta pretemporada en la que ha jugado bien y ha adelantado al veterano T.J. Yates en el escalafón del equipo. Tiene mérito porque el segundo es una petición expresa del nuevo entrenador, Sean McDermott. Claro que Peterman también es una decisión expresa del entrenador, que lo señaló durante el draft como una promesa más que interesante y que quería tener con él en el equipo.

Se suma este contratiempo a otras dudas en el ataque como son, sobre todo, los rendimientos de los receptores. Hace dos semanas que los Bills traspasaron a Sammy Watkins, el más talentoso, y con mucho, de los wide receivers de la plantilla, y en su lugar llegó Jordan Matthews. Éste ha estado lesionado la mayor parte del campo de entrenamiento y no ha podido desarrollar química ni con su quarterback, sea el que sea, ni con el resto del cuerpo, donde la otra "figura" sería Zay Jones, rookie de segunda ronda que, por lo tanto, tampoco anda sobrado de experiencia ni en el grupo ni en el equipo.

Por si fuera poco ayer, antes del partido contra los Baltimore Ravnes, Marcell Dareus, el mejor jugador de la defensa (al menos en teoría) se saltó las normas del equipo y fue mandado a casa sin vestirse y sin estar con los compañeros. Brandon Beane, general manager de Buffalo, fue muy duro en declaraciones a la prensa diciendo que de un salario como el que se le paga a Dareus se espera un nivel de liderazgo que no está mostrando.

Las cosas pintan mal en los Buffalo Bills. El equipo está ante un nuevo régimen de entrenador y general manager y la reconstrucción parece en marcha. Nadie espera que tengan muchas victorias; todo lo contrario, la expectativa es que estén en la parte baja de la clasificación. Si a eso le sumamos que su quarterback titular puede perderse el primer partido de la temporada, las perspectivas no paran de empeorar semana a semana para el equipo.

0 Comentarios

Normas Mostrar