Atlanta Falcons

Los Falcons firman a Devonta Freeman por cinco años

El corredor del equipo de Atlanta ha visto extendido su contrato por un total de 41,25 millones de dólares, 8,25 al año y 22 de ellos garantizados.

0
Los Falcons firman a Devonta Freeman por cinco años
Matthew Emmons Matthew Emmons-USA TODAY Sports

Devonta Freeman al fin ha conseguido su objetivo. Los Atlanta Falcons le han extendido su contrato por cinco años. Su enorme campaña 2016 le ha permitido negociar esta solución contractual que le convierten, de facto, en el running back mejor pagado de la NFL.

Porque los números son impresionantes para la situación actual de la posición. El total de los cinco años le reportarán a Freeman 41,25 millones de dólares. De ellos, 22 son asegurados y 15 los percibirá este mismo año. El salario anual, pues, es de 8,25 millones de dólares.

Esta cifra es la que le convierte en el running back que, en media, más gana de la liga. Por supuesto, está el asterisco de Le'Veon Bell. El corredor de los Pittsburgh Steelers aún no ha firmado su contrato como "jugador franquicia". En cuando lo haga ocupará ese puesto de mejor pagado ya que tiene un valor de doce millones de dólares, pero será sólo por una temporada y sin más garantías.

Freeman se ha pasado toda la offseason negociando y aplicando presión a la franquicia para conseguir este resultado. Aunque sus números fueron, esencialmente, los mismo que en la temporada 2015 que en la 2016, lo cierto es que su importancia en el equipo fue mucho mayor merced a un ataque descomunal del que era gran protagonista. Un ataque que les llevó a la Super Bowl, nada menos.

En esas circunstancias, nunca iba a tener más capacidad negociadora que ahora. Y la ha aprovechado.

En sus tres años con los Falcons, Devonta Freeman ha acumulado 2383 yardas terrestres con unas muy impresionantes 4,3 yardas por carrera, así como unas nada desdeñables 1265 yardas aéreas. En total, ha firmado 29 touchdowns.

Ha formado un dúo espectacular con Tevin Coleman, aunque está por ver como rinden este año. Existe la percepción de que su anterior coordinador ofensivo y hoy entrenador de los San Francisco 49ers, Kyle Shanahan, fue esencial, con sus esquemas, para explotar el talento conjunto de ambos, y eso no es fácil de replicar.

En lo que se refiere al aspecto económico, eso ya le da igual a Freeman. Ha sido lo suficientemente listo como para aprovechar este momento y sacar el contrato de su vida cuando aún le restaba una temporada de su relación rookie con el equipo. Bien merecido lo tiene.