Alerta en los Panthers por el hombro de Cam Newton

Carolina Panthers

Alerta en los Panthers por el hombro de Cam Newton

Alerta en los Panthers por el hombro de Cam Newton

El quarterback, antiguo MVP de la NFL, ha vistos limitados sus lanzamientos en las últimas fechas por encontrarse incomodo tras operarse la articulación.

El hombro derecho de Cam Newton preocupa, y mucho, en los Carolina Panthers. Tras una offseason marcada por la prudencia y la paciencia, del campo de entrenamiento del equipo que dirige Ron Rivera están empezando a salir noticias que demuestran que están en alerta máxima. Y no es para menos.

Cam Newton no está bien físicamente. Su estilo de juego es agresivo per se y, además, el año pasado fue objeto de algunas jugadas especialmente duras que él mismo se encargó de denunciar en rueda de prensa, algo que contó con el apoyo de su equipo y el rechazo del resto de la liga, incluidos no pocos aficionados.

El caso es que en la semana 14 de la temporada pasada se lesionó en el hombro derecho, su brazo de lanzar, con una rotura parcial del tendón rotor. La primera intención tanto del jugador como del equipo fue tratar de curar la lesión con reposo y, así, evitar una operación.

Pero en las últimas semanas de marzo se dieron cuenta de que el plan no estaba funcionando. Newton no mejoraba y las sensaciones que tenía al mover el brazo eran muy malas. Por eso le programaron la operación del tendón que, definitivamente, tuvo lugar el 30 de marzo.

El periodo de convalecencia era de cuatro meses, por lo que el objetivo era que pudiese lanzar con normalidad al llegar agosto y la pretemporada. Durante los minicampos de entrenamiento se dijo que su recuperación iba según lo previsto e, incluso, a finales de junio pudo lanzar algún que otro balón.

Llegó el campo de entrenamiento oficial, el de finales de julio, y el día 27 Cam Newton volvió a tener el ovoide en sus manos y lo usó para mandarlo por el aire en pases intermedios. Todo marchaba. Sin embargo, ahí se produjo la primera alerta roja: molestias. Y, tras cuatro días de dimes y diretes, Ron Rivera ordenó que Newton no lanzase ningún balón más, salvo algún calentamiento en la banda. Está en el campo, con el primer equipo, sólo en las jugadas de carrera en las que tiene que hacer el handoff, por aquello de acostumbrarse al ritmo de sus compañeros, de hacer lecturas pre-snap y de cantar las jugadas, pero no lanza.

No lo hace porque el hombro no está bien. No se ha curado del todo. Y eso es una sirena de emergencia sonando a todo sonar en el campamento Panther.

Aún queda más de un mes para que el equipo debute el 10 de septiembre en la temporada regular 2017. Es muy lógico que no fuercen lo más mínimo con el que fuera MVP de la NFL y gran estrella del equipo. Podemos dar por seguro que no jugará el miércoles contra los Houston Texans en el primer partido de la pretemporada (aunque no se ha dicho nada al respecto) o que sólo lo haría en jugadas de option y de carrera (poco probable). Hay mucha preocupación con el estado físico de Cam Newton y no van a arriesgar ni una micra de más, como no puede ser de otra manera.

0 Comentarios

Normas Mostrar