FÓRMULA 1

El mundo de la F1, en contra de la llegada del 'Halo'

Equipos, pilotos, ex pilotos, aficionados, fotógrafos... Todo el mundo crítica esta decisión de la FIA de uso obligatorio en 2018.

0
El mundo de la F1, en contra de la llegada del Halo
Getty Images Getty Images

Es muy difícil agradar a todo el mundo cuando se toma una decisión. E igual de complicado es poner a todo el mundo en tu contra. Esto último es lo que parece haber conseguido la FIA con la introducción del Halo como elemento de uso obligatorio en el Mundial de Fórmula 1 2018.

Desde el accidente de Jules Bianchi en el Gran Premio de Japón 2014, la FIA lleva trabajando en un dispositivo de seguridad que proteja a los pilotos de cualquier impacto frontal. En este sentido, el Halo, Aeroscreen y Shield han sido los tres elementos que los pilotos han probado y testeado en pista durante los últimos años.

Finalmente, el Halo ha sido el sistema escogido cuyo uso será obligatorio en la próxima temporada. Una decisión que a pesar de que nueve de los diez equipos votaron en su contra en Ginebra, fue aprobada por el máximo organismo alegando motivos de seguridad, y que ha provocado un sinfín de críticas en las redes sociales.

"No ha sido la mejor de las semanas y ahora veo que aprueban el halo para 2018 con su consiguiente aumento de peso, ¡qué feo! Espero que el halo cause tantos problemas como solucione, además, esconde el aspecto de gladiadores de los pilotos", expresaba Martin Brundle tras conocer la resolución.

"No es lo más estético, pero buscando el lado positivo, hay que tener en cuenta que con coches más seguros, se podrá pilotar más rápido y duro en el futuro", escribía Alex Wurz intentado buscar el lado positivo del dictamen.

"Bueno, al menos tuvimos un año de coches bonitos con las reglas nuevas", reconocía un nostálgico Karun Chandhok.

"¿Van a usar el Halo en la Fórmula 1 para 2018? Típica solución al miedo a medias... O optan por el estilo caza o lo dejan como está", aseguraba Lucas Di Grassi, más a favor del Aeroscreen y Shield.

"Photoshop se desarrolló para quitar basura de las fotos, así que un andamio horrible como es el Halo no estará en mis fotos", prometía a sus seguidores Darren Heath, fotógrafo especializado en la Fórmula 1.