Estás leyendo

Cody Bellinger derrumba titanes en Los Ángeles

NACIONAL OESTE

Cody Bellinger derrumba titanes en Los Ángeles

Cody Bellinger derrumba titanes en Los Ángeles

STEPHEN DUNN

AFP

El novato de los Dodgers impone un récord al pegar 21 cuadrangulares en sus primeros 51 juegos.

Ciudad de México

Intentar mantener la pelota en el estadio frente a Cody Bellinger puede resultar una tarea más complicada que las de álgebra.

El novato de 21 años de edad tiene poder de Grandes Ligas. Confirmado.

El primera base de los Dodgers estableció el lunes un récord de Grandes Ligas para más jonrones en sus primeros 51 partidos al desforrarle par de esféricas a Zack Wheeler de los New York Mets y llegar a 21 vuelacercas en su joven carrera.

Con el par de cañonazos, Bellinger empató y rebasó a Wally Berger quien sumó 20 con los Bravos de Boston en 1939, y con el dominicano Gary Sánchez, quien alcanzó la veintena entre fanfarrias y reflectores la campaña anterior con los Yankees.

Bellinger no llegó a los Dodgers con el pedigrí de otros grandes prospectos como Corey Seager o Julio Urías, pero se ha construido de un nombre y una reputación a puro tablazo desde su debut el 15 de abril pasado.

En ese lapso, Bellinger suma cinco partidos con al menos dos cuadrangulares, otro récord de Grandes Ligas por si tenían la duda, y se ha catapultado al liderato de la Liga Nacional en el departamento de jonrones, con la segunda cifra más alta en Grandes Ligas solo detrás de otro novato, un tal Aaron Judge del que tal vez hayan escuchado algo.

Como suele suceder en este tipo de historias, el meteórico ascenso de un novato es también el inicio del final de un veterano, en este caso el mexicano Adrián González.

Nunca es buen momento para tener un año a la baja, en especial cuando se tienen 35 años y los números por debajo de las expectativas comienzan a volverse una tendencia. Es peor cuando a la baja productividad se le unen los primeros dos viajes a la lista de lesionados de toda tu carrera. Que el novato sensación juegue primordialmente tu misma posición es la cereza en el pastel.

Bellinger completó la “Trifecta maléfica” de “El Titán”.

Bellinger puede desempeñarse también en el jardín izquierdo con buenos resultados, pero es en la inicial donde se siente más cómodo como lo demuestran sus 14 jonrones en 71 turnos cubriendo la primera colchoneta en relación a sus siete cuadrangulares en 117 turnos al bate como guardabosques.

Mientras tanto González acumulaba un jonrón en toda la temporada.

Eso no quiere decir que “El Titán” se haya vuelto prescindible en la organización. Sigue siendo el líder del equipo y parte fundamental del vestidor, además de ser Guante de Oro y sin mencionar que aún tiene una campaña restante de un gordo contrato.

Pero una vez que González regrese de la lista de lesionados, nadie debería quedar sorprendido si sus turnos como primera base titular sufren una drástica reducción. Solo es un microcosmos del ciclo de vida de un deportista.

0 Comentarios

Normas Mostrar