MLB

Clayton Kershaw, el hombre de los 2000 ponches

Clayton Kershaw de Los Angeles Dodgers logró su strikeout número 2000 en el partido que le ha enfrentado a los Brewers y ha sido el segundo más rápido en lograrlo.

Stacy Revere

AFP

El zurdo de los Dodgers sigue firme en su camino a la inmortalidad al sumar otro logro a su laureada carrera en las Grandes Ligas.
Partido en vivo, juego de las estrellas MLB, grandes ligas

A Clayton Kershaw le hacen falta unas cuantas “K” al inicio de su apellido, como unas 1999 más. La noche del viernes ante Milwaukee, el zurdo de los Dodgers se convirtió en el lanzador número 79 en la historia en alcanzar los 2,000 ponches en su carrera.

No es de sorprender. Todos sabíamos que este día llegaría. Lo que nadie sabe es hasta dónde puede llegar Kershaw. Hasta el momento ha rebasado cualquier límite y expectativa. Ejemplos sobran: Tres trofeos Cy Young, un MVP, Triple Corona, Guante de Oro, cuatro lideratos de efectividad y solo una vez en su carrera ha finalizado la campaña con más de 2.91 de carreras limpias, en su temporada de novato.

Se puede decir “solo” tres Cy Young. Y en 10 años de carrera, nadie se ofende si se presenta el argumento de que debería tener al menos uno más. Pero resulta que 2.13 de efectividad y 301 ponches en una campaña son años malos para los estándares de Kershaw. Esos números se colocan al lado de otro apellido, el que sea, y va acompañado de un trofeo. Pero Kershaw nos ha malacostumbrado a todos.

Podemos seguir haciendo eso un largo rato y lo único que conseguiríamos serían ganas de llorar. Es así de bueno. Tal vez un poco más de lo que indican los números. Y lo dejó saber desde el primer momento en que tomó un montículo de Grandes Ligas, un 25 de mayo de 2008, cuando ponchó al primer enemigo que enfrentó: Skip Schumaker, de los Cardinals.

Schumaker no tiene nada de qué avergonzarse. Cientos de bateadores han corrido con la misma suerte. Bueno, tal vez un poco de vergüenza no le vendría mal. Le batea de 7-0 con seis ponches en su carrera. Pero podría encontrar consuelo en que hay otros que lo han hecho peor. Mucho peor.

El primero que salta a la vista es Brandon Belt, quien solo tiene dos sencillos y un doble en 51 turnos contra Kershaw, mismos en los que se ha ido por la vía de los strikes en 27 ocasiones. Belt, por supuesto, es el mayor contribuidor en la lista de los 2000 ponches de Kershaw, seguido de tres Rockies _ Carlos González (19), Drew Stubbs (19) y Troy Tulowitzki (17) _ y otros dos Giants: Hunter Pence (17) y Buster Posey (16).

Obviamente, Kershaw ha extendido su dominio por todas las Grandes Ligas. En materia de ponches, ningún equipo es más castigado por Kershaw que los Giants con 295, mientras que los Indians solo han aportado cinco chocolates a la lista en mismo número de entradas.

Para poner en relieve lo logrado por Kershaw en cuestión de ponches y darnos una idea de hasta dónde podría llegar, alcanzó los 2000 ponches en 277 partidos de Grandes Ligas, la segunda menor cantidad de encuentros entre los 10 máximos ponchadores de la historia, solo detrás de un tal Randall David Johnson, mejor conocido como Randy, quien alcanzó esa cifra en 262 partidos.

Sí, Kershaw llegó a los 2,000 ponches con 10 juegos menos que Nolan Ryan y 17 menos que Roger Clemens, y a diferencia de los tres máximos ponchadores de la historia, lo hizo sin una recta que acaricie o rebase las 100 millas por hora. Lo hace con un repertorio completo e inteligencia en su secuencia.

Aunque hay algunos que tienen el antídoto, como Orlando Hudson (¿Quién lo diría?), quien es el que acumula más turnos sin haberse ponchado ante Kershaw, con 21. O a Adam Dunn, quien fue su mayor verdugo con cuatro home runs y dos dobletes en apenas 13 turnos.

Kershaw no es perfecto, pero lo ha sido ante 2,000 enemigos en su carrera. Kershaw no es intimidante, pero da miedo pensar dónde podría acabar su trayectoria al tomarse en cuenta que apenas tiene 29 años de edad.

0 Comentarios

Normas Mostrar