Dez Bryant ‘pasa’ de las provocaciones de Josh Norman

RIVALIDAD DIVISIONAL

Dez Bryant ‘pasa’ de las provocaciones de Josh Norman

Dez Bryant y Josh Norman volverán a verse las caras en 2017.

Getty Images

El wide receiver de los Dallas Cowboys no ha entrado al trapo de las declaraciones del cornerback de los Redskins que menospreciaba su calidad.

Ya se sabe que la guerra psicológica es un aspecto fundamental en el mundo del deporte, que tener esa ligera ventaja sobre tu rival puede ser la diferencia definitiva a la hora de imponerte en los duelos particulares que se pueden presentar a lo largo de una temporada porque, en no ocasiones, un pequeño detalle es lo que te puede separar el éxito del fracaso.

Quizás pueda ser este el motivo que persiguió Josh Norman, que nunca se ha caracterizado por la contención en sus declaraciones, sino que con su locuacidad ha hecho un arte, que luego hay que respaldarlo sobre los emparrillados de la NFL.

En unas declaraciones realizadas la semana pasada a Bleacher Report, el cornerback de los Washington Redskins ya ha empezado la batalla contra uno de sus rivales divisionales como es Dez Bryant, bautizándole “como otro tipo más” y puso en duda su fortaleza, mientras que calificaba a Odell Beckham Jr. “de un chico grande”.

Sin embargo, si lo que buscaba era una guerra de declaraciones con el jugador de los Cowboys, la jugada le ha salido rana porque éste no le ha prestado especial atención o a esa conclusión podemos llegar.

Sin motivación

Preguntado si esas afirmaciones de Norman le molestaban, Bryant se apresuró a decir que “Demonios, no” y añadió que “no había motivo alguno para responder a eso. Me verá cuando me ponga enfrente y cuando este delante, iremos a por todas”, dijo el wide receiver.

“No tengo nada que añadir. No hay motivación extra. Todo lo que me preocupa soy yo mismo y el primero, el segundo, el tercer y el cuarto partido para llegar hasta el final, incluidos los playoffs”.

Antecedentes

Lo cierto es que Bryant y Norman se las tuvieron tiesas en su primer año como rivales divisionales tras la llegada del segundo al D.C. vía agencia libre procedente de Carolina Panthers. De hecho, las cámaras de televisión recogieron imágenes en las que se veía a Norman lanzando un gancho (o lo que fuera) hacia Bryant y tirándole una toalla entre la cascada verbal que no creo que tuviesen relación con la Fiesta de Acción de Gracias que se celebraba ese mismo día.

Si nos queremos ajustar a los fríos números, más allá de los dos triunfos de los Cowboys, destacar que Bryant tuvo siete recepciones para 102 yardas en la victoria en la segunda jornada por 27-23, mientras que en el 31-21 a favor de los texanos en la duodécima semana se tuvo que ‘conformar’ con cinco recepciones para 72 yardas.

Sea como fuere, lo que está claro es que los duelos entre Norman y Bryant, entre Redskins y Cowboys, tendrán un extra entre dos de los mejores en sus respectivas posiciones y los que ganamos somos los aficionados.

Salvo si se dedican al boxeo amateur, que eso no nos interesa demasiado.

0 Comentarios

Normas Mostrar