Competición
  • Champions League
  • MLS
  • Copa Sudamericana

Luke Kuechly no hablará más de conmociones cerebrales

Carolina Panthers

Luke Kuechly no hablará más de conmociones cerebrales

Luke Kuechly no hablará más de conmociones cerebrales

Jeff Siner

jsiner@charlotteobserver.com

El linebacker de los Carolina Panthers quiere jugar toda la temporada sin problemas y que no le pregunten por sus problemas con golpes en la cabeza.

Luke Kuechly está harto de que le pregunten por las conmociones cerebrales y no está dispuesto a que le pregunten más por ese tema, muchas gracias.

El linebacker de los Carolina Panthers compareció ayer ante la prensa tras la jornada de entrenamiento con su equipo y, como cada día que se enfrenta a los micrófonos, salió el tema de sus problemas con los golpes en la cabeza.

Kuechly aseguró que se encuentra estupendamente, que ya quería jugar el año pasado antes del final de la temporada, que sólo se lo impidieron los entrenadores y no los médicos, y que tiene pensado jugar toda esta campaña sin problemas.

Y, si es así, nadie le volverá a molestar con este tipo de preguntas, porque somos una sociedad y una profesión de corta memoria. Pero, ay, en el caso de que tenga algún problema el asunto volverá a estar sobre la mesa y, dado como juega el bueno de Luke, eso es más probable que no.

Kuechly, uno de los mejores linebackers de su generación, sino el mejor, y una de las grandes claves de los buenos momentos recientes de los Carolina Panthers, se ha perdido nueve partidos en los últimos dos años debido a las conmociones cerebrales. Tanto preocupa esta situación en el equipo que en el pasado diciembre, y con los playoffs fuera del alcance, decidieron que no jugara. Kuechly es un buen soldado y en su personalidad no está el rebelarse ante las ordenes de sus superiores, pero sí que se sintió mal por no poder jugar cuando los médicos le dieron el visto bueno. En la banda estuvo como león enjaulado, aportando casi en cada snap con sus voces, sus gritos, sus miradas al libro de jugadas y sus conversaciones con los entrenadores defensivos.

Ahora Carolina tiene un nuevo inicio, con unos esquemas ofensivos que pintan muy diferentes tras la elección en el draft de Christian McCaffrey y Curtis Samuel, y han de confiar en que su defensa les mantenga en los partidos como hasta ahora. Para ello, un Luke Kuechly sano, digno candidato perenne a jugador defensivo del año, es imprescindible. El linebacker no sólo lo sabe, sino que lo abraza, y esa es su misión. Y las conmociones cerebrales no aparecen en ese esquema por ningún lado. Ojala siga siendo así hasta que se acabe la temporada y ojala no tenga que responder más preguntas al respecto.

0 Comentarios

Normas Mostrar