Los Red Sox se equivocarían si se precipitan con David Price

BOSTON RED SOX

Los Red Sox se equivocarían si se precipitan con David Price

Por diversos motivos, el rendimiento de David Price con los Boston Red Sox no ha estado a la altura de las circunstancias.

Getty Images

Boston no ha conseguido la regularidad que se preveía al principio del año, pero pueden perder mucho si fuerzan la vuelta del pitcher estrella.

Con la llegada de Chris Sale durante el pasado período invernal, los Boston Red Sox se posicionaban a ir un paso más allá en el primer año post David Ortiz, procediendo a la modificación del concepto del equipo ya que, de ser una apisonadora en ataque que sería capaz de superar a todos los rivales a base de carreras, se convertía en uno cuyo principal objetivo era evitar carreras.

Pues bien, ese cambio de modelo ha funcionado con sus luces y sus sombras.

No ha terminado de ‘cuajar’ en el sentido que ese dúo demoledor en lo más alto de la rotación, con Sale y David Price, al que se uniría Rick Porcello, todavía está por actuar de forma seguida en una campaña que se encuentra a un paso de pasar la hoja del calendario a junio.

Globalmente, los Red Sox inician la jornada con la 10ª mejor marca en ERA de las Mayores, un perfecto 4.00 por debajo de lo promediado en la Liga Americana (4.11) y globalmente en toda la competición (4.21).

Bajas notables

Si se tiene en cuenta que no han podido contar con el hombre que se presumía como su primer espada (Price), dos notables relevistas que se recuperan de sus respectivas lesiones (Carson Smith y Tyler Thornburg) y un inefectivo miembro de la rotación que ya no lanzará más este año y que fue All-Star en 2016 en Steven Wright.

En definitiva, no es el lugar deseado ni planeado a estas alturas de la campaña, pero tampoco es el fin del mundo, con el liderato de la división a tiro de piedra (3.5 partidos por detrás de los Yankees) y empatados con los también decepcionantes Cleveland Indians por el segundo puesto de Wild Card.

Con todo lo anterior, no se entendería que los Red Sox, necesitados de poder contar con otro brazo fiable más allá del maravilloso Chris Sale y del sólido Eduardo Rodríguez, forzasen la máquina más allá de lo razonable.

Un tridente de absoluto lujo

Es verdad que Chris Sale nos ha malacostumbrado con un rendimiento que desafía el sentido común en las Mayores, con una ERA de 2.34 tras 10 salidas y 11.2 strikeouts por cada 9 entradas, pero también lo es que quieren poner en liza a sus mejores bazas y esa tendría que ser David Price más un recuperado Rick Porcello.

A fin de cuentas, tienen 217 millones de razones para pensar en ello.

Sin embargo, precisamente por la inversión realizada, no sería correcto que se recuperase para la causa a Price desde este mismo momento, teniendo en cuenta que las sensaciones que ha dejado en los encuentros de rehabilitación en Pawtuckett… no han alejado las dudas sobre su estado, sino que las han incrementado.

Sus 89 lanzamientos con los que concedió seis carreras en 3 entradas y dos tercios no es el progreso que deseaban ver tras su primera actuación después del susto en el spring training tampoco fue para tirar cohetes, con otras tres carreras y cinco hits en apenas un par de entradas.

Es un paso adelante a la hora de recuperar sensaciones e ir cogiendo ritmo de competición (y la resistencia) tras una ausencia tan prolongada, pero no era la imagen de la fiera desatada a la que hay que dar rienda suelta desde ya mismo en las Grandes Ligas.

Se entiende el concepto de ‘no gastar balas’ en una situación intrascendente, pero es más importante que ese jugador esté totalmente recuperado, que el nivel de exigencia es máximo en la MLB y este deporte tiene una rara costumbre de ponerte en tu lugar, sea cual sea, en un abrir y cerrar de ojos.

Y evitar una inoportuna recaída, que eso sí que sería un contratiempo serio.

0 Comentarios

Normas Mostrar