Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Serie A

¿Qué es de la vida de Pandiani? El 'rifle' que era feliz con su camión

FÚTBOL

¿Qué es de la vida de Pandiani? El 'rifle' que era feliz con su camión

Pandiani y su camión cuando era jugador de Osasuna.

MIKEL SAIZ

DIARIO AS

El uruguayo pasó sus mejores años en la Liga española. Se hizo famoso por sus goles, su carácter dentro del campo e ir a entrenar con su camión.

Walter Pandiani fue todo un trotamundos. El uruguayo apodado 'El rifle' pasó la mayor parte de su carrera en la Liga española, a la que llegó después de destacar en su país natal.

La carrera de Walter Pandiani comenzó en Progreso y pronto se fue a Basáñez, club ubicado en el barrio de Malvín Norte en Montevideo y en el que formó parte de una de las mejores promociones que los 'sangre y luto' sacaron en su historia. En la década de los 90, además de 'El Rifle', aparecieron Juanchi González, Serafín García o 'El Chengue' Morales, todos con una prolífica carrera en el fútbol uruguayo y sudamericano.

Sandro Baylon, del Alianza Lima, y Pandiani del Peñarol durante un partido de la temporada 1998-1999.

De Basáñez llegó a Peñarol, el club más dominante históricamente del fútbol uruguayo. Pandiani estuvo tres temporadas con los aurinegros en las que destacó lo suficiente para que Lendoiro se lo llevase al Deportivo de la Coruña en el invierno de 2001.

En el Deportivo estuvo en dos etapas, intercalando una cesión en Mallorca en la 2002-2003 en la que formó pareja con Samuel Eto´o y  logró uno de sus mejores años a nivel goleador con 15 tantos entre Primera División y Copa del Rey. Su buena actuación le valió su vuelta al Dépor. Ese año consiguió batir sus mejores registros goleadores en Liga con 14 goles en 28 partidos. Esas temporadas fueron las mejores en cuanto a títulos, consiguiendo dos Copas del Rey consecutivas con el Deportivo y el Mallorca (01/02 y 02/03) y una Supercopa de España (01/02). 

Pandiani celebra el título de Copa del Rey con el Deportivo tras superar en la final al Real Madrid en la temporada 2001-2002.

Del Dépor pasó al Birmingham donde no cuajó y acabó volviendo a España pero no ya a Riazor si no a Barcelona, más concretamente, al Espanyol. Con los pericos mostró un buen nivel y se adjudicó una Copa del Rey más (05/06) además de llegar a su única final en Europa, la que jugó contra el Sevilla en la Copa de la UEFA de la 06/07 de la que salió máximo goleador (11 goles) pero no campeón. 

Ese año dejó el Espanyol y se marchó a Osasuna, donde se convirtió en un ídolo para la afición permaneciendo en el club cuatro temporadas y superando en dos consecutivas la barrera de los 10 goles en Liga (11 tantos en la 08/09 y la 09/10).  Después de Osasuna, empezó el final de su carrera.

Pandiani durante su etapa en el Espanyol.

Dos temporadas entre Espanyol y Villarreal donde no llegó ni a cinco goles y decidió irse al Atlético Baleares del grupo III de Segunda B, donde jugó junto a su hijo. De ahí, ambos marcharon al Miramar Misiones uruguayo para que posteriormente Walter pusiese fin a su carrera en el Lausana suizo, al que ascendió la primera división helvética. 

Ahora, tiene intención de ser entrenador de primer nivel y ya tiene titulación como director deportivo. Actualmente, Walter Pandiani es el entrenador del juvenil A del Europa que milita en el grupo 7 de la Liga Nacional Juvenil. El equipo marcha en undécima posición a seis puntos del descenso pero lejos del líder, el juvenil B del Barcelona. 

Iba a entrenar en camión

Durante su etapa en el Espanyol, Walter Pandiani pasó de los deportivos, tan de moda entre los futbolistas y decidió que el mejor medio de transporte para ir a entrenar era una cabeza de trailer Iveco y que confesaba que era "uno de los grandes sueños de su vida". El camión, todo pintado de color rojo,  llevaba varios vinilos con su nombre, un rifle, la bandera de su país y los equipos en los que había militado.

El camión de Pandiani volvió a la actualidad hace poco, cuando la Agencia Tributaria lo subastó. El tractocamión acabó siendo vendido por 6.700 euros poniendo fin a esa etapa de la vida de Pandiani en la que para ser feliz quería un camión. 

0 Comentarios

Normas Mostrar