Evaluamos y ponemos nota al draft de la NFL... de 2014

NFL Draft

Evaluamos y ponemos nota al draft de la NFL... de 2014

Evaluamos y ponemos nota al draft de la NFL... de 2014

Se dice, y con razón, que no se puede saber como de bueno o malo ha sido un draft hasta pasados tres años. Pues vamos con él, a ver qué tal.

Habréis leído estos días que eso de poner notas al draft justo el día después de que se haya realizado es una gran estupidez. Lo único que hacen (que hacemos) los que se dedican a eso es juzgar sus propios conocimientos, sus propias opiniones, y ponerlas en el contexto de lo que se ha elegido. Es decir, no se evalúa la opinión de los general managers sino la de uno mismo. Y con el tiempo se ha encargado de demostrar, una vez tras otra, esto del draft no es una ciencia y nadie sabe el futuro.

No obstante se hace porque es divertido. Divertido de escribir y divertido de leer. Y ese motivo ya me parece suficiente. Ahora bien, lo que también habréis leído es que han de pasar tres años (al menos) para poder juzgar con propiedad un draft. Pues eso, vamos con el de 2014 para ver cómo fue aquello y qué tal les ha ido a los equipos con esos jugadores.

Matrícula de honor

Oakland Raiders

Con la primera ronda, Khalil Mack. Con la segunda Derek Carr ¡han cantado bingo!

Sobresaliente

Houston Texans

Con el #1 los Texans no tuvieron ninguna duda en escoger a esa bestia de la naturaleza que es Jadaveon Clowney y, aunque su carrera no comenzó como todos en la franquicia soñaban, sobre todo por problemas físicos, ya ha cogido ritmo de crucero y se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la liga. En segunda ronda siempre tendrán la espinita de no haber visto a Derek Carr, que acabó en los Raiders y, en su lugar, escogieron a Xavier Su'a Filo que, bueno, es titular en el interior de su OL y no se le puede reprochar gran cosa. Andre Hal, séptima ronda, y C.J. Fiedorowicz son titulares, mientras que Tom Savage, QB de cuarta ronda, ha sido servicial y cumple con su rol de suplente.

Los Angeles Rams

Este fue un draft marcado porque aún podían vivir de las rentas que tenían del megatraspaso por Robert Griffin III, así que eligieron hasta once veces, casi nada. Entre ellas estaba Aaron Donald que, en mi opinión, ya sirve para justificar su nota. Además, tuvieron en su mano el #2 y la fastidiaron a lo grande con el LG Greg Robinson, que no merece ese puesto ni por asomo aún siendo todavía parte del equipo titular. Lo mismo se puede decir de LaMarcus Joyner, el safety de segunda ronda, aunque el puesto lo cubrieron en este mismo draft con Mo Alexander, así como una muy interesante sexta ronda en el CB E.J. Gaines. En este proceso saltaron a los focos por escoger a Michael Sam ¿Os acordáis de él? Ya.

Pittsburgh Steelers

Han tardado en florecer, pero Ryan Shazier y Stephon Tuitt llegaban como estrellas universitarias a la NFL y como tal se han comportado en los últimos tiempos en los Steelers. Son dos piezas claves del resurgimiento de un front seven que ha de hacer que este franquicia siga la senda clásica de carrera, defensa y a pelear cada enero. Martavis Bryant es una incógnita aún: sacarlo en cuarta ronda es un tremendo robo, pero no si está sancionado de forma permanente y no puede jugar. 

Dallas Cowboys

Buen saco se llevaron. Los Cowboys estaban en medio de una reconversión espiritual en la que costó Dios y ayuda convencer a Jerry Jones para que noe scogiera a su jugador fetiche entonces, Johnny Manziel, e hiciese caso a los hombres de football que le urgían a hacerse con Zack Martin. ¿Un guard en primera ronda? Pues mirad el resultado que ha dado. DeMarcus Lawrence y Anthony Hitchens también llegaron en esta promoción.

Notable

Atlanta Falcons

Para ser un equipo que sólo tres años después jugaría la Super Bowl, y a qué nivel, tampoco es que este sea el draft de los sueños y la poesía. Nada malo, desde luego, porque consiguieron al que hoy es su LT titular en Jake Matthews, robaron a Devonta Freeman en cuarta ronda y consiguieron a dos titulares en Ra'Shade Hageman (DL) y Ricardo Allen (CB). Está bien, desde luego, pero tampoco grita estrellato por ninguna esquina.

Arizona Cardinals

Pueden estar medianamente satisfechos los Cardinals con esta camada. A mí Deone Bucannon me encanta pero es que, además, es uno de los santos y seña de las defensas híbridas que tan de moda están y que ha lucido un montón en Arizona; fue elegido como safety y ahora juega como linebacker profundo, una posición que podemos llamar safebacker y que va a más. No sólo eso, sino que John Brown (WR) fue un buen robo en tercera ronda y Troy Niklas (TE) es titular.

Green Bay Packers

Es obvio que HaHa Clinton-Dix fue un acierto en toda regla. Le lastra el estar jugando en una secundaria que se empeña en tenerle de hombre para todo, y a veces no llega, pero es un jugador tremendo. Y, después, Davante Adams ha acabado siendo un receptor temible en manos de Aaron Rodgers e, incluso, dos tipos anónimos en la misma posición han tenido instantes de brillantez en partidos cruciales como son Jared Abbrederis y Jeff Janis. Pero, claro, hay que valorarlos por quién les pasa el balón...

New York Giants

Nadie les negará el acierto supremo de apostar por Oddell Beckahm Jr. en la elección #12 de este año. Tremendo acierto si, encima, sumamos la catástrofe de los Bills con Sammy Watkins. Su segunda ronda, Winston Richburg (OL) es titular en una mediocre línea y Devon Kennard forma parte del cuerpo de linebackers tras haber sido quinta ronda.

Tampa Bay Buccaneers

Con el #7 se llevaron a Mike Evans y, hoy, estoy seguro de que no lo cambiarían por ningún receptor de la liga, porque es tan bueno como cualquiera y, además, es el suyo. Su asociación con Jameis Winston es lo más ilusionante de toda la franquicia. Más allá de eso, la nada. Con la nota muy negativa del fracaso de Austin Sefarian-Jenkins en segunda ronda.

Bien

Washington Redskins

Está bien el draft de los Redskins, hombre, está bien. Que ya es difícil salir un año con cuatro tíos que te rindan de forma importante en el equipo. Y lo hicieron. Es cierto que no hay ninguna gran estrella, ni ningún jugador que te cambie el destino, pero eso no es óbice para reconocer que la OL es mejor gracias a Morgan Moses y Spencer Long, que Bashaud Breeland es un CB aseado y que Trent Murphy... bueno, con Trent Murphy el jurado aún no se ha decidido.

Carolina Panthers

Me presenta muchas dudas esta clase, pero si olvido algunas de mis filias y fobias, es evidente que la objetividad me lleva a decir que Kelvin Benjamin, WR de primera ronda, ha sido parte importante del equipo en la última gran época, que Kony Ealy ha rendido hasta ser traspasado a los Patriots, que Trai Turner es un gran jugador interior de la OL y, en general, que esta gente contribuyó a llegar a una Super Bowl. No quita que, en efecto, no me gustan nada los dos primeros.

Tennessee Titans

Más que decente draft de los Titans, aunque lejos de la espectacularidad. En unos años de numerosos fallos con los OLs, en Tennessee acertaron en su primera ronda con Taylor Lewan y sumaron titulares para el equipo en cuarta y quinta ronda, con DaQuan Jones (DT) y Avery Williamson (LB) respectivamente.

Minnesota Vikings

Me resulta doloroso, y complejo, analizar lo que les pasó a los Vikings tras este draft. Porque, al igual que los Raiders, pudieron hacer bingo con Anthony Barr y Teddy Bridgewater. Pero resulta que el segundo se ha destrozado la rodilla y está por ver si puede seguir jugando a esto. Una auténtica lástima que lastra toda la opinión sobre esta clase, aunque cuando jugó, desde luego, en Minnesota estuvieron bien contentos con él.

Baltimore Ravens

Como es norma en la casa, defensa de entrada. Como es norma en la casa, de la universidad de Alabama. Como es norma en la casa, acierto en esa primera ronda con C.J. Mosley. Como no es norma en la casa, muy poquito por detrás. Sólo John Urschel, el genio matemático, salió de quinta ronda para ser titular en la OL.

San Francisco 49ers

Muchos, muchos titulares, así que estos tendrán muy buena nota ¿no? Pues, hombre, es que esos titulares les han valido para ser el segundo peor equipo de la NFL, así que no, de buena nota nada. Tampoco mal, ojo, que encontrar gente válida siempre es difícil. En este caso Jimmy Ward, que pasó a ser CB, Carlos Hyde, que es un RB espectacular si no está lesionado (qué bonita explicación), Bruce Ellington, Aaron Lynch... la clase la marca, no obstante, la prematura retirada de Chris Borland, quien no quiso jugar a esto por los riesgos que entrañaba y que pintaba a LB de los muy buenos.

Suficiente

Miami Dolphins

Con las dos primeras rondas, en Miami encontraron dos titulares. Ja'Wuan James se hace cargo del RT y Jarvis Landry se ha convertido en un muy buen receptor. Poco, o nada, de interés más abajo.

Kansas City Chiefs

Ni Dee Ford (DE) ni Philip Gaines (CB), las dos primeras elecciones y los dos hombres que han de marcar a esta promoción de los Chiefs, han llegado a explotar, pero tampoco se han convertido en sendos inútiles incapaces de estar en el campo, ni mucho menos. 

Jacksonville Jaguars

Cuando te gastas el 33 en un quarterback, Blake Bortles en este caso, es que crees que va a ser la piedra fundacional de tu franquicia. Y, de momento, nada más lejos de la realidad. De hecho, está ante su última oportunidad con el nuevo régimen de Doug Marrones y Tom Coughlin: o rinde este año o será sacrificado sin miramientos por una pareja que no le drafteo. Buena segunda ronda apañaron con Allen Robinson. Brandon Linder, OL, y Telvin Smith, LB, también son parte de los titulares.

New England Patriots

La mala fortuna se cebó con este draft y con dos de sus elecciones principales: Dominique Easley y Bryan Stork, aquejados de múltiples problemas físicos que, en el caso del segundo, le ha impedido seguir con su carrera en la NFL. Sí que es cierto que aquí tenemos un asunto peliagudo: Jimmy Garoppolo. El suplente de Tom Brady es considerado tan bueno que no lo traspasan ni por una primera ronda y, siendo ese su valor, es evidente que el acierto fue mayúsculo. Pero, a la hora de juzgar su rendimiento, aún tenemos muy poco con lo que debatir. En este caso, tres años no han sido suficientes. Quizás dentro de otros tres, los Patriots consideren este draft de 2014 uno de los mejores de su historia ¿quién sabe? De momento, la aportación en el campo es poca.

Detroit Lions

Eric Ebron (TE) es un buen jugador, pero no ha demostrado, al menos de momento, ser merecedor del #10 que se pagó por él. El segunda ronda, Kyle Van Noy, es campeón de la NFL, sólo que con los Patriots, así que agua. Y Travis Swanson está haciendo una buena carrera como center.

Los Angeles Chargers

Me gusta Jason verrett (CB), y mucho, pero es escaso bagaje para toda una clase.

Indianapolis Colts

Los Colts no tenían primera ronda, lo que ya les lastraba de entrada. Tuvieron relativo buen ojo con su dos primeras elecciones, no obstante, con el receptor Donte Moncrief, de gran valor en tercera ronda, y Jack Mewhort, aún hoy su LT titular.

Insuficiente

Seattle Seahawks

Como los Colts, tampoco tenían primera ronda. Y, como ellos, consiguieron un receptor potable en Paul Richardson, aunque mucho menos que Moncrief, que quede claro, y un buen jugador para la OL en el center Justin Britt, única pieza fiable de una unidad lastimosa.

Chicago Bears

Los Bears no están metidos en el fondo de la liga por casualidad. Hace tres años consiguieron un buen CB en primera ronda en Kyle Fuller... y ya. Se pasaron las rondas intermedias buscando DL, que no encontraron.

Cincinnati Bengals

La presencia de Jeremy Hill les salva de la catástrofe, pero no es menos cierto que nunca se ha instalado como titular absoluto por encima de Gio Bernard y que este mismo año les han metido a Joe Mixon en el corral, y se los va a comer a los dos. Darqueze Dennard, CB de primera ronda, muy poquita cosa ha sido.

Muy deficiente

New York Jets

La nada, muchachos, la nada. Su primera elección fue Calvin Pryor, safety, y sólo tres años después se han gastado una primera y una segunda en esa posición. Jace Amaro (TE) y Quincy Enunwa (WR) han tenido sus momento pero, por Dios, que erial.

New Orleans Saints

Ni un sólo titular en este draft. Ni uno. Y tú me dirás: "¿Cómo que no? ¿Y Brandin Cooks?" Pues sí, muy bueno, pero les costó un #20 y lo han traspasado por un #32 este año que han convertido en un OL que en tres años (je) veremos donde está. No es mi definición de buen draft, ni siquiera aprobable, por mucho que hayan tenido tres buenos años de Cooks.

Philadelphia Eagles

Cuando lo mejor que te puedes echar a la cara es Jordan Matthews que, sí, es el mejor receptor del equipo antes del fichaje de Alshon Jeffery, pero no deja de ser cabeza de ratón de un grupo más que discreto, que es las cosas no han ido nada bien.

Denver Broncos

Buff, qué desastre. La primera elección fue Bradley Roby, CB que tiene la excusa de que por delante están Harris y Talib para no ser titular. Y ya. ¿Sí? Sí. Bueno, Matt Paradis juega de center pero, ¿habéis visto a esa OL recientemente?

No merece ni calificación

Buffalo Bills

Dos primeras rondas (esta y la del 2015) por Sammy Watkins que no ha rendido como tal debido a sus crónicos problemas de lesiones. Es más, se pudo escoger más abajo, y a un precio razonable, a Mike Evans. Esto es una catástrofe y, probablemente, el movimiento que, como bomba retardada, ha acabado con la carrera de Doug Whaley como general manager. Además, se apostó por tres hombres de la OL en Henderson, Kouandjio y Richardson, que han dejado muchas más luces que sombras. Sólo el LB Preston Brown, tercera ronda, ha estado a la altura de su elección.

Cleveland Browns

Dos primeras ronda: Justin Gilbert y Johnny Manziel. Ninguno de ellos ya en el equipo. El segundo, además, con la opereta que fue su fichaje, quitárselo a los Cowboys, las movidas fiesteras, el circo... en fin. Joel Bitonio (OL) si es aprovechable.

0 Comentarios

Normas Mostrar