Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Ascenso MX Apertura
  • Liga Chilena
Campeonato Brasileño Serie A
Fluminense Fluminense FLU

-

At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Liga Ascenso MX Apertura
Dorados Dorados SIN

-

Atlante Atlante ATE

-

Hipocresía y talento: Joe Mixon desnuda a la NFL

NFL Draft 2017

Hipocresía y talento: Joe Mixon desnuda a la NFL

Hipocresía y talento: Joe Mixon desnuda a la NFL

El corredor de la universidad de Oklahoma, condenado por agredir a una mujer, tiene nivel para ser primera ronda del Draft. La liga se divide con él.

La NFL no invitó a Joe Mixon, corredor de la universidad de Oklahoma, a la Combine. Los New England Patriots han filtrado que han retirado al jugador de su lista de 'drafteables'. Los Miami Dolphins enfáticamente aseguran que tienen cero interés en él. Parte de la opinión publicada habla de que les daría asco que un tipo así estuviese en su equipo. Y sin embargo...

... sin embargo, hay un punto de hipocresía global en este asunto que produce sentimientos encontrados, y nada fáciles de poner sobre la mesa por lo complejo que resulta.

Vamos a recordar su historia. Joe Mixon, en julio del año 2014, y junto a un grupo de amigos, atosigó a una pareja en Oklahoma llamando gay al chico y, con una escalada de la tensión a lo largo de un par de locales, pegando a la chica, llamada Amelia Molitor. Ésta le denunció y Mixon fue suspendido en esa temporada 2014 por la universidad.

El vídeo es brutal. Asqueroso. Remueve las tripas.

Pero resulta que un par de años después, Joe Mixon cumplió su pena y pidió perdón a la chica. Insistió en ello aunque sus abogados le aconsejaron que no lo hiciera. Esperó a que concluyera el proceso legal para hacerlo y, desde entonces, ha dicho todas las cosas correctas sobre su intolerable acción: arrepentimiento, contricción, empatía con la víctima, petición de perdón, asunción de responsabilidad, no echar la culpa a nadie, etc.

Los más benevolentes verán una historia de redención aquí. Los más cínicos a un chaval que sabe que tiene muchos millones de dólares por delante en la NFL y sabe qué debe decir y qué no. A mí no me importa ninguna de las dos cosas porque la única pregunta relevante debería ser: ¿merece una segunda oportunidad?

Y la respuesta ha de darla la propia NFL, y es aquí donde se desnuda su hipocresía. Y muy probablemente también la nuestra, la de los aficionados. Porque la política de la liga con la violencia de género ha oscilado al calor de la opinión pública sin ningún criterio prefijado que permita atisbar como se van a comportar de caso en caso. Si hay vídeo y el jugador está acabado, como Ray Rice, la exclusión sin remilgos. Si no hay vídeo y el jugador aún tiene talento que venga sin problemas, como Greg Hardy. ¿Joe Mixon? Que no venga a la Combine, que nos la ensucia.

Pero, eso sí, que demuestre si tiene talento y entonces veremos qué hacemos con él.

Y, oh, sí, el chico tiene MUCHO talento.

Eso que veis ahí es un running back de primera ronda capacitado, al menos potencialmente, para ser el tipo que más camisetas venda de su nuevo equipo, el chico póster de la franquicia, el que lleva a la gente a sentarse en el estadio para verle los domingos y a nosotros a ponerle en el Game Pass juegue dónde y contra quien juegue. Así de sencillo.

Y muchos equipos de la NFL piensan lo mismo. La lista de ellos que le han invitado a una visita, a un entrevista, es más que notable. Esta semana ha estado en Tampa Bay, Nueva Orleans y Cleveland porque los Buccaneers, Saints y Browns han querido saber más de él de forma privada. Bengals, Broncos, Chargers, Packers y Raiders le tendrán en sus instalaciones en breve. Su agente ha dicho que al menos quince franquicias están interesadas en él.

Y alguna caerá enamorada. Porque así debe ser. Alguna pensará que merece la pena confiar en que ha aprendido de sus errores, en que ha pagado el precio de una salvajada hecha con 18 años y que puede ser un ciudadano decente, que es la única duda que hay para que pueda ser un jugador excepcional de la NFL. Y, en ese caso, esa franquicia enamorada tendrá que decidir si se gasta una primera o una segunda ronda, con la mala publicidad que eso gnerará y las muchas respuestas que tendrán que dar.

Es ahí donde se demostrará, una vez más, que el talento es esencial para perdonar o no ciertos actos. Como vimos en la última temporada con Tyreek Hill (Kansas City Chiefs) o Frank Clark (Seattle Seahawks), en cuanto tenga un par de actuaciones imponentes dejará de ser el agresor machista para pasar a ser el gran corredor de la NFL. Puede ser hipócrita, pero en ese caso todos somos responsables en este juego, y puede ser que la gente merezca una segunda oportunidad. Escoged el lado que prefiráis, pero lo que me parece seguro es que Joe Mixon volverá a desnudarnos a todos en este tema. 

0 Comentarios

Normas Mostrar