Ricky (15+12) lidera otro triunfo hacia los playoffs: "Creemos"

WOLVES 107 - CLIPPERS 91

Ricky (15+12) lidera otro triunfo hacia los playoffs: "Creemos"

Ricky (15+12) lidera otro triunfo hacia los playoffs: "Creemos"

CRAIG LASSIG

EFE

Los jóvenes Wolves, que estuvieron cerca de ganar en San Antonio hace solo unos días, batieron a los Clippers.

"Creemos. De verdad creemos que lo podemos conseguir. Estos son partidos muy importantes. Creo que, desde que llegué, nunca habíamos jugado tan bien al baloncesto como ahora". Palabras de un Ricky Rubio que parece disfrutar cada minuto sobre el parqué en este momento de la temporada. Los Timberwolves están dejando poco a poco atrás esa fama de equipo demasiado joven para ganar, y lo están haciendo con triunfos de valor como el de ayer en Minneapolis ante los abusones Clippers. Están a solo 2,5 partidos de unos playoffs que no pasan por el Target Center desde la 2003-04 (más de 12 años...).

Tuvieron que ganar el partido varias veces, casi siempre es así en la NBA. Lo tenían controlado en la primera parte después de un espléndido primer cuarto (hasta +15) y tuvieron que recuperar el mando en la segunda mitad después de que los visitantes dejaran la ventaja en tres puntos al descanso gracias a un triple desde su campo y sobre la bocina de Chris Paul. Pero lo Wolves nunca perdieron la compostura y siempre, siempre, les quedará Karl-Anthony Towns.

Con el ex de Kentucky al fin del mundo. El mejor Ricky (venía de conseguir un triple-doble histórico ante los Spurs) lideró, ordenó y dio sentido al juego de su equipo, pero la diferencia entre los Clippers y los Wolves fue, como casi siempre que ganan los lobos, el pívot dominicano. El base español llenó de energía el pabellón con sus asistencias (15+6+12) y Towns hizo que explotara una y otra vez con sus mates tras rebote ofensivo. Voló por encima de Griffin y Jordan: 29 puntos y 14 rebotes para el siempre eficiente center de solo 21 años que amenaza con dominar la NBA (cuatro de sus siete fallos, 14/21, llegaron desde el triple: 13/16 en los lanzamientos de dos puntos). Cualidades no le faltan: se convirtió ayer en el segundo jugador más joven de la historia en conseguir 100 dobles-dobles (Dwight Howard) y en el primero que logra siete partidos seguidos de 20+14 desde Barkley en la 1989-90.

Además del martillo de Towns, que tiene pies de bailarín y también de boxeador (dejó detalles increíbles), los Wolves contaron con 20 de un Wiggins algo fallón (5/17 en los tiros), con 17 de un gran Muhammad (titular) y con la sangre y las ganas de todos cuantos pisaron el parqué. Hubo técnicas, una flagrante y algún que otro encontronazo. "Ya sabes cómo son los Clippers, con DeAndre, Blake y Chris van a intentar abusar de nosotros. Les hemos plantado cara y eso ha sido muy importante para nosotros", aseguró tras el partido Muhammad (vía ESPN).

Ni el doble-doble de Jordan (20+13) ni los puntos de Speights (12+6 en 15 minutos) fueron suficientes en un partido en el que Griffin se tuvo que conformar con 16 y Paul con solo siete. Además, la victoria de los Jazz en Houston aleja a los Clippers a 2,5 partidos de la cuarta plaza. No ha sido un gran día en Clipperland.

0 Comentarios

Normas Mostrar