Competición
  • LaLiga Santander
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Serie A

Los Patriots ni se inmutan con Dont’a Hightower en el mercado

New England Patriots

Los Patriots ni se inmutan con Dont’a Hightower en el mercado

Los Patriots ni se inmutan con Dont’a Hightower en el mercado

Mike Ehrmann

AFP

Ha llegado el momento de valorar la posibilidad de que Bill Belichick sí deje marchar a Dont’a Hightower sin igualar la mejor oferta que pueda recibir el jugador.

En los días previos a la apertura de la agencia libre las plantillas de los equipos cambian a velocidad vertiginosa de un minuto para otro, mientras las franquicias restructuran contratos, cortan a veteranos y renuevan a sus agentes libres. Sin embargo, hace unos días, durante unas horas, vivimos una situación sorprendente: los Patriots fueron el equipo con menos jugadores en su plantilla y con menos dinero invertido en ellos.

Sí, lo sé, parece increíble. Si a cualquiera de nosotros nos hubieran preguntado sobre el asunto, habríamos nombrado sin dudar a Cleveland Browns o San Francisco 49ers, dos equipos que tienen muy poco que conservar y demasiado que mejorar. Cuando escribo estas líneas, los Browns tienen en plantilla 63 jugadores, los 49ers 51 y los Patriots 51. Solo cuatro equipos de toda la NFL tiene menos jugadores activos: Packers (47), Dolphins (50), Bills (44) y Falcons (48). Otra cosa es el dinero que todos esos equipos tienen invertidos en sus jugadores, que en todos los casos es una cantidad mucho mayor que la de los Patriots.

Nada de todo lo anterior tendría ningún interés si no fuera porque New England ganó la última Super Bowl y también es el máximo favoritos para alzarse con el título el año próximo. Y según Kevin Seifert, de ESPN, tiene la máxima nota ‘A+’ para encarar la apertura del mercado de fichajes junto a Browns, Jaguars, Titans y 49ers. Vamos, que los campeones son uno de los cinco equipos con más capacidad para hacer diabluras en la agencia libre.

Un equipo sin salarios altos

El motivo fundamental de este margen es, simplemente, que los Patriots no tienen apenas salarios altos. Su jugador más caro es Tom Brady, que solo genera un impacto de 14 millones contra el cap de su equipo. Con esa cifra es el 22º quarterback titular más barato de la NFL. Y no, no me preguntéis cómo han hecho para poder tener en su plantilla al mejor quarterback de todos los tiempos sin que les suponga una carga temible a la hora de gestionar una plantilla competitiva. Incluso sumando a Garoppolo y Brissett, los Patriots invierten en quarterbacks 15,8 millones, un 5,1% menos que la media de toda la NFL. ¡De locos!

Aparte de Brady, solo Nate Solder (11,2 millones) y Devin McCourty (10,9 millones), están por encima de los 10 millones en el impacto contra el cap. Y solo otros cuatro jugadores superan los 5 millones. Son números que harían enrojecer a muchos de los mejores equipos de la NFL, que terminan siendo esclavos de lo que ganan sus estrellas.

Demasiados agentes libres importantes

Por todo lo anterior, sigue sorprendiendo que los Patriots no hayan hecho grandes movimientos para conservar a sus agentes libres. Por ahora solo han renovado a su fullback, James Develin, que se ha ganado un contrato de 2 años y 2,8 millones después de haber tenido una impresionante labor silenciosa desde el backfield, apareciendo en el 31% de los snaps ofensivos de New England, con una fabulosa labor en los bloqueos, aunque muy pocos aficionados firmarían que le vieron en un tercio de las jugadas ofensivas del equipo.

El caso de Develin parece un agota de agua en un mar en el que están Jabaal Sheard, Martellus Bennett, Chris Long, Alan Branch, LeGarrette Blount, Duron Harmon, Logan Ryan y, sobre todo, Dont’a Hightower. Todos ellos son jugadores que, en mayor o menor grado, o fueron titulares o tuvieron un peso importante en el juego en la temporada en que los Pats consiguieron su quinto anillo.

Viendo la lista, muchos de ellos son perfectamente sustituibles, y más con la filosofía de Bill Belichick, que no tiene problemas para fichar a tipos que parecían mediocres en otras franquicias y que a él le dan muy buen resultado. De hecho, algunos de los nombrados, y aparentemente desechados, encajaban en ese perfil cuando llegaron a Foxboro.

Tres bajas difíciles de cubrir

Sin embargo, hay tres nombres que sorprenden más. El primero es Martellus Bennett. Es cierto que nadie contaba con que pudiera seguir en el equipo, ni siquiera él, pero el mercado de tight end en la agencia libre es un auténtico solar, y parece complicado que Belichick encuentre en el mercado la nueva pareja de un Gronkowski cada vez más lastrado por las lesiones. Tal vez se conformen con alguien con el perfil que tuvo Scott Chandler en 2015 o, como parece, aprovechen un draft cargadito de tight ends receptores para elegir alguno en tercera o cuarta ronda.

Los otros dos son Logan Ryan (CB) y Dont’a Hightower (MLB). Ambos están en el top 10 de mejores agentes libres del año en todas las listas, o incluso en el top 5 en algunas. Lo cierto es que el defensive back no ha rendido a un nivel estelar hasta la segunda mitad de esta temporada después de cuatro años en el equipo. Sin embargo, en los últimos partidos, más asentado como nickel tras la llegada de Rowe, rindió a un nivel altísimo, con un cambio de actitud sorprendente y una velocidad lateral prodigiosa que le hacía estar en todas partes y llegar muy rápido a las ayudas. Parecía que ese cambio podía animar a Belichick a retenerle. Pese a ello, quizá el entrenador pueda sospechar que esa resurrección pueda tener que ver con el hecho de que necesitara reivindicarse para tener más valor en el mercado. Y que una vez firmado el nuevo contrato, pueda volver su falta de implicación. Además, tanto la agencia libre, como el draft, están llenos de buenos jugadores de secundaria y no será complicado sustituirle.

El caso Hightower

El caso de Hightower es más peliagudo. Todos dábamos por hecho que Belichick iba a dejarle salir al mercado para recuperarle con el sencillo sistema de igualar la mejor oferta que el linebacker pueda recibir. Esa teoría comienza a desmontarse y puede que eso no vaya a suceder. Comienza a ser un clamor que podría recibir de otro equipo un contrato estratosférico por encima de los 12,4 millones anuales que cobra Luke Kuechly. Resulta complicado creer que Belichick vaya a igualar una oferta así, y más sabiendo lo que pasó hace 12 meses con Chandler Jones y mediada la temporada con Jamie Collins. Además, hay otro factor importante, Hightower se ha perdido 11 partidos por lesión en las últimas tres temporadas. Y aunque este año se ha destapado como un jugador polifacético, infranqueable contra la carrera, pero con peligro como pass rusher, muy rápido en cobertura de pase y con una increíble velocidad lateral, hasta esta temporada era simplemente considerado un especialista en frenar corredores, y ni mucho menos un jugador indispensable.

Encontrar un middle linebacker estrella es casi tan complicado con dar con un quarterback franquicia, y Hightower parece serlo. Además es una posición que Belichick siempre mima; con una fidelidad y paciencia que el entrenador no siente con otras posiciones. Sin embargo, quizá haya llegado el momento de sospechar que tito Bill va a hacer lo impensable y prescindir del mejor jugador de su defensa. Entonces pasará como cuando dejó marchar a Chandler Jones, nos echaremos las manos a la cabeza y diremos que se ha vuelto loco… y lo mismo unos meses después gana su sexto anillo sin Hightower después de otra exhibición de equilibrismo.

0 Comentarios

Normas Mostrar