Su esencia: El hermano pobre de los St. Louis Cardinals

PREVIAS MLB 2017: KANSAS CITY ROYALS

Su esencia: El hermano pobre de los St. Louis Cardinals

El Kauffman Stadium tiene en sus fuentes a su elemento más característico.

JAMIE SQUIRE

AFP

Orgulloso exponente del lugar en el que se vive con más intensidad la pasión por el béisbol, los Royals son 'segundones' respecto a sus vecinos.

No es fácil encontrar una zona en la que el béisbol sea más popular que en pleno corazón de los Estados Unidos de América y eso es especialmente cierto cuando hablamos del Medioeste, lugar en el que se encuadran los Royals. Sin embargo, pese a que el pasatiempo nacional está experimentando un ‘renacimiento’ en Kansas City, el equipo predilecto del estado de Missouri son y seguirán siéndolo los St. Louis Cardinals, que se proclaman orgullosos destinatarios de la mejor afición del béisbol. Por su parte, los Royals no se tienen que conformar con las migajas sino que trabajan en la sombra a la hora de conformar un equipo que agrade a su afición y a buena fe que lo han conseguido en los últimos tiempos.

Propietario: David Glass

Pese a que siempre se le atribuyó cierta ‘alergia’ a gastar dinero en el equipo de Grandes Ligas, lo cierto es que David Glass ha proporcionado no pocos recursos a su GM de cara a conformar un equipo que ha sido campeón y subcampeón, siempre con el inconveniente de pertenecer a un mercado mediano. 

Manager General: Dayton Moore

Desde su llegada al cargo allá por 2006, Dayton Moore ha sido objeto de no pocas burlas por sus escasos éxitos iniciales, que le hicieron elegir en puestos de privilegio en el draft, base indispensable para optar a los mejores talentos nacionales. No obstante, la clave de todo este proceso fue acertar en las elecciones, que se convirtieron en la base del club. Al mismo tiempo también organizó operaciones que trajo numerosos jóvenes valores que también contribuyeron. Con las lógicas restricciones de su mercado, ha sido capaz de cubrir las distintas necesidades y ‘repoblar’ un sistema de granjas mientras compiten en 2017. Habrá que ver el resultado. 

Entrenador: Ned Yost

El técnico de los Royals ha sido capaz de competir con un bloque que ha sido capaz de superar todas las expectativas y complejos análisis informáticos que no les catalogaban como equipo para playoff, llegando a disputar dos Series Mundiales y ganando una de ellas. Sin embargo, la inminente llegada a la agencia libre por parte del bloque actual nos ofrecerá una perspectiva distinta de un Yost que defiende a capa y espada a la vieja guardia, incluso con decisiones que desafían la lógica más elemental, y que tendrá que acometer el más difícil todavía cuando se trata de unir al talento conocido con el que tiene visos de despuntar, circunstancia que le permitiría volver a competir. 

Su gran estrella: Eric Hosmer

Con su llegada a la agencia libre a apenas unos meses de distancia, Hosmer bien sabe que puede ser el fin de una era y querrá despedirse a lo grande de la única franquicia conocida mientras incrementa su cotización en el mercado abierto, lo cual siempre viene bien. 

Estrella ofensiva: Lorenzo Cain

Pese a que la progresión de Cain durante los últimos años ha sido prácticamente imparable, siempre ha habido un factor que ralentizó su progresión: las lesiones. Múltiples problemas físicos a lo largo de 2016 influyeron para que su campaña no estuviese al extraordinario nivel de un año antes y que le permitió acabar en el Top 3 del MVP de la Americana. No es que fuese un mal año, puesto que una parte notable de los jugadores de la MLB la hubiesen firmado, sino que no estaba a la altura de su mejor actuación. A punto de escribir un nuevo capítulo y con su llegada a la agencia libre, el exterior central debe ofrecer su mejor cara para ayudar a que los Royals regresen a los playoffs e hipotéticamente despedirse a lo grande de su afición. 

Pitcher estrella: Danny Duffy

Cuando eres un pitcher zurdo que llegas a superar las 95 millas por hora, ese brazo puede valer su peso en oro, ya sea en la rotación o en el bullpen. Lo que le pasó a Duffy fue que experimentó un salto de calidad y se confirmó como un pitcher que puede liderar este grupo, confirmado este caso después de acordar una ampliación de contrato por cinco años y 65 millones de dólares, que le da seguridad y le evita potenciales sustos hasta una agencia libre en la que se presentaba como uno de los pitchers más interesantes. No es un jugador que pertenezca a la élite, puesto que ni siquiera ha llegado a las 200 entradas en ningún año, pero cuenta con el talento y la juventud para perfilarse como uno de los más destacados en las Grandes Ligas. 

Kauffman Stadium: Las fuentes son su seña de identidad

Puede que hayan pasado 44 años desde que se construyó, pero es una bonita herencia del diseño inteligente de los 70 junto al Dodger Stadium. El ballpark, conocido como “The K” y en la otra acera del Arrowhead Stadium de los Chiefs, es una anomalía, como la esencia del equipo: cuando solo se construían estadios multiusos, los Royals hicieron uno solo para el béisbol. Su característica reseñable son las fuentes más allá de la valla del outfield, retiradas algunas tras las profundas renovaciones de hace unos años.

Enorme superficie en el outfield

Tiene el mayor terreno por cubrir en el outfield de toda la MLB pero con la defensa que hay, los pitchers de los Royals se ven beneficiados. Bastante difícil de sacar del campo, pero es bastante neutro en el resto de áreas.

 

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS KANSAS CITY ROYALS.

0 Comentarios

Normas Mostrar