Competición
  • Champions League

Así es la plantilla de los Tigers línea por línea

PREVIAS MLB 2017: DETROIT TIGERS

Así es la plantilla de los Tigers línea por línea

Justin Verlander estuvo a punto de ganar su segundo Cy Young en las Grandes Ligas.

Rich Gagnon

AFP

Con potenciales aspirantes al MVP y Cy Young en Cabrera y Verlander, Detroit buscará volver a jugar los playoffs.

Catchers ***

Los Tigers podrían pensar que lo sucedido en 2016 con James McCann es el mundo al revés y razón no les falta. Con la etiqueta de ser un catcher superior en ataque y con trabajo por hacer en la defensiva, lo cierto es que lo más destacable de su campaña fue justo lo contrario. Se produjo un notable avance en su trabajo a la hora de limitar el juego de carrera y con una buena sintonía mostrada con los pitchers del equipo, que se sintieron cómodos lanzándole. Sin embargo, el rendimiento con el bate fue decepcionante y no se tiene muy claro cuál es su techo. Seguirá siendo el titular y Álex Ávila regresa al equipo en su segunda etapa con el club para ejercer de backup de McCann tras su mal año con los White Sox. Lejos queda ya su status como All-Star.

Infielders ****

Los años pasan para todos, pero en el caso de Cabrera no se notan. El primera base estuvo impresionante por enésima vez y verle actuar sobre los diamantes es un privilegio que no sabemos valorar en su justa medida. Capaz de lograr una altísima media de bateo sin sacrificar potencia o productividad, volverá a ser el jugador clave. Algún día entrará en el HOF con la gorra de los Tigers. A pesar de un sensacional año en el que brilló en potencia y en defensa, se rumoreó que Kinsler estaba en el mercado de traspasos, pero no se encontraron ofertas satisfactorias y volverá a abrir de forma extraordinaria el turno de los de Michigan. José Iglesias volverá a ser el short del equipo y con la esperanza de recuperar sensaciones en ataque, donde perdió 50 puntos de media y no estuvo todo lo fino que se le presupone con el guante. Castellanos dio un paso al frente en 2016 y su bate fue notable en relación con el puesto, aunque sólo pudo jugar 110 partidos.

Outfielders ***

Es difícil calificar el primer año de Upton con los Tigers. Profundamente irregular, tan pronto se encontraba desaparecido en la primera mitad como totalmente enchufado tras el All-Star. Su último mes fue de ensueño y no hay que menospreciar los 31 home runs que logró. Su capacidad para sacarla del campo es incuestionable, al igual que su inconsistencia, que llevó al club a valorar su traspaso cuando no había completado el primero de los seis que firmó. Debe asumir galones. Aunque la primera opción para el CF sea Collins, que no ha demostrado mucho al más alto nivel, pero el futuro pertenece más a JaCoby Jones y puede que desde el propio spring training. Poseedor de un bate notable, J.D. Martínez ha sido extraordinario activo desde su llegada y su bate tiene trueno, aunque no fue el mismo tras su lesión. Si está sano, el club puede compensar otras carencias y optar a una Wild Card. Su nombre será protagonista de los rumores en verano.

Bateador designado y banquillo ***

Una vez más, Víctor Martínez desafía el paso del tiempo y tuvo un 2016 que puede que pasara por debajo del radar, pero que tuvo un rendimiento tremendamente productivo desde la posición de DH. Gracias a su innata capacidad como ambidiestro, aporta equilibrio al turno de Ausmus y el club volverá a depender de su aportación en gran medida, circunstancia habitual al estar los Tigers plagados de jugadores veteranos. Con 38 años ya cumplidos, alguna vez empezará a dar síntomas de declive, aunque se confía que todavía tarde. Mahtook llega desde Tampa Bay con la esperanza de tener oportunidades, que pueden pasar por el CF y dar descanso al resto de compañeros en el exterior. A sus 27 años, es ahora o nunca a la hora de hacerse con un hueco. Steven Moya intentará ganarse también sus opciones de entrar en los planes del equipo, pero la lucha será feroz. Romine aporta flexibilidad desde el banquillo y volverá a ser su rol en 2017.

Rotación ***

Si hay una lectura positiva que sacar en el 2016 de los Tigers, es el extraordinario año que realizó Verlander. En una campaña en la que perfectamente se podría haber hecho con el Cy Young de la Americana, el diestro demostró que todavía tiene cuerda para rato y que ha aprendido a convivir con el hecho de la pérdida de velocidad en su recta. Ha recuperado su estatus como parte de la élite de la liga y no es poca cosa teniendo en cuenta su preocupante declive. Fulmer sí que es un recién llegado a las Grandes Ligas y su enorme campaña le convirtió en el mejor novato. A la espera de los ajustes de los rivales, se perfila como un sólido número dos. Zimmerman empezó sensacional, pero los problemas físicos se cebaron con él y aspira a recuperar sensaciones para el nuevo año. Aníbal Sánchez perdió su puesto en la rotación, aunque volverá a formar parte de ella… si el rendimiento es el apropiado. Norris luchará con Boyd por el quinto puesto.

Bullpen ***

Teniendo en cuenta los problemas del pasado con el bullpen, los Tigers deben estar muy contentos con el rendimiento del veterano Francisco Rodríguez, que acumuló 44 saves y le dio estabilidad al club en la última entrada. Aunque ya no posee la velocidad de antaño, lo suple con inteligencia y pillando con el paso cambiado a los rivales gracias a su experiencia. Mark Lowe no tuvo su mejor estreno con Detroit, pero su trayectoria es positiva a lo largo de los años y debe cambiar la tendencia. Justin Wilson tampoco estuvo bien desde el perfil siniestro, pero Alex Wilson sí que tuvo una contribución apreciable. Bruce Rondón tiene mucho talento y éste debe ser su año, incluso aspirando a convertirse en el futuro closer del equipo, que es lo que se esperaba de él.

Altas y bajas *

Una inactividad que pasará factura

Los Tigers se postulaban como uno de los grandes animadores en el mercado de traspasos, con numerosos jugadores de calidad que suponen un lastre a la economía del club y que le ha restado flexibilidad para hacer más atlética esta plantilla. Aunque se avisó de todas estas maniobras, las acciones del GM fueron decepcionantes y quedaron prácticamente en nada, salvo la marcha de Maybin. No es descartable el traspaso de J.D. Martínez durante el año si la cosa no va bien. Además, contratos no garantizados de Ligas Menores para reforzar el bullpen y el regreso del hijo del director general para ser el suplente de McCann.

 

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS DETROIT TIGERS.

0 Comentarios

Normas Mostrar