Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
LaLiga Santander
Bundesliga
Liga Portuguesa
Ligue 1

La carrera de New England, clave para esta Super Bowl

Super Bowl LI

La carrera de New England, clave para esta Super Bowl

LeGarrette Blount y el resto de running backs de los New England Patriots pueden tener la llave para el triunfo de su equipo en la Super Bowl contra Atlanta Falcons.

AL BELLO

AFP

Todo el mundo tendrá sus miradas puestas el domingo en los dos quarterbacks, pero no descuidéis el backfield de los Patriots.

New England Patriots - Atlanta Falcons en vivo

Predecir el plan de juego de Bill Belichick es sencillamente imposible. Es algo que se ha comentado multitud de veces y que hablamos la semana pasada a colación del inesperado y exitoso uso del personal 10 (1 corredor, 4 wide receivers) en la final de conferencia ante Pittsburgh Steelers.

Los New England Patriorts son un equipo pasador pero con muchos recursos

En su mega previa Rubén Ibeas ya nos ha destripado el juego ofensivo de los Patriots que lidera Tom Brady, en el que Julian Edelman es el eje vertebrador y el play-action su arma de destrucción masiva. Pero, ¿y si resulta que en la gran final Belichick opta por darle protagonismo a sus corredores? New England tiene recursos para atacar a los Falcons por vía terrestre y vamos a analizarlos.



Partiendo de que no existen “partidos modelo” o “esquemas tipo” para derrotar a un oponente, dado que cada conjunto juega en base a sus diferentes posibilidades, es obvio que el antecedente del Eagles – Falcons de este año pesa mucho de cara a esta Super Bowl. En aquel encuentro de la semana 10, Philadelphia amasó 208 yardas de carrera camino de una victoria por 24-15. Atlanta sólo pudo tener el balón en su poder 21:50 en el que resultó su partido de menor anotación de la temporada.



Los Eagles lanzaron al equipo de Dan Quinn toda la artillería disponible en lo que a su juego terrestre se refiere: inside zone, outside zone, power, counter, trap, duo, sprint draw, sweep… Aunque la defensa de los Falcons ha ido mejorando a lo largo del año y cuenta con un punto fuerte en la línea como Grady Jarrett, lo cierto es que físicamente son superables en el punto de ataque, como se vio aquel día. Esta debilidad se ha venido camuflando por el hecho de que Atlanta juega con ventajas muy tempranas durante los últimos dos meses y los equipos contrarios han tenido que abandonar la carrera antes de tiempo. Philadelphia dominó desde su primer drive y eso le permitió seguir golpeando por tierra hasta el final con resultados extraordinarios.

Los Falcons juegan básicamente con cuatro novatos en su alineación titular y esa juventud se nota en que en ocasiones “sobre reaccionan” a las jugadas. Un corredor con paciencia, que mantenga su línea, puede influenciar a los defensores del segundo nivel para eventualmente hacer el corte que le coloque en campo abierto. Fijaos en esta carrera zonal interior como Matthews aguanta su camino original el tiempo necesario para De’Vondre Campbell (59) y Keanu Neal (22) queden en mala posición para realizar el placaje.

New England no cuenta con un juego terrestre tan diverso, esquemáticamente hablando, como el de Philadelphia (escuela Andy Reid). Sin embargo, Josh McDaniels no está corto de opciones. Tiene dos hombres en los que confía para llevar la pelota por tierra, LeGarrette Blount y Dion Lewis, siendo ambos suficientemente versátiles para que el contrario nunca sepa por formación o personal en el campo qué tipo de jugada correrán los Patriots.



Legarrette Blount ha liderado la NFL con 18 TD de carrera

Blount es el runningback de mayor potencia de los New England Patriots. Ha liderado la NFL con 18 touchdowns de carrera este año y es de esos jugadores que dejan su marca en el rival cuando son placados. Eso no quiere decir que adolezca de velocidad para ejecutar carreras exteriores o que su influencia se limite a cuando New England monte personal pesado en el campo. De hecho, su media de yardas con personal 11 en el campo (1RB, 3WR, 1TE) esta campaña es de 5.0 yardas por intento, muy por encima de su marca global de 3.9 en 2016. Contra los Steelers no brilló demasiado porque el plan de juego no pasó por él pero aun así dejó este carrerón para el recuerdo. Media defensa de Pittsburgh fue necesaria para derribarle. Como siempre decimos, en carreras zonales fundamental para la defensa mantener la integridad de gaps ante el movimiento lateral de la línea de ataque. Fijaos como el 3-tech DT pierde su gap y Blount lo aprovecha para colarse por su sitio.

En la citada derrota de Atlanta en Philadelphia, los Eagles hicieron la mayor parte del daño con el personal 11 en el que como decimos tiene más éxito Blount.



Con Dion Lewis en el campo los Patriots llevan una racha de 16 - 0

Su compañero, Dion Lewis, es el talismán del equipo. Con él en activo, los Patriots poseen una impoluta marca de 16-0. Lewis es más elusivo y mejor receptor fuera del backfield, si bien el mejor runningback de los Patriots en ese último aspecto es James White. Centrándonos en la carrera, Lewis tiene la habilidad de “hacerse pequeño” al encontrar el hueco y eso le permite ganar yardas con carreras interiores. McDaniels tiene confianza en él incluso para utilizarle en “Power O”, es decir, doble bloqueo al end del “playside”, pull del guard derecho y “kick-out block” del fullback. Lewis hace el resto clavando el pie izquierdo en el suelo y generando más yardas con un corte de regreso hacia dentro.

Nadie duda que el ataque de New England pasa por las manos de su legendario quarterback, Tom Brady. No obstante, eso no quita que Belichick no pueda sorprendernos con un plan de juego menos inclinado hacia el pase. A diferencia de otros años, los Patriots sí pueden correr con la pelota y saben que ante Atlanta puede resultarles de mucha utilidad. Así atacan un punto débil de su rival y además mantienen más tiempo en la banda a su peligrosísima ofensiva. Super Bowl LI, el duelo está servido.

0 Comentarios

Normas Mostrar