Un domingo cualquiera en la dinastía Long

NFL

Un domingo cualquiera en la dinastía Long

Un domingo cualquiera en la dinastía Long

Matt Slocum

ASSOCIATED PRESS

Long culminó una carrera de 13 años con un campeonato en el Super Bowl XVIII y un lugar en el Salón de la Fama. Chris tal vez nunca llegue a Canton, pero está a un triunfo más de conseguir su propia sortija.

Houston

New England Patriots - Atlanta Falcons en vivo

Howie Long culminó una carrera de 13 años con un campeonato en el Super Bowl XVIII y un lugar en el Salón de la Fama. Chris tal vez nunca llegue a Canton, pero está a un triunfo más de conseguir su propia sortija.

Chris Long llegó este año a los New England Patriots luego de ocho temporadas con los Rams y un largo proceso en la agencia libre, en el que coincidentemente los Atlanta Falcons también estuvieron involucrados. Howie, por su parte, también estará en el terreno del NRG Stadium de Houston, como parte de la transmisión de la cadena FOX.

Así, Howie y Chris crearán otro vínculo especial en la familia Long, luego de que el Super Bowl de papá lo tuvo que vivir en solitario, pues su primogénito nació tres años después de que se coronara con los Raiders en 1983.

Ninguno de los dos tiene una tarea fácil. Para Chris, el desafío esta en ayudar a detener al ataque más anotador de la NFL. Howie, tendrá que combatir los sentimientos en pos del profesionalismo.

“En mi carrera he jugado partidos con menos gente de la que hay ahorita en esta sala. Así que estar en el Super Bowl es algo increíble”, reconoció el menor de la dinastía. “El domingo será una batalla”.

Para Howie, el debate es distinto.

“¿Tienes hijos? ¿Cómo verías tú el juego?”, respondió el analista cuando se le preguntó si viviría el juego como comentarista o como padre. “Tengo un trabajo que hacer y me prepararé para hacerlo. Seré profesional, pero veré el juego como padre”.

En sus años como jugador, Howie fue reconocido como uno de los jugadores más agresivos en un equipo repleto de ellos. Al pasar los años, esa agresión se convirtió en humildad.

“Mi papá ha hecho un gran trabajo al permitirme frenar las cosas y apreciar el momento, creo que muchas veces los jugadores no nos damos cuenta de eso. Pero gracias a él me he podido tomar un momento para saborearlo todo”, dijo Chris.

Y vaya que necesitaba la pausa.

“Si conocen a Chris, y lo admiro por esto, es alguien que tiene una habilidad para vivir el momento y no estoy seguro de que haya alguien que vaya tras la vida, dentro o fuera del campo, como él”, declaró el orgulloso padre. “Creo que un mes después del Super Bowl irá a escalar nuevamente el Kilimanjaro. Y así es Chris. Siempre se pregunta: ‘¿cuál es la siguiente montaña?’ Y lo admiro por ello”.

La siguiente montaña de Chris será llevar por el mismo camino a su primer hijo, Waylon, quien está por cumplir su primer año de vida. Pero Howie el abuelo, aparentemente ya tiene planes.

“Waylon ya empezó a caminar y, por cierto, es especial, es un chico extraordinario”, dijo sin ocultar la sonrisa. “Es inteligente, atlético, toma buenas decisiones. Creo que tiene un buen tiempo en las 40 yardas, un buen salto vertical”.

El abuelo ya apuntó a Waylon para continuar con la dinastía Long, pero primero Chris debe dar ese paso. Chris, el incansable defensive end, el de los tatuajes coloridos y el que no disfruta de las películas de football.

“’Any Given Sunday’ es buena solo por el discurso, el discurso antes del partido es la mejor cosa de la historia”, admitió finalmente.

0 Comentarios

Normas Mostrar