Temas del día Más temas

Cómo arreglar el chiste en el que se ha convertido la Pro Bowl

PRO BOWL

Cómo arreglar el chiste en el que se ha convertido la Pro Bowl

La Pro Bowl ha experimentado varios cambios a lo largo de los años y no serán los últimos de cara a aumentar su interés.

Getty Images

La NFL se centra en el partido de las estrellas este fin de semana previo a la Super Bowl y ofrecemos varias soluciones para aumentar el interés.

Si buscas Pro Bowl en el diccionario te saldrá algo más o menos así:

"Partido solo comparable en intensidad con un partido de touch football de solteros contra casados de tu grupo de amigos, pero a diferencia de tener a una banda de motivados, juegan unos multimillonarios con ganas de evitar posibles lesiones que puedan poner en peligro su próximo contrato."

Está claro que la Pro Bowl no es el mejor partido para ver, es más yo no lo considero ni un encuentro más que una exhibición; pero lastimosamente es de lo poco que nos podemos llevar a la boca durante este fin de semana en el que los dos equipos de la Super Bowl descansan de cara al “gran partido”. Es normal que la intensidad sea baja, y que el puntaje sea alto. Con lo poco que dura la carrera de un jugador de la NFL, es normal que no quieran arriesgarse en un partido que no tiene nada valioso en juego, y apenas es algo potable que pones en el CV.

Es por eso que en esta columna buscamos soluciones para que este partido sea más llamativo, arreglemos pues la Pro Bowl:

1) La solución de la Invasión Canadiense: La liga de football canadiense es en casi todas las formas el hermano menor de la NFL, pero es una liga profesional en la que casi todos los jugadores que militan en ella o fracasaron en la NFL o ni siquiera tuvieron una oportunidad en el draft. ¿Por qué no hacer un combinado NFL jugar contra un combinado de la CFL? Este partido sería más entretenido, tendría repercusión en dos países y ya os digo que habría intensidad, ya que unos quieren mostrar su valía y otros no quedar mal entre rivales en teoría inferiores.

2) La solución del premio mayor: Escoger primero en el draft es un premio codiciado por los equipos al punto de que a veces dejan de ganar sus partidos para poder llevarse ese premio. Idea suelta, ¿y si ponemos a los dos peores equipos de la temporada jugar a ver quien se lo lleva? ¡Obviamenteel ganador se lleva el premio! Mmm… Pensándolo bien, otro partido más de los Browns jamás es una buena idea. Siguiente.

3) La solución del castigo: A estas alturas de la temporada seguir jugando es un castigo. Si vamos a premiar al peor equipo de la temporada con la posibilidad de coger al mejor jugador posible saliendo de la NCAA, ¿Por qué no le castigamos un poquillo acortando sus vacaciones? Podrían estar tres semanas más entrenando y jugar, la semana antes de la Pro Bowl, contra el campeón de la Grey Cup (la final de la CFL) o quizás contra un equipo de los MVP de la NCAA, ya que así pueden ver más de cerca a sus posibles reclutas. Yo vería este partido con mucho interés.

4) La única solución posible: Suelto esta idea loca: ¿y si nos cargamos este partido del todo? Está claro que nadie considera un premio jugar la Pro Bowl, más bien lo contrario. No sólo eso, los ratings con bajísimos a pesar de que no hay mucho más a esa hora, el seguimiento de la prensa es mínimo y el estadio no se suele llenar. Antes se jugaba en Hawaii, y ahora ni estando en el continente llama la atención el partido. Sobra. Para esta semana podríamos poner la final de la NCAA que luciría más por ejemplo, o dejar directamente que pase lo inevitable: que la NBA empiece a tomarse los titulares deportivos hasta el press day de la Super Bowl.

0 Comentarios

Normas Mostrar