Análisis del Patriots - Steelers cuando ataque Pittsburgh

Final de la Conferencia Americana NFL

Análisis del Patriots - Steelers cuando ataque Pittsburgh

Ben Roethlisberger, es un quarterback que suele funcionar muy bien bajo presión. Veremos si es capaz de encontrar a Antonio Brown y LeVeon Bell.

AFP

Dos viejos rivales, dos campeones múltiples de la Super Bowl, se ven las caras una vez más con el objetivo de agrandar sus respectivos historiales.

Patriots-Steelers en vivo

Al comienzo de la temporada muchos pronósticos apuntaban a una final de conferencia entre Pittsburgh y New England. Meses después llegamos al partido decisivo en la Conferencia Americana y efectivamente, estos dos equipos se disputarán el acceso a la Super Bowl LI. El que sea el encuentro más predecible no quita que deje de ser menos esperado por todos los aficionados.

Cuando atacan los Steelers…

No cabe duda que a este lado del balón todas las miradas se centrarán en Le´Veon Bell. El espectacular runningback de los Steelers se encuentra inmerso en una increíble racha de ocho partidos en los que ha sumado 1172 yardas de carrera, cifra superior a todos los jugadores de la NFL este año con excepción de siete (incluido su propio registro). En las dos rondas anteriores de playoffs ha pasado por encima de Dolphins y Chiefs camino de las dos mejores actuaciones en la larga historia de la franquicia en post-temporada (170 y 167 yardas).

El juego de Bell ha sido analizado por todos los medios. La paciencia con la que afronta sus carreras no deja de sorprender e impresionar pese a que ya todos sabemos que lo va a hacer. Por supuesto, el gran trabajo de sus compañeros de línea hace posible que pueda tomarse algunas jugadas con tal tranquilidad que literalmente cruza la línea de scrimmage andando antes de realizar una de sus características aceleraciones.

Sin embargo, Bell no es un runningback que arriesgue cuando toque el balón como lo hiciera en su día Barry Sanders. Él tiene muy claro cuándo puede y cuándo no puede tomar opciones, de ahí que el porcentaje de sus carreras para pérdida de yardas sea de los más bajos de la competición. Observad por ejemplo esta jugada del enfrentamiento entre estos dos mismos equipos en la Semana 7. Tenemos una “One-Back Power” en la que Bell debe seguir el camino que le marca su compañero, el right guard David DeCastro. Donta´ Hightower (#54) se anticipa al bloqueo y obliga a Bell a abrir su trayectoria. En cuestión de décimas de segundo visualiza un plan B, evita el placaje del linebacker, deja tirado a Patrick Chung (#23) con un movimiento brutal en campo abierto y finaliza con potencia para ganar yardas extras arrastrando rivales. Como véis Bell no depende solo de los bloqueos de su línea, lo que le hace doblemente peligroso.



La fuerza de los Steelers en el juego de carrera será probada por una unidad que está funcionando muy bien a la hora de detenerla. Sin hacer mucho ruido los Patriots acumulan 24 partidos consecutivos sin permitir un corredor de más de 100 yardas. El último en conseguirlo fue C.J. Anderson para los Denver Broncos en la Semana 12 de 2015. El nose tackle Alan Branch y el defensive tackle Malcom Brown están siendo dos bastiones fundamentales para New England. De su labor dependerá mucho el desenlace del encuentro, ambos están jugando muy bien.



Bill Belichick utilizará “frentes reducidos” con los tres hombres de línea alineados frente a center y guards para procurar que haya poco espacio para avanzar por el medio. Entonces será labor de Hightower, Jabaal Sheard y Patrick Chung entre otros para que no se fallen placajes en el exterior. Será apasionante ver el choque ante una línea tan atlética como la de Pittsburgh, cuyos cinco componentes son capaces de salir en “pull” y generar avenidas por los gaps más exteriores.

El otro gran punto de atención en el duelo ataque de Pittsburgh versus defensa de New England es Antonio Brown. El wide receiver ha promediado 120 recepciones por temporada en los últimos cuatro años y al igual que su compañero Bell ha superado las 100 yardas en los dos compromisos de playoffs. En el duelo de octubre fue perseguido por Malcolm Butler los sesenta minutos, recibiendo en repetidas ocasiones doble cobertura a cargo de Devin McCourty.

Antonio Brown puede causar estragos en la secundaria rival, sobretodo si los Patriots buscan cerrar la caja para frenar a LeVeon Bell.

Antonio Brown puede causar estragos en la secundaria rival, sobretodo si los Patriots buscan cerrar la caja para frenar a LeVeon Bell.

Los Steelers intentaron contrarrestar utilizando a Brown en rutas cruzadas para dificultar mucho más la posibilidad de hacer un doble marcaje. Los Patriots se situaron en la Semana 7 casi siempre con un safety profundo y defendieron al hombre. Butler se vio entonces en posiciones complicadas para defender a Brown, por ejemplo la del siguiente vídeo. Pittsburgh usa motion por parte de Darrius Heyward-Bey y una ruta profunda directa hacia el único safety con el objetivo de anclarlo y permitir que Brown pueda hacer daño por detrás suya. Defendiendo con “outside leverage” una ruta cruzada Butler no puede más que perseguir a su rival por detrás y esperar que el big-play no se traduzca en touchdown.



Sería muy bonito ver un tercer duelo entre Brown y Butler. Las dos últimas veces que estos dos equipos se han visto las caras han vivido un cara a cara que ha dejado momentos para el recuerdo. Sin embargo, Butler no es una opción automática contra el wide receiver número 1 rival. De hecho, la semana pasada no se midió a DeAndre Hopkins. Quien sí se encaró con Hopkins en los divisionales fue Logan Ryan, el cornerback nº 2 de los Patriots. Belichick le alinea bastante en el slot, desde donde realiza labores de cobertura así como entra en blitz ocasionalmente. Ante Brock Osweiler registró un sack. Ryan será agente libre en la off-season y si mantiene la producción de las últimas semanas va a poder generar un gran contrato.



Sea Butler o sea Ryan quien se mida a Brown podemos dar por descontado que habrá doble cobertura ocasionalmente por detrás. Eso significa que un tercer hombre debe aparecer para los Steelers el domingo si quieren dar la sorpresa en Foxboro. En la Semana 7 Bell y Brown se combinaron para 268 de las 375 yardas de Pittsburgh (71,4%). El punto débil en la secundaria de los Pats se llama Eric Rowe. Ya sea Eli Rogers, Cobi Hamilton o Demarcus Ayers, alguno de ellos necesita generar dos o tres jugadas importantes para ayudar a la causa del equipo.

Por supuesto la gran diferencia a este lado del balón respecto al precedente de la regular season es que en aquel momento Landry Jones dirigió a los Steelers en lugar de Ben Roethlisberger. Pittsburgh tuvo muchas oportunidades en aquel partido (8 incursiones en territorio rival) pero no supo sacar tajada (16 puntos), situación similar a la de la semana pasada en Kansas City (0/4 en la zona roja). Big Ben ha de jugar mejor en esos momentos cruciales de lo que ha hecho últimamente, especialmente fuera de casa (22TD-7INT en Heinz Field, 9TD-9INT en la carretera este año).

0 Comentarios

Normas Mostrar