La defensiva de los Patriots enfrenta su primera prueba

NEW ENGLAND PATRIOTS

La defensiva de los Patriots enfrenta su primera prueba

La defensiva de los Patriots enfrenta su primera prueba

ELSA

AFP

La unidad de New England que encabeza Matt Patricia no tuvo que sortear grandes obstáculos durante la temporada regular.

Ciudad de México

Patriots-Steelers en vivo

 

Los New England Patriots y la Final de Conferencia parecen ir siempre de la mano. Mencionar una cosa sin la otra suena vacío como decir Tom sin Jerry, Simon sin Garfunkel, Lennon sin McCartney o Batman sin Robin.

Seis viajes consecutivos a la antesala del Super Bowl causan ese efecto. Y esa instancia se ha convertido en la norma para otra de esas duplas complementarias: Tom y Bill. Pero no están solos, el quarterback y su coach tuvieron mucha ayuda este año y vino de donde menos la esperaban: la defensiva.

Cuando uno piensa en las grandes defensivas de la NFL hay mil opciones que saltan a la mente, y difícilmente los Patriots se encuentran entre las primeras. Mucho menos como la número uno, y con justa razón. La unidad que encabeza el científico espacial de Matt Patricia no se ha ganado el respeto.

Cuando se ve un solo lado de la ecuación, resaltan los números que logró imponer esta defensiva: Un solo rival con al menos 30 puntos, 11 enemigos limitados a 17 puntos o menos y tres juegos sin permitir un touchdown.

Pero se ve el otro lado de la ecuación y se entiende las  dudas en la etiqueta de los Patriots como la mejor defensiva de la liga. Dos duelos ante Brock Osweiler y Ryan Fitzpatrick, triunfos dominantes ante Jared Goff, Cody Kessler y Landry Jones no le van a hacer ningún favor a tu reputación.

En general, los Patriots enfrentaron a un calendario que acumuló una marca de 89-116-3 y que incluyó a las cinco peores ofensivas en puntos de la Liga. Eso colaboró a que los Patriots se convirtieran en la defensiva con menos puntos admitidos apenas la segunda ocasión en la historia de la franquicia.

En los cinco años de Patricia como coordinador defensivo,  New England se había mantenido siempre alrededor del primer tercio de la liga en esa categoría (9, 10, 8 y 10), antes de dar el tremendo salto a la cima en 2016.

Ahora Patricia, Dont’a Hightower y compañía tienen la oportunidad de ganarse el respeto y el viaje al Super Bowl al mismo tiempo. Solo tienen que cerrarle la puerta a uno de los arsenales más completos de la NFL en Ben Roethlisberger, Le’Veon Bell y Antonio Brown.

Los Patriots saben que la tarea es complicada y que el triunfo ante los Steelers de la semana 7 sirve únicamente como anécdota al ser ante un equipo comandado por Landry Jones. Ahora tendrán la prueba máxima y de superarla los dejará con valiosas lecciones para medirse a Aaron Rodgers o Matt Ryan el primer domingo de febrero en Houston.

La llave que les abriría las puertas del éxito sería emular lo hecho por Kansas City y minimizar los daños: enfocarse en un solo aspecto del ataque de Pittsburgh y contenerlo por completo, como lo Chiefs con la ofensiva aérea, y dejar que el otro, en este caso Bell, haga el menor daño posible como sucedió al mantenerse fuera de la zona de anotación.

Por supuesto que es más fácil decirlo o plantearlo que hacerlo.

Por fortuna para New England, los Patriots tienen un lujo que no tuvieron los Chiefs el domingo pasado, una ofensiva comandada por Brady que garantiza cierta cantidad de puntos en la pizarra. Una red de seguridad para su defensiva, que no tiene que hacer el partido perfecto.

Matt Patricia y su unidad no tienen que pasar la prueba con 10, un seis podría ser suficiente para ir a Houston. El respeto, por otro lado, si requiere de una calificación mucho más alta.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar