Utah es el destino maldito para LeBron: seis derrotas seguidas

JAZZ 100-CAVALIERS 92

Utah es el destino maldito para LeBron: seis derrotas seguidas

Utah es el destino maldito para LeBron: seis derrotas seguidas

Russell Isabella

USA Today Sports

La defensa de los Jazz ahoga a los Cavaliers. Gran duelo LeBron-Hayward en el tercer cuarto, en el que se pasó de un 0-17 a un 16-0.

No hay manera. El Vivint Smart Home Arena (antes EnergySolutions) es una pesadilla para LeBron James, que no gana en Salt Lake City desde 2010. Acumula seis derrotas seguidas, tres todavía con los Heat y tres en otros tantos viajes al estado mormón desde su regreso a Cleveland. Y no será porque no lo intenta. Esta vez puso toda la carne en el asador pero topó (100-92 final) con uno de los mejores equipos de la NBA en su mejor versión, la que casi no hemos podido ver por culpa de las lesiones: fue solo el sexto arranque del quinteto Hill-Hood-Hayward-Favors-Gobert. El balance en esos partidos es de 5-1. ¿El total de los Jazz? Ahora 24-16. Si la salud acompaña, pelearán con Clippers ¿y Grizzlies? para coger el mejor asiento posible de cara a los playoffs, a la espalda de Warriors, Spurs y Rockets.

Los Cavs quedan 28-9, con mucho margen en el Este (25-13 los Raptors, por si eso sigue imporando algo en la Conferencia de LeBron) y otra vez con tres derrotas más que los Warriors, a los que visitarán en apenas un puñado de días. Kyle Korver debutó en la ciudad en la que jugó entre 2007 y 2010 pero no anotó ni un triple (0/2, 1/5 en tiros en 18 minutos), contra una de las mejores defensas de la NBA (¿ahora mismo la mejor?), que dejó a los Cavs en 92 puntos y a Kyrie Irving (20 puntos, 5/18) y Kevin Love (12, 4/14) en su peor partido en el tiro de todos los que han jugado juntos: 28% conjunto. El segundo cuarto fue una muestra clara de hasta qué punto pueden asfixiar estos Jazz a sus rivales: parcial de 27-12, mínimo en cualquier cuarto de la temporada de unos Cavaliers que no repartieron ni una asistencia y fallaron 18 tiros (5/23). Un 10-0 final abrió la brecha: 56-41.

Pero quedaba LeBron James, claro. Cansado de llevarse coscorrones en esa pista, salió del vestuario furioso y condujo un 0-17 que dio la vuelta al partido en seis minutos: 58-60. Pero entonces Gordon Hayward se puso al frente de un 16-0 que devolvió las cosas a su sitio (74-60) y tiró por tierra las cuentas y el esfuerzo del mejor equipo de la NBA. Tremendo duelo de aleros: 29 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias y 4 robos LeBron, 28 puntos y 9 rebotes Hayward. Además, Rodney Hood jugó su mejor partido en semanas (18 puntos, 5 rebotes) y George Hill volvió a demostrar que es capital en estos Jazz que pueden ser el terror de la segunda mitad de la temporada: 13 puntos y 7 asistencias del base, que además sella de forma hermética el eje central de la defensa de su equipo junto a Rudy Gobert (11 puntos, 14 rebotes). Demasiado esta vez para un LeBron que se quedó muy solo cuando quiso ponerse de verdad manos a la obra.

0 Comentarios

Normas Mostrar