Análisis del Packers-Giants cuando ataque Nueva York

Playoff NFL

Análisis del Packers-Giants cuando ataque Nueva York

Análisis del Packers-Giants cuando ataque Nueva York

AFP

Se habla de lo mal que funciona el ataque de los Giants. A pesar de tener unos WR con talento, Manning no es capaz de mover las cadenas.

Se habla, y con razón, de lo mal que funciona el ataque de los Giants. A pesar de tener una serie de receptores con mucho talento, Manning no es capaz de mover esa ofensiva. La rémora que ha sido para ellos su backfield, durante gran parte de la temporada, no ha ayudado al pequeño de los Manning a tapar alguna deficiencia que empieza a mostrar el QB.

Aunque es cierto que, en las últimas semanas, la aparición de Perkins le ha dado algo de aire a ese juego de carrera. Donde más cómodo se encuentra el runningback es en las carreras por el medio. Aquí es donde más brilla el interior de la línea ofensiva y, por encima de todos, el right guard John Jerry. Toda clase de carrera interior, ya sea en power run (traps o power O), o en zona (inside zones o strech G), demuestran la potencia y velocidad en los pulls. De hecho, es normal verle jugar trap blocks en muchas jugadas de pase.



Sin embargo, donde es muy fiable la defensa de Green Bay es en estas situaciones interiores. Tanto Guion, Mike Daniels, o el rookie Clark, son capaces de sellar muy bien estas puertas interiores, y es en carreras por el exterior cuando la defensa sufre. Si los Giants consiguen correr esas power run por el medio, el ataque va a poder mover mucho mejor las cadenas. Es obvio que su poderío es el juego aéreo, así que si Perkings, o Jennings, alcanzan una cifra cercana a las 80/90 yardas, los huecos en la zona underneath van a empezar a aparecer. Y eso es lo que debe evitar, a toda costa, la defensa quesera.

Porque esta es la zona de confort de Eli Manning. Este es el juego que él quiere hacer para evitar riesgos innecesarios. Todas las rutas que requieran de conceptos basados en el 3-step dropback, es donde más éxito encontraran los receptores. Shepard, Cruz, Tye o Adams se mueven al son que les marca Odell Beckham Jr. OBJ es la piedra angular de este ataque y alrededor de él se destapan los agujeros en las defensas rivales.

Por encima de todos los conceptos, aparece el slant-flat. Con Beckham abierto, y cualquiera de los otros receptores en el slot, Manning empieza a mover su ataque. Beckham es el encargado de correr la ruta slant y será su compañero quien vaya a la flat. A su vez, OBJ se ha destapado como un muy buen bloqueador, así que las RPO (jugadas de run pass option) son muy efectivas para ganar 6/7 yardas en downs de media distancia. Ojo a estas situaciones frente a los cornerbacks suplentes que tendrá que alinear Capers debido a tanta lesión.



Esta es la batalla que tendrá que librar Green Bay. Randall (con problemas físicos) y Gunter se presumen los titulares. El segundo está haciendo un muy buen trabajo en el lado izquierdo, pero el lado derecho es un agujero del tamaño del Lago Superior de Wisconsin. Cualquier situación de Cover-2 en esa defensa, se convierte en riesgo de big play por ese lado del campo. Ni Rollins, ni Randall han sido capaces de defender con un mínimo de acierto las rutas profundas a esa zona. Pero no todo es culpa de los CBs, el safety asignado en ese lado, tarda una eternidad en leer al QB, con lo que llega tarde a la zona más débil de esta cobertura. Si Rollins se resiente de su lesión, y tiene que abandonar el campo, parece que será Hyde quien se encargue de esa labor. Cuanto menos, peligroso.

Eli Manning, cuando se trata de atacar una cobertura con dos safeties profundos, lo tiene más que claro y suele jugar el concepto flat-7. En este concepto se combinan dos rutas para estirar verticalmente al CB de un lado, y aprovechar el agujero que se crea entre la espalda de este CB y el safety que debe ocupar esa zona lateral profunda. Otra vez, es Odell Beckham quien más y mejor lo juega. Él es el encargado de correr la ruta corner (o 7) y es el slot (o incluso el RB saliendo desde el backfield) quien ocupa la zona flat.



Una de las defensas donde más incómodo de siente el QB de los Giants es en las que sitúan dos safeties profundos, pero con los defensores de la zona underneath en hombre a hombre. Lo primero que evitas así, es un release fácil de jugadores tan rápidos como son los receptores de New York. A su vez, con esta press technique, puedes romper el timing entre receptor y pasador y siempre tendrás a un safety por encima, ayudando a cualquier ruta profunda, evitando la big play. Si el ataque juega cualquier ruta de las anteriormente mencionadas, los safeties también podrán saltar a esa zona media para evitar las yardas after catch, yardas que tienen muchísimo valor para esa ofensiva. Manning ha sufrido varias intercepciones con esta defensa. El problema aquí será el rendimiento de la secundaria quesera. No hay motivo alguno para creer que estos defensive backs vayan a aguantar en muchos snaps este juego aéreo, pero si algo tiene esta defensa es que es oportunista. Es capaz de aprovechar los errores del QB rival y el año de Eli Manning invita a pensar en que la defensa fuerce turnovers que puedan dañar la confianza del veterano pasador.



Jugadores como Perry, Matthews o Peppers, deben ser los encargados de que Manning no se sienta cómodo en el pocket. Si en cualquier partido es importante el pass-rush, en este lo es más, ya que el juego de pases rápidos favorece al pasador porque apenas tiene el balón en las manos. Si la presión no llega, y Capers comienza con su show de blitzes, Cruz, Shepard o el propio Beckham, van a encontrar demasiados espacios en la zona media. Green Bay debe ser capaz de presionar al QB con cuatro hombres para poblar la zona underneath de jugadores y así mantener a los dos safeties profundos, evitando el riesgo de big play. Este ataque vive de las genialidades de Odell Beckham y de sus big plays.



A pesar de que todo el mundo habla de un mal ataque, los Giants cuentan con elementos que pueden hacer sufrir a una defensa tan porosa como es la de los Packers. Se habla del enfrentamiento contrario (ofensiva de Green Bay contra defensiva de Giants), pero una noche mala de cualquiera de las unidades más frágiles, pueden hacer decantar la balanza. Las virtudes siempre pueden aparecer, pero las debilidades será lo que te hunda. Proteger y minimizar esos defectos te pondrán en una situación donde tus virtudes te hagan ganar. Si la defensa de Green Bay recibe menos de 15 puntos, le dará la oportunidad al ataque de ganar el partido. Recibir los 24 puntos que les anotan por partido, será su tumba.

0 Comentarios

Normas Mostrar