Power ranking NFL

Power ranking NFL semana 15: A dos semanas del final

Los equipos ya tienen muy claro en que situación están: en playoff, eliminados... o peleando hasta la última gota de sangre por seguir vivos.

Power ranking NFL semana 15: A dos semanas del final
Sean M. Haffey AFP

Dos jornadas. Dos jornadas más y se habrá acabado la temporada regular. Habrán desaparecido de nuestros debates los sí pero no, los juegan bien pero no ganan, los inútiles pero ganan, los triples empates, las cuentas, los líos. Dos semanas y habrá doce equipos vivos y dieciocho muertos en la NFL 2016, y dará todo igual porque irán todos 0-0 en la hora de la verdad. Disfrutad, chicos, que se nos va entre las manos. Penúltimo power ranking.

(Mariano #1, Pepe #1, Michel #1, León #1) Estamos en un mundo que es propiedad de los New England Patriots. El resto sólo somos, como mucho, inquilinos. O, como mucho, súbditos. Ahora, ríete, son la mejor defensa de toda la liga en puntos concedidos, y son capaces de dejar a los Broncos, esos que les aterrorizaron el año pasado, en tres puntos mondos y lirondos. Echadles un galgo… y rezad por el galgo, porque va a desfallecer.

(Mariano #2, Pepe #2, Michel #2, León #2) Con una nueva victoria han mandado a la lona el pequeñísimo rumor, batallita sin sentido, de si Tony Romo debe ser titular o si deben seguir con Dak Prescott. Ese bote ya ha zarpado: lo que sea será con el equipo que ha llegado hasta aquí.

(Mariano #4, Pepe #3, Michel #3, León #3) Trece años después, los Raiders están en playoff. Pocas franquicias lo merecen tanto, pocas han sufrido lo que han sufrido por aquí y, además, es de las últimas veces que la afición de Oakland podrá disfrutar de este espectáculo, quizás hasta llevarse un anillo de recuerdo antes de que los Raiders vuelen dirección a Las Vegas. Sería un punto final maravilloso.

(Mariano #3, Pepe #4, Michel #4, León #7) Ha llegado el frío y la nieve: han llegado los Steelers. Ha vuelto Ryan Shazier y el front seven se parece más al ideal que al real. Han convertido a Le’Veon Bell en un arma de destrucción masiva. Corren. Paran la carrera. Hace frío. Pittsburgh. Y un tal Ben Roethlisberger, y un cual Antonio Brown, ahí de guinda. Hum.

(Mariano #6, Pepe #5, Michel #7, León #5) Están a un Eli Manning sensato, que no pierda la cabeza, de ser aterradores. En las últimas dos semanas han dejado en menos de siete puntos a los Dallas Cowboys y a los Detroit Lions. Van a estar en el partido contra cualquiera y cuentan con un arma definitiva que explota cuando menos te la esperas: Odell Beckham. Yo no querría verles ni en pintura en playoff.

(Mariano #8, Pepe #7, Michel #6, León #4) Dada la escasa (nula) competencia que se han encontrado en la NFC Oeste, y dado que han tenido más de un partido olvidable, les tenemos apartados y como sin fijarnos en ellos. Creo que es justo, que se lo han merecido por su irregularidad, pero tienen el aura de los campeones y la experiencia de los equipos perros. Nadie puede pasarlos por alto cuando se habla de candidatos a la Super Bowl.

(Mariano #7, Pepe #8, Michel #5, León #6) Dura y fea derrota contra los Titans. Como dura y fea fue la derrota contra los Bucs. Ambas en Arrowhead, que ha dejado de ser el lugar intimidante, la ventaja que solía, para este equipo. Se han complicado, hasta el límite de lo posible, el bye de playoffs y el jugar en casa en enero. Cosas bastante serios para un equipo cuya mayor virtud es, ha de ser, la fiabilidad.

(Mariano #5, Pepe #6, Michel #8, León #9) Destrucción absoluta de los San Francisco 49ers esta semana. Es lógico que bajen un puesto en el ranking: te resta tamaña hazaña. Bastante más difícil es el recorrido que les espera para la dupla final: Saints y Panthers. Ninguno de los dos se ha dejado ir. No deben esperar flores de cualquiera de sus rivales de división.

(Mariano #11, Pepe #10, Michel #9, León #8) Se acabó su ventaja moral y matemática; con la derrota ante los Giants ya no pueden presumir de estar clasificados aún perdiendo en la semana final contra los Packers. La vida ha girado hacia donde siempre, a la esquina en la Green Bay les quiere amargar la existencia. Suele conseguirlo.

(Mariano #9, Pepe #9, Michel #10, León #10) Mira, hablando del rey de Roma. Ty Montgomery se han convertido en una solución más que decente, extraordinaria por momentos, a su eterno problema con el backfield. Jordy Nelson es el evidente ‘comeback player of the year’. Aaron Rodgers pega bombas de sesenta yardas para decidir partidos. Todo en orden tras meses de zozobra: esperadles en playoff. Aunque, sí, que te remonte Chicago… mejor lo dejo para otro día…

(Mariano #13, Pepe #11, Michel #11, León #13) Toparon con los Cowboys, que son un equipo de una entidad superlativa, y se vieron superados como hacía mucho, mucho tiempo que no lo hacían. No me refiero a que no tuvieran opciones y pareciesen mucho peores, sino a que llevaban mucho tiempo sin encontrarse con nadie que les hiciese replantearse su lugar en la liga. No han perdido nada, no obstante, y pelearán hasta el final que, ahora mismo, cierran las plazas Wild Card de la NFC.

(Mariano #10, Pepe #13, Michel #14, León #12) Matt Moore hizo de Ryan Tanehill con eficiencia. Al punto que se permitió el lujo de pegar un puñadete de pases profundos como esos que intuíamos que no pegaría y serían la diferencia con el titular. El hecho es que el equipo jugó igual de bien que con Tanehill y que tienen la clasificación de postemporada en sus manos.

(Mariano #12, Pepe #16, Michel #12, León #11) ¡Qué partido el de Navidad entre estos y los Steelers! ¡Qué partido! Llevo un mes pensando que, pasara lo que pasara en la temporada, el karma nos haría llegar al 25 de diciembre con uno de los partidos del año en formato final, en formato playoff. Pues ahí lo tenemos. Día de Navidad, rivalidad máxima, toda la temporada en juego para ambos, 22:25 hora peninsular… felicidades a todos.

(Mariano #14, Pepe #12, Michel #13, León #15) La victoria en Arrowhead es de las que tienen capacidad para cambiar franquicias. Del palo de buen equipo con futuro a cabrones que se te meten ya mismo en playoff. Los Titans dependen de sí mismos. Bailalos.

(Mariano #17, Pepe #15, Michel #15, León #14) Los campeones están contra las cuerdas. Tanto, que casi se lían a bofetadas en el vestuario, con la defensa hartita de tener que hacerlo todo y, encima, que ya no sirva para ganar partidos. Si no recuperan el juego de carrera no tendrán ninguna opción. Aunque, la verdad, bien pocas les quedan.

(Mariano #15, Pepe #14, Michel #18, León #16) La decisión más valiente de la jornada la ha tomado Bill O’Brien con la demolición de Brock Osweiler en favor de un semidesconocido Tom Savage. Ahora no le queda más remedio que apechugar, mirar al frente y pelear con los Titans hasta el final. Llegará marzo y habrá que arreglar este desaguisado, vale, pero ahora mismo sólo cuenta ganar.

EQUIPOS DEL #17 AL #32