REAL MADRID - KASHIMA

El cuarto cambio que permitió la FIFA

FIFA aprobó en marzo de 2016 la posibilidad de realizar una cuarta sustitución en las prórrogas de los Juegos Olímpicos y del Mundial de Clubes. Zidane la aprovechó.

El entrenador francés Zinedine Zidane, dando instrucciones a sus jugadores antes de la prórroga del Real Madrid-Kashima Antlers, partido correspondiente a la final del Mundial de Clubes de la FIFA.
Reuters / Issei Kato REUTERS

Zidane e Ishii, entrenadores de Real Madrid y Kashima, podían hacer un cuarto cambio en la prórroga de la final del Mundial de Clubes. Tanto el francés como el japonés aprovecharon esta nueva norma.

El Real Madrid hizo la primera sustitución en el 80', cuando Zidane introdujo a Isco por Lucas Vázquez, hasta entonces, con Benzema, el mejor de los blancos. Ya en la prórroga, Modric fue cambiado por Kovacic y Ramos, por Nacho. Ya en el 21' del tiempo extra, llegó la cuarta sustitución: Morata, en lugar de Cristiano. 

Ishii, por su parte, empezó a mover el banquillo en el 66', con Fabricio en sustitución de Ogasawara. En el 88', se fue Doi y entró Suzuki. Ya en la prórroga, Endo dejó su puesto a Ito y, a siete del final, Akasaki relevó a Nagaki.

La FIFA aprobó en marzo de 2016 este nuevo cambio experimental, por el que se permite un cuarto relevo en las prórrogas de los partidos disputados en los Juegos Olímpicos y el Mundial de Clubes, además de en el Mundial femenino sub'20 de Papua Nueva Guinea.