CHICAGO BULLS 69-MILWAUKEE BUCKS 95

Mirotic se olvida de ir a entrenar y los Bulls quedan en ridículo

Por segundo partido consecutivo, el internacional español no jugó ni un minuto. Los Bulls cayeron ante los Bucks en el peor partido de la temporada.

0
Nikola Mirotic.
Maddie Meyer AFP

La situación de Chicago Bulls comienza a desmadrarse. A los pésimos resultados deportivos que parecen no tener fin, se están uniendo ahora unas ridículas situaciones extradeportivas más propias de un equipo alevín que de una franquicia profesional de la NBA. Primero fue la suspensión a Rajon Rondo a principios de diciembre por un intercambio acalorado de palabras con un asistente de Hoiberg y, ahora, ha sido Nikola Mirotic el que se ha hundido en el fango. El internacional español faltó a la práctica vespertina previa al encuentro contra Milwaukee Bucks y será multado. Además, y como pasó en el encuentro anterior también contra el equipo de Wisconsin, el ala-píovt no disputó ni un solo minuto. Su situación es peligrosa.

"Niko estaba temprano esta mañana, fue el primero en llegar al gimnasio para trabajar un tiempo extra. He mantenido una reunión con él... Luego no ha ido al segundo entrenamiento. Al igual que todos los que se retrasen en esta situación, es una falta que puede ser castigada con una multa”, subrayó el técnico de la franquicia de Illinois. Preguntado por el asunto, el hispanomontenegrino reconoció que se había "olvidado por completo" de la sesión de entrenamiento y recalcó que no tenía nada que ver con la ausencia de minutos de la pasada noche: "No, no soy de ese tipo de persona. Incluso si las cosas no son como yo quisiera, soy muy profesional. No es mi primer año aquí y esos chicos me respetan y yo les respeto. Nunca haría algo así".

Sea como fuere, lo que si está claro es que el ala-pívot no pasa por su mejor momento. Fuera de la rotación, sus números de la temporada han caído a plomo en comparación con los dos pasados años. En su campaña de rookie y en la de sophomore (segundo año) promedió 10,2 y 11,8 puntos por partido, respectivamente, con un porcentaje del 35,3% desde la línea de tres, mientras que en esta lleva 8,7 tantos y 28,4% en triples de media. "Obviamente, cualquier competidor no es feliz cuando no forma parte de la rotación, pero he hablado con él sobre la necesidad de que se mantenga preparado. Tendrá otra oportunidad este año, tiene que seguir trabajando, mantenerse listo y cuando llegue la oportunidad, salir y jugar bien”, confesó Hoiberg sobre la situación de un jugador que acaba su contrato este verano con unos Bulls a los que llegó en 2014 desde el Real Madrid.

Chicago Bulls 69-Milwaukee Bucks 95

El caso Mirotic fue un buen prefacio para lo que ocurriría a continuación en el United Center. Chicago se hundió como nunca antes se había visto esta temporada: perdieron de forma contundente y vergonzosa frente a unos Bucks que les dejaron en 69 puntos, la anotación más baja de la campaña... y de las últimas dos. La última vez que los de Illinois había realizado una actuación tan pobre en ataque fue en febrero de 2013 cuando los Heat de LeBron James, Wade y Bosh dejaron a Thibodeau y sus chicos en tan sólo 67 tantos. Para llegar a esa cima, el conjunto de Hoiberg se esforzó para alcanzar un 30% en el tiro con Wade como máximo anotador con 12 puntos. Butler, por su parte, se quedó en 7 con 3/14 en el lanzamiento. Con este panorama, los de Kidd se dieron un buena merienda con Antetokounmpo de maestro de ceremonias. El griego realizó estuvo soberbio y completo con 22 puntos, 7 rebotes, 11 asistencias, 2 tapones y un robo