PREMIOS AS DEL DEPORTE

50 premios en 10 años y cientos de anécdotas

Los Premios AS están llenos de anécdotas. Como aquel de Gento y sus seis Copas de Europa, el vaso de Cristiano o el Trayectoria a Ballesteros...

50 premios en 10 años y cientos de anécdotas

Diez años dan para mucho. Y 50 Premios AS y más de cien deportistas sobre su alfombra roja. Porque momentos son muchos los que la Gala de AS acumula en esta década. Del Madrid Arena al Palace pasando por el Palacio de Congresos, siempre, en cada una, ocurre algo que queda para mañana.

Puede ser una foto, como esa de Paco Gento con sus seis Copas de Europa en 2008, portadas hasta el escenario por sus sobrinos, los Llorente. O aquella de Florentino sentado con Falcao y Enrique Cerezo en 2012 y bromeando con pasarle una servilleta bajo la mesa con el fichaje del jugador. O Tommie Smith sobre el escenario con el puño derecho levantado, como aquella vez en el podio de los Juegos de México 1968, símbolo del Black Power. Cuando lo repitió en la Gala de AS, por cierto, aquella foto estaba de fondo. Fue inolvidable. Como ver a Michael Robinson recoger el AS Trayectoria en nombre de Ballesteros, ya muy enfermo, con el auditorio, emocionado, puesto en pie.

El mago Luengo. Diez años dan para mucho. Y más si en tu equipo juega un mago como Jorge Luengo: siempre guarda un as en la manga. O un vaso: a Cristiano se lo puso lleno en la cabeza, le dio la vuelta y no le cayó una sola gota. En 2013 fue la broma a Márquez: tras la Gala le hipnotizó, dejándole en el suelo. Luego casi todas las chicas de waterpolo le pidieron que se lo hiciera a ellas. Una a una, acabaron hipnotizadas.

Márquez también tiene otra anécdota. Cuando fue premio Promesa alguien le agarra por el hombro: “¿Marc?”. Se vuelve, y era el mismísimo Nadal quien quería saludarle. No lo ha olvidado. Nadal, por cierto, protagonizó la mayor ovación escuchada en nuestras galas. El lunes seguro que se repetirá.