AFC Oeste desde dentro

El partido decisivo por el liderato de la AFC Oeste

Chiefs y Raiders van a disputar el playoff de la presente temporada, aunque el duelo de esta noche ofrezca como recompensa ganar la división más cara de la NFL.

El duelo entre Khalil Mack y la defensa de los Raiders contra la línea ofensiva de los Chiefs será uno de los mayores atractivos del partido.
Thearon W. Henderson AFP

Estoy nervioso. Mucho si os soy sincero. El partido que tiene lugar ésta noche es el más importante que ha disputado Raiders desde esa Super Bowl perdida ante Tampa Bay hace casi 14 años. El partido que tiene lugar esta noche puede afianzar a los Chiefs como el conjunto más completo de la liga. No sólo se juegan el liderato de la división más cara de toda la NFL, sino que está en juego la semana de bye en playoff o la clasificación virtual -o puede que definitiva si se dan otros resultados-. El partido que tiene lugar esta noche puede marcar un punto y aparte en ambas franquicias a nivel de creencia. De confianza. La temporada de ambos conjuntos está siendo para enmarcar y podríamos ponerlos entre los 5 mejores equipos de la liga sin que nos temblara la voz al decirlo. Vamos con algo de previa mirando a ambos lados del balón.

Ataque de Kansas vs Defensa de Oakland

Es cierto que la defensa de Raiders la supera casi todos los equipos de la liga con suma facilidad pero los de Kansas City tienen el ataque perfecto para hacerles daño. Su juego de control del drive, con mucha presencia de running backs capaces de recibir en zonas medias o buscando el exterior en sus carreras, ese lugar donde los linebackers de Raiders no saben ni pueden llegar. Un juego aéreo con capacidad de generar alguna big play usando armas de destrucción masiva como Tyreek Hill, un dinámico receptor que ha salido de la nada para causar estragos y que puede volver loco a la mermada y no muy veloz secundaria de los de Oakland -recordemos que Karl Joseph ha sido declarado como out para el partido de hoy y se une a las numerosas bajas de jugadores titulares en defensa que llevan los Raiders en la mochila durante toda la temporada-. Además, si hay una posición que aniquila a la defensiva de los bad boys esa es el tight end. Y en Kansas hay un tipo llamado Travis Kelce que es de lo mejorcito de la liga. Visto así, todo pinta muy negro -nunca mejor dicho- para los de silver and black. Solo el poderoso pass rush, con Khalil Mack a los mandos, puede ser capaz de parar una más que probable y lenta sangría de yardas en este lado del balón. Sólo si Oakland consigue llegar a presionar o hacer sentir incómodo a Alex Smith, podrán minimizar daños dándole una oportunidad de ganar a su propio ataque.

Batalla clave: pass protection vs pass rush

Ataque de Oakland vs Defensa de Kansas

Chiefs poseen uno de los mejores cuerpos de pass rushers de la liga. Es más, cuando se ponen, que no es siempre, sacan a relucir una de las mejores defensas globales de la liga. Al maravilloso equipo de cazadores hay que sumarle una secundaria muy oportunista contra el juego de pase y unos linebackers trabajadores y completos. Pero van a tener ante sí a un ataque camaleónico, capaz tanto de correr cansinamente como de jugar profundo. Capaz de pasear un drive largo y tendido y o de hacer otro con solo tres snaps. La batalla táctica y los ajustes que puedan ir haciendo los coordinadores van a marcar este lado del balón y muy probablemente el signo del partido. Si Kansas consigue encorsetar a los playmakers de Raiders y obliga a que su defensa tenga que jugar mucho tiempo sacando el ataque rápido del campo, tiene el partido casi ganado. Y esa es la clave para Oakland. Jugar el mismo partido que derrumbó a los Broncos. Un partido donde saquen a pasear el poderío de su línea ofensiva para la carrera. El buen hacer de esa línea para que corran Latavius Murray y Jalen Richard va a ser vital para que su propia defensa no se hunda mientras alargan los drives. El tiempo de posesión va a marcar las aspiraciones de Oakland de ganar en campo de Kansas.

Batalla clave: offensive line vs defensive line

Sería obvio decir que un partido a muchos puntos beneficia claramente a Oakland y que si se mueven en pocos puntos los de Kansas tienen más opciones. Llamadme loco. Creo que es al revés. A Raiders le va a costar poner puntos en el marcador y tiene que conseguir alargar los drives para tener opciones. Ese juego solo se puede sostener si la defensa es capaz de minimizar los big plays. Eso me lleva a pensar que si el partido se descontrola, la defensiva de Raiders no va a aguantar los envites de Kansas y eso beneficiaria mucho la secundaria de Chiefs que vería como el riesgo en el juego aéreo de los de la bahía aumentaría exponencialmente. Disfruten todos, en abierto, de un verdadero partido de playoff.