Competición
  • Liga Ascenso MX Apertura
Liga Ascenso MX Apertura
FINALIZADO
Celaya Celaya CEL

0

Alebrijes de Oaxaca Alebrijes de Oaxaca ALE

1

FINALIZADO
Atlético Zacatepec Atlético Zacatepec ZAC

0

Atlante Atlante ATE

0

BOSTON RED SOX

Sale llega a Boston, bombazo en Fenway Park

Los Red Sox se aseguran el deseado pitcher y ahora presumen de una rotación que provoca miedo a todos los rivales.

La llegada de Rick Porcello a Boston Red Sox ha sido la gran operación en el béisbol durante las reuniones invernales.

Los Boston Red Sox pueden haber protagonizado el bombazo de la próxima década. La adquisición de Chris Sale, comunicada oficialmente el martes, es un golpe que tendrá efectos devastadores no solamente en la AL Este sino en las Grandes Ligas en su conjunto. Una vez más Dave Dombrovski, General Manager de las Medias Rojas, no ha tenido miedo a la hora de sacrificar un prospecto súper cotizado como es Yoan Moncada, por el cual los Red Sox habían gastado mucho dinero, y otros talentos jóvenes, para asegurarse una estrella que, a priori, coloca el conjunto de Fenway Park encima del elenco de favoritos de cara a las próximas campañas. Estamos hablando de una organización que ostenta el título de la AL Este, que acaba de añadir a su propia rotación el lanzador más anhelado en estas jornadas otoñales y sin lugar a dudas, uno de los talentos más impresionantes y admirado en los últimos cursos. Boston ganó una dura batalla contra Washington Nationals al igual que otros equipos, y ahora sueña con ojos abiertos.

En este momento la rotación de los Red Sox puede presumir de: Chris Sale, con 5 apariciones en el Juego de las Estrellas, en sus primeras siete temporadas en las Grandes Ligas; David Price, ganador del premio Cy Young en el año 2012; Rick Porcello, que acaba de festejar el título de mejor lanzador de la Liga Americana. Estamos hablando de tres ases de primer nivel. Luego, el entrenador Farrell, que acaba de prolongar su contrato hasta la temporada 2018, tendrá muchas opciones: Stephen Wright, que actuó de manera descomunal hasta el mes de agosto, cuando se lesionó; Clay Buchholz, pitcher capaz de cualquier cosa en el mejor (y en el peor) sentido de la palabra; Eduardo Rodríguez, talento que podría explotar en cualquier momento y Drew Pomeranz que en San Diego, antes de llegar a Boston, había jugado a niveles impresionantes. No se excluye que Dombrowski intente canjear uno de estos lanzadores para obtener a cambio un bateador de experiencia.

Digamos que ahora mismo, considerando también la llegada de Tyler Thornburg, excelente relevo, los Red Sox tienen “solamente” que rellenar el tremendo hueco dejado por el retiro de David Ortiz. El dominicano, justo al enterarse de la adquisición de Sale, publicó en Instagram un mensaje que casi abre alguna posibilidad sobre un suyo posible, flamante, regreso. Esta es una hipótesis romántica pero poco verosímil, que, sin embargo, nos deja la percepción que arrastró la llegada de Sale en Beantown.

Quizás solo los Cleveland Indians pueden ostentar una rotación tan impresionante como la de las Medias Rojas, y hablamos justamente del equipo que barrió los chicos de Farrell de esta postemporada con un perentorio 3-0. Sobre el papel Boston tiene un equipo mucho más profundo con respeto a la temporada pasada, y con muchas más posibilidades de llegar a las Series Mundiales considerando que muchos jóvenes que no tenían experiencia en los playoffs podrán atesorar el fracaso de este octubre y transformarlo en energía positiva. En este momento la atmosfera en Boston es maravillosa. Es pleno invierno y el césped de Fenway Park estará muy pronto cubierto por la nieve. No obstante, los aficionados ya sueñan con una temporada inolvidable.

Pero cuidado. En 2011, parecía que los Red Sox lo deberían ganar todo y se quedaron increíblemente fuera de la post temporada en el último día tras un mes de octubre alucinante. Un par de años más tarde, los expertos vaticinaban un fracaso y todos sabemos cómo acabó el curso. Es decir, primero habrá que encontrar un gran bateador designado, y luego ponerse a trabajar duro desde los entrenamientos de primavera, porque hay que demostrar en el diamante lo que supuestamente en los despachos se ha hecho de maravilla. Otro punto que quiero poner en el análisis es que Price y Porcello no tienen números para nada buenos en octubre, mientras que Sale nunca ha actuado en el mes decisivo.

Pase lo que pase, en Massachusetts se vivirá otro curso lleno de pasión.