NFL 2016

Lo mejor de la semana 13 de la NFL en una foto y una frase

Cuando queda por disputarse el último cuarto de temporada, el pelotón de aspirantes se aprieta y hasta las lesiones menos graves pasan a convertirse en letales

Lo mejor de la semana 13 de la NFL en una foto y una frase
Jim Rogash AFP

¿Cómo de importante es un jugador para un equipo? ¿Cuál es el auténtico valor de Tom Brady en sus 201 victorias? ¿Puede sobreponerse Seattle a la lesión de Earl Thomas? ¿Perdió Atlanta su partido por la baja de Jake Matthews? ¿Bajaron los Redskins varios escalones sin Jordan Reed en el campo? Vale, es verdad, el football es un deporte de equipo, pero al final, como siempre, los jugones son decisivos para marcar diferencias. Y más en diciembre, cuando se acaban las bromas.

Minnesota Vikings 15 – Dallas Cowboys 17

Hasta ahora sabíamos que los Cowboys eran capaces de ganar partidos jugando muy bien. Pero ahora también hemos confirmado que saben ganar jugando mal. Y curiosamente, esa es una de las virtudes clave que convierten a un equipo en campeón. Los Vikings, pese a su defensa, continúan su particular descenso a los infiernos que parece no acabar nunca. Después de tanto trabajo en trincheras, un fumble de Thielen en su propia yarda 8 tras un punt condenó a los suyos.

Atlanta Falcons 28 – Kansas City Chiefs 29

En el caso de unos, por su inmenso talento, y en el caso de otros, por su increíble capacidad para sobrevivir en cualquier situación imaginable, no creo que nadie tenga muchas ganas de encontrarse cara a cara con Falcons o Chiefs en enero. Y también estoy seguro de que Dan Quinn debería poner la sensatez en un ataque que de por sí está encantado de cabalgar desbocado. Entre un field goal sencillo y un cuarto down factible, no pasa nada por meterse tres puntitos en la buchaca.

Baltimore Ravens 38 – Miami Dolphins 6

¡Hala, y ahora qué! A veces nos olvidamos de lo que de verdad importa. Y eso es que cuando John Harbaugh despide a su coordinador ofensivo a mitad de temporada, los Ravens terminan ganando la Super Bowl. ¡Y punto! Y esta vez Tucker solo necesitó meter un field goal de más de 50 yardas. Como Baltimore le gane a New England en Foxboro la semana que viene, un escalofrío recorrerá la espalda de todos los aspirantes de la conferencia Americana. Hay algunos que, aunque se hagan de rogar, siempre terminan llegando a tiempo a la fiesta.

Chicago Bears 26 – San Francisco 49ers 6

El domingo nevó a lo bestia en Chicago y nadie jugó al football americano. Desconfiad de quien os diga lo contrario.

Cincinnati Bengals 32 – Philadelphia Eagles 14

Hemos tenido que esperar hasta la semana 13 para ver jugar a los Bengals al nivel que esperábamos a principio de temporada. Y no hemos tenido que esperar a la semana 13 para saber que a los Eagles de Carson Wentz se les está haciendo demasiado larga esta temporada.

Green Bay Packers 21 – Houston Texans 13

Vale, los Packers ganaron jugando feo, y enfrente no había nada, y Osweiler no es una maravilla, y Lamar Miller se perdió parte del choque, y el partido estuvo abierto hasta el último cuatro, y Rody Nelson es el único receptor que aparece, y… todo lo que queráis, pero Rodgers estaba cojo, y no quiero recordaros lo que pasa cuando el quarterback de Green Bay juega cojo. ¡¡Todos a por Dodotis!!

Jacksonville Jaguars 10 – Denver Broncos 20

Los Broncos sumaron 104 yardas de recepción y 104 de carrera. Paxton Lynch, su quarterback de circunstancias, completó el 50% de sus pases. Sus corredores sumaron 3,7 yardas por intento. ¿Cómo puede un equipo ganar sobrado con unos números así? Por una vez, ni siquiera hace falta apelar a su omnipresente defensa. Es suficiente con recordar que enfrente estaban los incompetentes Jaguars y un Blake Bortles que está a punto de desbancar a Colin Kaepernick en mi ranking de quarterbacks favoritos.

New England Patriots 26 – Los Angeles Rams 10

Tom Brady celebró su victoria 201 engrasando su ‘nube de avistas’, que funcionó a la perfección sin Gronkowski. Su línea le regaló un partido sin sobresaltos, Blount otra actuación excepcional y, de postre, Belichick y Patricia le entregaron un sorbete de cerebro servido en la cabeza de Goff al más puro estilo Indiana Jones. Una vez más, tito Bill no tuvo piedad de un quarterback novato. Lo que no consigo ubicar es la renovación de Jeff Fisher ¿Para quién es ese ‘regalo’?

New Orleans Saints 13 – Detroit Lions 28

Durante la primera mitad de temporada prácticamente prescindí de los Detroit Lions, que me parecían un equipo insípido sin nada interesante. Tras la semana 13 tengo que claudicar, y pedir disculpas por mi error. Stafford puede entrar por derecho propio en las quinielas de aspirantes al MVP y está rodeado por un grupo de receptores que rinde a las mil maravillas a las órdenes de un coordinador ofensivo bisoño cuyo nombre debéis recordar: Jim Bob Cooter.

Oakland Raiders 38 – Buffalo Bills 24

Después de tirarme dos cuartos reafirmándome en la opinión de que la defensa de los Raiders es un lastre que les puede impedir aspirar al anillo, cuarto y medio meteóricos me persuadieron de que nada de eso importa si Carr entra en resonancia y sus armas le acompañan.

Arizona Cardinals 31 – Washington Redskins 23

Es una pena tener que decir a estas alturas que los Cardinals ganaron porque Palmer hizo por fin un buen partido. Y también es una pena sospechar que los Redskins no tuvieron la frescura de los últimos tiempos porque faltaba Jordan Reed.

Pittsburgh Steelers 24 – New York Giants 14

No tengo muy claro cuál fue el famoso asesoramiento que recibió Eli Manning de su hermano Peyton durante toda la semana. Como no sea el cuerpo a tierra a grito de ‘OMAHA!” que se marcó en el tercer cuarto... Lo que sí tengo muy claro, es que el ataque de los Steelers juega mucho mejor ahora que Big Ben suelta el balón más rápido y más en corto.

San Diego Chargers 21 – Tampa Bay Buccaneers 28

Durante toda la temporada solo nos hemos acordado de Tampa cuando Aguayo ha fallado un field goal, que por otra parte ha sido casi todas las semanas. Ahora ha llegado el momento de que empecemos a estudiarlos como posible equipo de playoffs. Y por ahora lo único seguro es que tanto en Seattle como en Kansas City se les han quitado las ganas de verse las caras contra ellos en enero… o febrero.

Seattle Seahawks 40 – Carolina Panthers 7

¿Podrá la ‘Legion of Boom’ sobreponerse a la baja de Earl Thomas para toda la temporada? ¿Duermen Ron Rivera y Cam Newton en camas separadas?

Los aficionados de los Jets están hasta el gorro.

New York Jets 10 – Indianapolis Colts 41

Después de algún tiempo, volvió a ser una gozada ver jugar a Andrew Luck un partido perfecto. Al final, todos los jugones terminan por aparecer en diciembre. Incluso se podría decir lo mismo de unos Colts que parecieron un rodillo en todas las facetas del juego, pero eso me lo reservo por ahora, que enfrente estaban unos Jets a los que les faltó plantar la sombrilla mientras se bebían una caipirinha de fresa y decían byebye a Fitzpatrick quizá para siempre.