Temas del día Más temas

SEATTLE 40-13 CAROLINA

Costoso y contundente triunfo de Seahawks sobre Panthers

Seattle ofreció su partido más completo del año pero perdió a Earl Thomas el resto de la temporada en el proceso

Costoso y contundente triunfo de Seahawks sobre Panthers
Stephen Brashear AP

La buena noticia para los Seattle Seahawks es que finalmente carburaron todos los cilindros en un camino que irremediablemente parece conducirlos a playoffs. La mala noticia es que tendrán que recorrer el resto del trayecto sin Earl Thomas.

Russell Wilson comandó a una vertical ofensiva, Thomas Rawls tuvo dos touchdowns por tierra y los Seahawks dominaron 40-7 a unos Carolina Panthers que la noche del domingo alcanzaron un nuevo nivel de miseria en su decepcionante temporada.

Y no tardaron mucho.

Derek Anderson inició el juego luego de que el coach Ron Rivera decidiera imponer una medida disciplinaria al actual MVP, Cam Newton. Bueno, Ron, la broma fue para ti.

Mike Morgan interceptó el primer pase del encuentro y cuatro jugadas después Steven Hauschka convirtió el regalo en tres puntos. Seattle no tuvo que mirar nunca más atrás y Rivera puso fin de inmediato al experimento Anderson.

Si hubo algún cambio, no se notó.

Los Seahawks rápidamente montaron una ventaja de 10-0 con el touchdown de ocho yardas de Thomas Rawls con 6:42 en el primer cuarto.  Poco después, Seattle recibiría su golpe más duro del encuentro y Carolina no tuvo nada que ver con él.

El siempre intrépido Thomas se lanzó a desviar un pase de Newton a Greg Olsen. En su desprotegido vuelo, se topó con su compañero Kam Chancellor y ante el duro impacto no pudo controlar su caída. El resultado: Una fractura de la tibia izquierda que lo puso, incluso, a contemplar el retiro.

Inmediatamente después, Carolina dio la única señal de vida en todo el encuentro, cuando Newton encontró a Ted Ginn Jr. para un touchdown de 55 yardas.

A partir de ese momento fue todo Seahawks en todas las formas, colores y sabores.

Rawls, quien finalizó con 106 yardas, puso la pizarra 17-7 con una escapada anotadora de 45 yardas.

Con el marcador 23-7 al descanso, uno pensaría que Carolina había hecho los ajustes necesarios para mantener a flote su temporada. Tyler Lockett demostró que no fue así al escaparse 75 yardas a zona prometida en la primera jugada de la segunda mitad.

Wilson, quien completó 26 de 36 para 277 yardas, puso la cereza en el pastel al coronar una ofensiva de 10 jugadas y 84 yardas con un pase de touchdown a Jimmy Graham.

Con la pizarra 37-7 y con la lección aprendida tras la lesión de Thomas, Wilson vio el resto del encuentro desde la banca.

Los Panthers (4-8) necesitarían de un milagro navideño para revertir el rumbo luego de permitir 75 puntos en sus últimos dos encuentros, resaltando la ausencia del linebacker Luke Kuechly (conmoción).  Cada vez luce menos probable que Santa Claus le traiga a Carolina el regalo de la postemporada, pues queda claro que Cam Newton (14 de 32 para 182 yardas) no se ha portado bien este año.

La única interrogante que queda por resolver en torno a Carolina es ¿qué habrá hecho Newton para iniciar el juego en la banca? El reporte oficial indica una violación al código de vestimenta, algo que no cuadra, pues de ser el caso Newton no habría iniciado un solo juego en su carrera. ¿O acaso no habían visto sus atuendos?