WINTER MEETINGS

29 equipos de la MLB buscan destronar a Chicago Cubs

Tras ganar las Series Mundiales, los Cachorros tendrán que luchar contra el resto de la competición y ser los primeros en repetir desde los Yankees en el 2000.

El triunfo de los Chicago Cubs en las Series Mundiales es el objetivo del resto de equipo de cara a 2017.

El formato con el que se rige la Major League Baseball, con su maratoniana temporada regular, más las distintas rondas de los playoffs nos ofrece un panorama en el que ganar el título de las Series Mundiales supone un desafío en toda regla y por primera vez desde la offseason de la temporada de 1908 (si es que por entonces había offseason, que seguro que sí), los Chicago Cubs tendrán que soportar la etiqueta de ser el equipo al que hay que derrotar para proclamarte campeón del mundo.

Bendita maldición y que conste que no va con segundas.

Desde ayer domingo por la noche, se han iniciado las Winter Meetings, las reuniones invernales en las que todas las partes implicadas: equipos con el plantel al completo más los agentes y jugadores reúnen entre el 5 y el 8 de diciembre en National Harbor, junto a la orilla del río Potomac.

Como se ha descrito muy acertadamente, es un escenario en el que todo el trabajo que se suele llevar a cabo durante tres semanas en la agencia libre es hecho en apenas tres días.

Este furioso intercambio de ofertas y contraofertas, dimes y diretes es uno de los instantes más divertidos para todos los aficionados al pasatiempo nacional, en el que tu equipo se presenta con una plantilla que tiene unas determinadas necesidades y sale fortalecida, con la confianza por las nubes y dispuesto a todo, incluso a destronar a los Chicago Cubs, que para eso se jugará en 2017.

De todas formas, lo más importante es que todos los interesados no tienen tiempo para reflexionar sobre lo que puede ocurrir. Todo pasa en un verdadero suspiro y eso contrasta con la (errónea) impresión de que en el béisbol todo pasa muy lentamente cuando es todo lo contrario.

El aspecto más llamativo de estas jornadas es que, aunque no se trata del pistoletazo de salida a la agencia libre ya que se han producido fichajes y traspasos en los días y semanas anteriores, sí que se trata del punto de inflexión en este período y viene con las nuevas reglas del juego a las que se tienen que adaptar los equipos, no tanto en el fin de la oferta calificada como la entendemos (la pérdida de una primera ronda del draft para los agentes libres premium), sino el nuevo techo de gasto con el que tienen que jugar los equipos, que pasa de los 189 a los 195 millones.

Aunque Mark Melancon, Carlos Beltrán, Josh Reddick, Brian McCann, Kendrys Morales o Bartolo Colón ya han cambiado de aires, mucho queda por contar, analizar y disfrutar, que es momento para ello porque casi todos los equipos parten con ilusiones renovadas de cara al año que viene.

Sin embargo, lo más crucial de todo este apasionante reunión de GMs, jugadores y los representantes es que no siempre los ganadores de estas Winter Meetings suelen ser los clubes que hacen un mejor papel en la temporada siguiente.

De hecho, es todo lo contrario y es algo que hay que tener muy presente.