NFL

Jordan Reed, la versión Piel Roja del Hombre de Acero

Cuando se habla en esta liga de los tight ends de elite, siempre se habla de los sospechosos comunes, de los Rob Gronkowski y los Jimmy Graham, de los Greg Olsen y los Travis Kelce...

Jordan Reed, la versión Piel Roja del Hombre de Acero

Cuando se habla en esta liga de los tight ends de elite, siempre se habla de los sospechosos comunes, de los Rob Gronkowski y los Jimmy Graham, de los Greg Olsen y los Travis Kelce. Y de alguna u otra forma, Jordan Reed, de los Washington Redskins, sigue volando por debajo del radar de muchos.

Los Dallas Cowboys cometieron ese error y Reed los hizo pagar, para incluir su nombre en ese selecto grupo en el encuentro más visto del año.

Más importante que sus 10 recepciones, sus 95 yardas, o incluso que sus dos touchdowns, fue el hecho de que la mayor parte del daño lo hizo en la segunda mitad, cuando ya sufría de una separación de hombro de tercer grado, producto de un encontronazo con el safety de Dallas, Jeff Heath.

Para poner las cosas en perspectiva, una separación de tercer grado implica desgarre de ligamentos, pero este tipo se mantuvo jugando. Reed se perdió 14 juegos en sus primeras tres temporadas y se ausentó de uno más esta campaña debido a una conmoción. No puedo imaginar qué tipo de lesiones se necesiten para mantener a este hombre fuera del campo.

Ocho de sus 10 atrapadas, incluyendo los dos touchdowns, fueron con el hombro separado. Yo me pego con el borde de la cama y no puedo caminar en dos horas, pero Reed sacó su Superman interno para mantenerse en el juego y producir a un alto nivel.

La buena noticia para Washington es que los Redskins no vuelven a jugar sino hasta el 4 de diciembre. La mala es que tal vez el prolongado descanso no sea suficiente para recuperar a Reed, o al menos no al cien por ciento. Jay Gruden no se atreve a descartarlo para el juego ante los Cardinals ¿Quién lo haría después de lo que demostró el jueves? Pero señaló que todo depende de su rango de movilidad y tolerancia al dolor, que evidentemente es mucha.

En estos momentos, los Skins se aferran con uñas y dientes al último puesto a playoffs en la Conferencia Nacional, y no pueden darse el lujo de perder por poco o mucho tiempo a Reed, quien ha demostrado ser el blanco más confiable de Kirk Cousins con 59 recepciones, mismas que lo colocan como líder de ese departamento entre los tight ends de toda la NFL.

El lugar de Reed en el equipo es claro, la válvula de seguridad de Cousins y la opción más confiable en momentos de apremio en zona roja o tercer down, como lo demuestra el hecho de que no ha dejado caer un solo pase en lo que va de temporada.

El lugar de Reed entre los tight ends de la NFL, también debería quedar claro. Pertenece a la elite.